Pandemia y 'guerra bacteriológica (II)

Autor:Manuel Cobo del Rosal
Páginas:85-87
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 85

Con el virus de la gripe porcina, demonimado A o con cualquier otra sigla, está sucediendo exactamente lo mismo. Ningún organismo científico, medianamente serio, español ha estudiado que se sepa dicho virus ni su génesis ni composición ni sus devastadores efectos para constituirse en una pandemia, pues sin ninguna explicación dijo la asiática representante de la OMS, que después de descabezar miles de pollos en los países asiáticos, la verdad es que no se atrevieron a matar decenas o miles de puercos ni norteamericanos ni europeos. Tendría un coste excesivo quizás: los cerdos valen más que los pollos. En cualquier caso, el negocio de la vacuna derivada del "anís estrellado", es sencillamente monumental. Todavía superior al beneficio obtenido por el petróleo iraquí. Y eso sin disparar un misil, solo poniendo en serio y grave peligro la salud especial-mente neurológica de millones de incautos y asustadizos ciudadanos, candidatos a ser vacunados. No se ha hecho en España y debiera hacerse una amplia convocatoria para que científicos, serios e independientes, microbiólogos, farmacólogos, biólogos, miembros de las Reales Academias de Medicina y de Farmacia, etc. de Facultades de Medicina y de Biología españolas, del CSIC y de institutos de investigación, todos con especialistas sobre el tema analicen, detalladamente, la composición y efectos de la cuestionada vacuna. No. No se ha hecho nada. Se ha puesto en marcha el

Page 86

cochambroso y costoso motor de la Administración pública y se han reunido con los consejeros de las diferentes Comunidades Autónomas que, como tampoco, la Ministra de Sanidad, tienen la menor noción sobre la cuestión, pero no con los que sben del tema, que son los científicos, y precipitadamente se han adoptado medidas, como si de una pandemia se tratara, y eso es lo que está por ver, así como sobre todo la eficacia o no del repedito ("anís estrellado") "tamiflu". En lugar de antes cerciorarse y tocar fondo con la verdad, como general-mente sucede la Administración española ha dado por buena la versión que nos llegaba de USA sin cuestionarla, en los laboratorios, con microscopios excelentes, que según parece ya hay aquí en España, ni tampoco en régimen de consulta con el Instituto Pasteur de París que habría colaborado o seguramente tendrá algo ya avanzado sobre el particular.

Con verdadera superficialidad y ligereza, cuando no palurdismo servilita, se ha conducido la administración, como si de un dogma de fe...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA