Chile: Factoring On Line

Autor:Renato Jijena Leiva
Cargo:Abogado, consultor y académico
Páginas:9
 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Generalidades.

    Nos parece adecuado pensar conceptualmente en los negocios electrónicos como un nuevo mundo social, económico y jurídico, que se materializa mediante redes abiertas o cerradas, entre empresas o entre éstas y los consumidores, al interior de un país o internacionalmente entre diversos Estados.

    Ampliamente, es un conjunto de actividades con finalidad mercantil que se realizan mediante sistemas y redes computacionales, sin que exista contacto físico directo entre quien oferta un bien o un servicio y quien lo demanda.

    En este contexto, uno de los documentos mercantiles y tributario por excelencia es la llamada factura comercial.

    En el plano del comercio tradicional la factura es el documento esencial que respalda la mayoría de las operaciones de comercio, y por ende el de mayor emisión. En el ámbito del intercambio de bienes y servicios, quien los vende o los presta la emitirá para detallar y respaldar los términos del acuerdo comercial, particularmente sobre la naturaleza, calidad o condiciones de los bienes y servicios, sobre el precio de los mismos y sobre la persona del vendedor o prestador, y quien los compra recibirá y aceptará la factura. En caso de controversia, servirá además de medio de prueba sobre la efectividad de haberse realizado, en una época y en condiciones determinadas, una

    transacción comercial, o dicho de otra forma, de la existencia y/o extinción de obligaciones mercantiles.

    De cara al comercio electrónico, y en particular tratándose de relaciones entre proveedores y concentradores, junto con asegurarse la formación válida del consentimiento (oferta y aceptación) en una transacción, serán elementos importantes la posibilidad de realizar también electrónicamente los pagos que sean pertinentes y la de emitirse, recibirse y aceptarse la factura que da cuenta "documentalmente" de la realización de una operación de comercio en los términos y condiciones que ella consigna[1].

    Por su importancia y efectos tributarios es que en el documento se contiene la autorización del Servicio de Impuestos Internos, expresada con el timbre de agua impreso en el original y las copias de la factura.

  2. Factura y compraventa mercantil[2].

    No obstante la regulación administrativa que realizará el SII de Chile respecto de la operatoria del documento tributario factura electrónica, ...de cara al valor legal de las operaciones de factoring, de la prestación de servicios de almacenamiento o del otorgamiento del carácter de Título Ejecutivo a la factura electrónica, se requiere que otras normas legales y generales posibiliten estas operaciones.

    Jurídicamente, nos movemos en las disposiciones tanto del Código de Comercio como del Código Civil -cuyas normas sobre obligaciones y contratos se aplican en forma supletoria-, y en una temática y una figura contractual que es fundamental para la economía de cualquier sociedad, relacionadas con la necesaria circulación de los bienes.

    Tratándose de las compraventas mercantiles es esencial en ellas la estipulación de un precio (artículo 139); se regulan detalladamente los riesgos derivados de la pérdida fortuita de la cosa vendida (por regla general de cargo del comprador o acreedor de la cosa); la tradición o entrega de la cosa vendida se realiza mediante la entrega de la carta de porte o de una factura; y el vendedor -sólo en este ambito de la compraventa mercantil- está obligado legalmente, junto con entregar la cosa vendida, a extender una factura.

    Es el artículo 160 del Código de Comercio el artículo que, en el párrafo del Título II del Libro II sobre las obligaciones del vendedor y del comprador, establece que el comprador tiene derecho a exigir del vendedor que forme y le entregue una factura de las mercaderías vendidas, y que ponga al pié de ellas el recibo del precio total o de la parte que se le hubiere entregado. Agrega el artículo que no reclamándose contra el contenido de la factura dentro de los ocho días siguientes a la entrega de ella se tendrá por irrevocablemente aceptada.

    Su importancia, por ende, "radica en que ella sirve para acreditar no solo la especie y calidad de las mercaderías vendidas, sino además el recibo del precio total o parcialmente pagado". Más detalladamente, un fallo de la Corte Suprema del año 1956 ha dicho: "la factura constituye en sí la prueba preestablecida y el título de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA