Sucesión empresarial 2011

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

1. Concepto y características de la empresa familiar. 1.1. Concepto. 1.2. Elementos. 1.3. Características. 1.4. Tipos. 2. Algunos de los problemas más habituales en las empresas familiares. 2.1. Reglas de actuación. 3. Influencia del régimen económico matrimonial. 3.1. Derecho español. 3.2. Capitulaciones matrimoniales. 3.3. Sociedad de gananciales. 3.4. Disolución. 3.5. Separación de bienes. 3.6.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
1. Concepto y características de la empresa familiar

La Empresa familiar forma parte del panorama económico español desde hace muchísimo tiempo, siglos incluso. Sin embargo no es hasta hace poco que se ha empezado a tener conciencia de su existencia como un ente especialmente significativo, no sólo desde el punto de vista económico sino también social.

1.1. Concepto

Podemos definir la Empresa familiar como aquella empresa de negocios en la que la propiedad de los medios de producción y/o la dirección se encuentran en poder de un conjunto de personas que mantienen entre sí un lazo familiar. El que el capital de estas empresas esté en manos de personas unidas entre si por lazos familiares lleva consigo el que este tipo de empresas tengan una problemática y unos objetivos distintos de los de otras empresas.

1.2. Elementos

Dos elementos forman el concepto que tratamos:

  1. Familia.

  2. Empresa.

La familia es el elemento clave, diferenciador de la empresa familiar, que le otorga unas especiales características, ya que el componente afectivo que existe en la misma es importante. Ello viene dado por el hecho de que normalmente el fundador de la empresa pasa la mayor parte de su vida dedicado al negocio con la finalidad de buscar una mejor calidad de vida para su familia.

El hecho de pasar tantos momentos de su vida en un negocio que lleva, en muchos casos, su propio nombre hace que se produzca una comunión entre familia y empresa. La empresa será en muchas ocasiones el tema principal de debate en la familia y los descendientes del fundador tienen muchas probabilidades de tener unido su futuro profesional a la misma, aunque en ocasiones esta no sea una buena opción.

Ello dará lugar a que con el paso de los años se vaya produciendo una incorporación de los familiares a la empresa ya que la voluntad del fundador es que el negocio continúe dentro del ámbito familiar.

Lo más habitual es que se produzca un traspaso de poder a favor de sus descendientes al cabo de 30 ó 35 años al frente de la empresa, lo cual implica la necesidad de planificar de una forma detallada la sucesión al frente de la misma. Todo ello, sin perjuicio de que pueda optarse por la venta o transmisión de la empresa a terceros. Cualquiera que sea la opción es conveniente siempre acudir a los consejos de los profesionales para que realicen un examen detallado de la situación de la sociedad y pueda planificarse adecuadamente el futuro de la misma.

Actualmente, muchas empresas familiares redactan un protocolo familiar, documento firmado por los socios familiares, que si bien no vincula jurídicamente a los firmantes, si deja plasmadas las ideas que tiene el fundador sobre el futuro de la empresa, y que una vez consensuadas con todos los firmantes se plasman en el citado protocolo.

Empresa. Es aquella unidad económica sometida al mercado, cuyo éxito se mide en términos de beneficio y crecimiento y no en función de lazos emocionales, aunque en el caso de empresas familiares los objetivos económicos vienen en muchos casos supeditados a los emocionales.

1.3. Características

Las características de la Empresa familiar que debemos destacar son las siguientes:

  1. En la empresa familiar no existe una estructura u organización muy estricta. Normalmente el propietario de la misma será quien se encargue de la dirección, lo cual permite que la toma de decisiones se haga de una forma flexible y más humana.

  2. Una gran dedicación y compromiso de los familiares, ya que la empresa familiar se configura como un proyecto común que alcanza a todos de forma directa o indirecta. Consecuencia de todo ellos es que los miembros de la familia acostumbran a tener un conocimiento de las actividades de la sociedad.

  3. La sociedad familiar debe luchar frente a sus competidores de mayor tamaño con otras armas. La principal de ellas es la calidad. Una mayor calidad que pueda compensar un menor volumen de producción, lo cual implicará que se genere un clima de confianza por parte de los consumidores respecto a sus productos o servicios.

  4. Normalmente el capital en este tipo de empresas se encuentra en manos de la familia (ya hemos mencionado que coincide propiedad y dirección), lo cual implica una cierta libertad a la hora de tomar decisiones, ya que no existen terceras personas que tengan intereses directos en la empresa. El hecho de que sea la familia la encargada de tomar las decisiones implica que esto pueda hacerse de forma rápida, ya que en cualquier momento puede tomarse la decisión. Y aún más si tenemos en cuenta que las responsabilidades de cada uno de los miembros suelen estar perfectamente determinadas (aunque en muchos casos la responsabilidad o última palabra la tiene el fundador de la empresa).

  5. El estrecho vínculo entre empresa y familia produce una humanización en su funcionamiento que también repercute en las relaciones con sus empleados no familiares. Ello permite que se produzca un mayor grado de entendimiento entre directivos y trabajadores. La permanencia durante largo tiempo en la empresa es una de las reglas generales, que implicará una reducción en los costes laborales.

  6. La conexión familia-empresa supone que el patrimonio familiar permita responder ante situaciones de crisis de la misma. Todo ello influido por el hecho de que ha existido tradicionalmente una aversión en las empresas familiares españolas hacia el endeudamiento. Ello supone que a la hora de poder encarar proyectos de mayor envergadura la sociedad se vea limitada, cuestión que se agrava por el miedo a que pueda disminuir ese patrimonio familiar.

1.4. Tipos
  1. La empresa de trabajo familiar.

    Los propietarios de la misma tienen voluntad de continuar unidos en la propiedad y existe la intención de que los miembros de la familia trabajen en ella. Ello no significa que no se contraten personas ajenas a la familia, sino que la intención es animar a los miembros de la familia para que se preparen para trabajar en la empresa familiar.

  2. Empresa de dirección familiar.

    En este tipo de empresa familiar los propietarios también tienen voluntad de continuar unidos en la propiedad, pero se distingue del anterior tipo porque la intención es que sólo algunos miembros de la familia, los más capacitados para la dirección, trabajen en la empresa familiar, ocupando cargos en los órganos de dirección o de gobierno.

  3. Empresa familiar de inversión.

    Los miembros de una o varias familias están unidos para hacer inversiones en actividades de negocio, consistiendo su trabajo esencialmente en la adopción de las decisiones de inversión y en el control de las inversiones realizadas. En esta modalidad no hay una clara intencionalidad de participar en la gestión y dirección.

  4. Empresa familiar coyuntural.

    Los miembros de la familia están unidos como propietarios más por circunstancias de herencia que por una elección voluntaria de continuar unidos. Por ello, cuando hay oportunidad de vender su parte o de asociarse con terceros no se rechazan tales opciones.

    Los cuatro tipos o modalidades de empresa familiar descritos no son estáticos, ya que en muchas ocasiones la empresa familiar evoluciona de un tipo a otro (así, por ejemplo, un gran número nacen como empresas de trabajo familiar y evolucionan hacia empresas de dirección familiar o llegan a ser empresas familiares de inversión.

    Finalmente, hay que resaltar que en otras ocasiones nos encontramos con empresas familiares que tienen algunas características de dos o más tipos.

2. Algunos de los problemas más habituales en las empresas familiares

Hemos señalado anteriormente, al definir a la empresa familiar, como aquella en que se conjugan dos elementos muy importantes, como son, por un lado, la familia, dotada inevitablemente de lazos afectivos y emocionales y la empresa, como conjunto de medios económicos sujetos a las leyes y al funcionamiento del mercado. Pues bien, muchos de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA