El sistema económico de la familia

Autor:Elisa Beatriz Beato del Palacio
Cargo del Autor:Profesora Asociada Facultad Derecho Universidad Complutense
Páginas:369-380
RESUMEN

La legislación actual existente en España produce una grave discriminación de la familia frente a las parejas de hecho y a las personas jurídicas, ya que éstas sí cuentan con una regulación específi ca en caso de insolvencia, mientras que las familias carecen de protección legislativa en caso de endeudamiento familiar, a pesar de que la unidad familiar exige un especial tratamiento normativo.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 369

Introducción

El propósito de esta ponencia es el análisis de la obra del Premio Nobel de Economía Friedrich A. Hayek en relación con el sistema eco-

Page 370

nómico de la familia en la actualidad, las necesidades de la familia, y la regulación legal al respecto.

Aunque el autor estudiado no analiza en profundidad en su obra el tema de la familia, podemos destacar abundantes referencias del autor a la importancia de la tradición, de los valores y de la justicia, que podemos poner en clara relación con la institución familiar.

1. Igualdad, valor y mérito

Los factores más importantes a considerar, según Hayek, en conexión con la igualdad, el valor y el mérito, son la familia, la herencia y la educación1. Precisamente las críticas se dirigen contra la desigualdad que producen, aunque no sean los únicos factores importantes del medio que nos rodea. En lo que a la familia se refiere, existe un curioso contraste, que pone de relieve Hayek, entre la estima que la mayoría de los humanos profesa por la institución y la aversión al hecho de que el nacimiento en el seno de una determinada familia confiera ventajas especiales a la persona.

Para el autor, resulta difícil entender por qué razón la misma útil cualidad que es bien recibida cuando resulta de las dotes naturales de una persona, se convierte en menos valiosa cuando deriva de circunstancias tales como padres inteligentes o el pertenecer a una familia de buena posición. El valor que la mayoría de la gente concede a la institución de la familia descansa en la creencia de que, como regla general, los padres pueden hacer más que ningún otro en la preparación de sus hijos para una vida satisfactoria.

Hay porciones de la herencia cultural de una sociedad que, según Hayek, son las más efectivamente transmitidas a través de la familia. Sería irracional negar que la sociedad probablemente obtendrá una élite mejor si la ascensión no se limita a una generación, si los individuos no son deliberadamente obligados a partir del mismo nivel y si los niños son privados de la posibilidad de beneficiarse de la mejor educación y ambiente material que sus padres sean capaces de suministrarles.

Page 371

Admitir esto es reconocer pura y simplemente que la pertenencia a una particular familia es parte de la personalidad individual, que la sociedad se forma tanto con las familias como con los individuos y que la transmisión hereditaria de la civilización dentro de la familia es una herramienta tan importante en los esfuerzos del hombre hacia las cosas mejores como la herencia o los atributos físicos beneficiosos.

2. Familia y herencia

Muchos que están de acuerdo en que la familia es deseable como instrumento para la transmisión de la moral, la educación, los gustos y el conocimiento, siguen poniendo, según el autor, en tela de juicio la conveniencia de la transmisión del patrimonio. Sin embargo, poca duda puede caber de que para posibilitar la primera, es esencial cierta continuidad en los patrones de las formas externas de vida, y que esto se obtiene no sólo con la transmisión de las ventajas inmateriales, sino también con la de las materiales.

Desde luego, no implica ningún gran mérito, ni ninguna gran injusticia, tal circunstancia de que algunos nazcan de padres ricos, como tampoco el que otros nazcan de padres inteligentes o virtuosos. Tan ventajoso es para la comunidad que al menos algunos niños puedan iniciar su carrera en la vida con las ventajas que sólo las casas ricas pueden ofrecer, en determinados momentos, como que otras criaturas hereden gran inteligencia o reciban mejor educación en sus hogares. La función familiar de transmitir patrones y tradiciones está íntimamente ligada a la posibilidad de transmitir bienes materiales.

3. El interés general, los bienes colectivos y la familia

En su obra "Derecho, Legislación y Libertad"2, Hayek analiza el interés general y los bienes colectivos, en relación con el bienestar general

Page 372

y los fines particulares, y señala al respecto que existe un elemento del bienestar general que son los bienes colectivos, que son servicios que solo pueden prestarse a todos los miembros de diversos grupos.

Según Hayek, aunque la existencia de un aparato capaz de satisfacer dichas necesidades colectivas redunda claramente en el interés general, eso no significa que vaya en interés de la sociedad en su conjunto, que se satisfagan todos y cada uno de los intereses colectivos. Afirma el autor que a menudo se sugiere, de forma errónea, que todos los intereses colectivos son intereses generales de la sociedad, pero en muchos casos la satisfacción de los intereses colectivos de algunos grupos puede ir decididamente en contra de los intereses generales de la sociedad, y en este sentido consideramos que también van en contra de la familia en la actualidad.

4. Bienestar general, fines particulares e insolvencia familiar

Destaca el autor que la actividad gubernamental de servicio a las necesidades de grupos particulares ha adquirido en tiempos modernos tanta prominencia como resultado del hecho de que de dichos servicios particulares es de lo que principalmente se ocupan políticos y funcionarios, y de que es a través de su provisión como los políticos pueden ganarse el apoyo de sus electorados. Los gobiernos tienen más probabilidades de servir al interés público, pero obviamente sería pervertir ese ideal definir el interés general como aquello que pudiese desear la mayoría.

Proveer bienes colectivos a grupos particulares rara vez redunda en interés general de la sociedad, ya que a menudo constituyen un bien colectivo para todos los miembros de un determinado sector, pero sin redundar en el interés general, e incluso llegando a perjudicar claramente a la institución familiar, a pesar de ser la base de nuestra sociedad.

En este sentido podemos destacar en la actualidad, la difícil situación en la que se encuentra la familia, a causa de la crisis económica que sufre España, y que ha causado la insolvencia y el endeudamiento de la familia, situación que no ha sido resuelta por la legislación actual, que no ampara a la familia sino...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA