Perfiles de víctima y victimario

Autor:David Lorenzo Morillas Fernández - Rosa María Patró Hernández - Marta María Aguilar Cárceles
Cargo del Autor:Profesor Titular de Derecho Penal y Criminología,Universidad de Murcia - Profesora Asociada de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico,Universidad de Murcia - Profesora del Departamento de Historia Jurídica y de Ciencias Penales y Criminológicas, Universidad de Murcia
Páginas:549-551
 
EXTRACTO GRATUITO
Victimología: Un estudio sobre la víctima y los procesos de victimización 549
ca. Ahora bien, si semejantes variable se interrelaciona con el sexo
de la víctima pueden alcanzarse las siguientes conclusiones: i) no
existe una diferencia de género en el maltrato físico; ii) las mujeres
son más proclives a los maltratos psicológicos, económicos y sexua-
les; y iii) los varones son victimizados en cotas superiores en los su-
puestos de negligencia170.
II. PERFILES DE VÍCTIMA Y VICTIMARIO
Al igual que acontece en cualquier tipología delictiva, resulta
muy arriesgado establecer, de inicio, un perfil de víctima y victima-
rio, máxime porque muchas veces se confunde la propia naturaleza
del perfil en el sentido de creer que esas son las únicas característi-
cas concurrentes en la tipología ilícita cuando esto no es así sino que
engloba algunos parámetros muy repetidos en la práctica bien en la
víctima o en el victimario. Con esto, lo que quiero resaltar, es que al
establecer un perfil se presentan las características más repetidas en
la práctica las cuales no necesariamente deben observarse en una si-
tuación puntual de maltrato pues un riesgo similar a ser victimizado
puede presentar un varón de sesenta y cinco años como una mujer
de setenta, lo que aumenta esa probabilidad son los factores de ries-
go que se enunciarán en el epígrafe siguiente. El perfil lo único que
hace es compilar los factores más observados en una muestra repre-
sentativa de sujetos.
De acuerdo con lo anterior, una vez revisadas las aportaciones
doctrinales e investigaciones realizadas al efecto pueden establecer-
se una serie de caracteres o notas comunes que normalmente reúnen
ambos sujetos.
En cuanto a la víctima, el maltrato al anciano, se asocia mayori-
tariamente con mujeres de más de setenta y cuatro años, quizás, en-
tre otros motivos, porque su esperanza de vida es superior a los varo-
170 Según la investigación llevada a cabo por Iborra Marmolejo, las tasas de
victimización resultantes serían las siguientes:
- Maltrato físico: 50% hombres y mujeres.
- Maltrato psicológico: 85,7% mujeres y 14,3% hombres.
- Negligencia: 42,9% mujeres frente al 57,1% hombres.
- Abuso económico: 75% mujeres y 25% hombres.
- Abuso sexual: 100% mujeres.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA