De la ocupación

Autor:Manuel Albaladejo, A. Fernando Pantaleón
 
EXTRACTO GRATUITO

DE LA OCUPACIÓN *

Introducción: precisiones terminológicas

Para designar la cosa que no tiene propietario, emplearé la expresión «res nullius/cosa sin dueño». Una cosa puede ser «sin dueño» porque no lo ha tenido nunca (res nullius en sentido estricto) o porque el dueño que tenía la ha derelinquido o abandonado: res derelicta/cosa abandonada.

Llamaré «cosa de dueño inhallable» a aquella que, aun teniendo un propietario, es ya absolutamente imposible que el mismo pueda presentarse y probar su dominio.

Para designar conjuntamente a las dos categorías anteriores, utilizaré la expresión «cosa carente de dueño» o «cosa que el Ordenamiento considera carente de dueño».

Correlativamente, llamaré «cosa no-carente de dueño» a aquella que tiene un propietario que puede presentarse y probar su dominio. Esta categoría se subdividirá en dos: cosas poseídas y cosas perdidas, según que la cosa «no-carente de dueño» esté o no en posesión de alguien.

Utilizaré las expresiones «cosa aparentemente sin dueño», «cosa aparentemente abandonada», «cosa de dueño aparentemente inhallable», «cosa aparentemente poseída» y «cosa aparentemente perdida» para designar respectivamente a aquella cosa que no es realmente «sin dueño»/«abandona-da»/«de dueño inhallable»/«poseída»/«perdida»; pero respecto de la que, por su naturaleza, características o circunstancias en que se encuentra, puede razonablemente presumirse que no tiene propietario o que ha sido abandonada por el que tenía; o que, teniendo propietario, es ya imposible que pueda presentarse o probar su dominio; o que tiene un propietario que puede probar su dominio y que se encuentra poseída; o que, si bien tiene un propietario que puede probar su dominio, se encuentra vacante de posesión(1).

De lo dicho anteriormente se deduce con claridad que puede haber, por ejemplo: cosas abandonadas aparentemente perdidas (2), cosas perdidas aparentemente abandonadas (3), cosas poseídas aparentemente perdidas (4), cosas perdidas de dueño aparentemente inhallable (5), cosas de dueño inhallable aparentemente poseídas (6), etc.

-----------------------------------------------------------

* BIBLIOGRAFÍA:

Albaladejo, Derecho civil(5), III-1, Barcelona, 1983, págs. 316 y ss.

Albano, en Pescatore/Albano/Greco, «Della proprietá», en Comentario del codice civile U. T. E. T., IIM, Torino, 1968, págs. 468 y ss.

Alvarez Alvarez, «La Dama de Baza», en Revista de Derecho Privado, 1976, páginas 569 y ss.

Andrade Pires de Lima y Antunes Varela, Código civil anotado2, III, Coimbra, 1984, páginas 120 y ss.

Arias Ramos, Derecho romano12 (rev. por Arias Bonet), Madrid, 1972, págs. 234 y ss. y 241 y s.

Azara, «Tesoro», en Novissimo Digesto Italiano, XIX, Torino, 1968, págs. 235 y ss.

Barassi (a), La proprietá del muovo codice civile2, Milano, 1943, págs. 369 y ss.

Barassi (b), Proprietá e comproprietá, Milano, 1951, págs. 197 y ss.

Barbero, Sistema de diritto privato italiano*, I, Torino, 1965, págs. 762 y ss.

Bassenge, en Palandt B. G. B.(42) München, 1983, §§ 958 y ss.

Battista, «Occupazione», en Digesto Italiano, XVII, Torino, 1904, págs. 21 y ss.

Baudry-Lacantinerie y Wahl, Trattato di diritto civile. Delle successioni, I (trad. it. al cuidado de Bonfante, Pacchioni y Sraffa), Milano, s. d., nn. 7 y ss.

Baur, Lehrbuch des Sachenrechts (11) München, 1981, § 27, VI, y § 53, y g.

Beltrán Ballester, El hurto de hallazgo, Valencia, 1979.

Berg, en Staudingers Kommentar zum B. G. B. (10/11), III-1, Berlín, 1956, §§ 958 y ss.

Biermann, Das Sachenrecht des B. G. B. (3), Berlín, 1914, §§ 958 y ss.

Bonfante (a), «La vera data di un testo di Calpurnio Siculo e il concetto romano del tesoro», en Mélanges Girard, I, París, 1912, págs. 123 y ss.; reproducido en el t. II de sus Scritti giuridici varii, Milano, 1918, págs. 904 y ss., por donde citaremos.

Bonfante (b), Corso di diritto romano, II, Roma, 1928, págs. 54 y ss. y 95 y ss.

Borrachero, «El animus en la ocupación», en Revista de Derecho Privado, 1957, páginas 1063 y ss.

Bragado Calvo, El hallazgo, Madrid, 1957.

Brinz, Lerhbuch des Pandekten (2) I, Erlangen, 1873, § 148.

Brodmann, en Plancks Kommentar zum B. G. B.5, III-1, Berlín-Leipzig, 1933, §§ 958 y siguientes.

Brugi, Della proprietá, II, en Trattato di diritto civile (dir. por Fiore y Bruggi), Napoli-Torino, 1923, págs. 395 y ss.

Buccisano (a), L'invenzione di cose perdutte, Milano, 1963.

Buccisano (b), «Invenzione (Diritto privato)», en Enciclopedia del Diritto, XXII, Varese, 1972, págs. 643 y ss.

De Buen (a), «Tesoro oculto», en Enciclopedia Jurídica Española Seix, XXIX, Barcelona, 1910, págs. 682 y ss.

De Buen (b), Notas a la obra de Colín y Capitant que se cita más adelante.

Burgos, «Ocupación de automóviles», en Anuario de Derecho Civil, 1966, págs. 437 y siguientes.

Butera (a), «Tesoro», en Digesto Italiano, XXIII, Torino, 1914, págs. 960 y ss.

Butera (b), Il codice civile italiano. Libro della proprietá, I, Torino, 1941, págs. 239 y siguientes.

Candían, «Appropiazione di tesoro», en Foro Italiano, I, 1912...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA