Derecho procesal del trabajo (recensión).

Autor:Icíar Alzaga Ruiz
Páginas:263-264
RESUMEN

Recensión de: Derecho Procesal del Trabajo Manuel Alonso Olea, César Miñambres Puig y Rosa Mª Alonso García 11ª Edición, Civitas Madrid, 2001

 
CONTENIDO

Recensiones «DERECHO PROCESAL DEL TRABAJO» MANUEL ALONSO OLEA, CÉSAR MIÑAMBRES PUIG y ROSA Mª ALONSO GARCÍA 11ª Edición, Civitas Madrid, 2001 La obra Derecho Procesal del Trabajo de los Profesores ALONSO OLEA, MIÑAM BRES PUIG Y ALONSO GARCÍA, en su últi ma edición, presenta una perfecta conjunción entre una estructura temática que, de acuer do con la finalidad didáctica de la obra, se sis tematiza con precisión y claridad y, una actualización de sus contenidos que se realiza incorporando a los mismos las recientes y nu merosas modificaciones introducidas por la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, de Concilia ción de la Vida Familiar y Laboral en el Tra bajo y, más recientemente, por la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. La estructura de la obra se articula en seis grandes bloques temáticos que atienden, res pectivamente, a a) La jurisdicción, partes, ob jeto y actos. En esta primera parte los autores nos adentran, con una metodología impecable, en la noción de proceso de trabajo, para profundizar seguidamente en los órga nos jurisdiccionales de trabajo, la extensión y límites de la jurisdicción social, la competen cia, la capacidad y legitimación de las partes, la pretensión procesal y los actos procesales; b) Los procedimientos y procesos previos. Se realiza un minucioso estudio de los mismos con especial detenimiento en la conciliación preprocesal, la reclamación administrativa previa a la vía judicial, las diligencias preli minares y los procesos de aseguramiento; c) Proceso ordinario; d) Procesos especiales, con el análisis, entre otros, de los procesos de des pido, la reclamación contra el Estado por de mora, los procesos de vacaciones o el proceso sobre permisos por lactancia y reducción de jornada por motivos; e) Los recursos; y, por úl timo, f) La ejecución de sentencias. Sobre dicha estructura que, en general mantiene las líneas apuntadas en las edicio nes anteriores, se ha producido la actualiza ción de algunos de sus contenidos a la luz de las novedades introducidas tanto por la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral en el Trabajo, como por la Ley 1/2000, de 7 de enero, de En juiciamiento Civil. Los autores logran pre sentar al estudioso del Derecho del Trabajo una versión integrada del actual Derecho Procesal del Trabajo; versión que lejos de li mitarse a una mera remisión a la Ley de En juiciamiento Civil, incorpora cuidadosamente las modificaciones derivadas de esta última a lo largo del libro, tarea, sin lugar a dudas, ar dua, pero de una utilidad excepcional. Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil es preciso y, así lo ha cen los autores, replantear diversas cuestio nes, como, entre otras, las de la sumisión ---que no cabe ni expresa ni tácita, no obstan te estar admitidas ambas para pleitos civiles por la LEC--- y la de la inhibitoria ---que al haber desaparecido en la LEC, desaparecen con ella las reglas procesales que para los procesos especiales contenía el art. 14.b) LPL, quedando éste derogado---. Los autores se refieren también a la nueva inclusión del que ellos denominan «recurso de subsanación», mediante el cual el Juez puede 263 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 28 subsanar las omisiones o defectos de que pue den adolecer las sentencias y los autos y que sea necesario remediar para llevarlos a efecto plenamente. Asimismo, se analiza la nueva facultad de que dispone el Juez para, a solici tud escrita de parte y en el plazo de cinco días desde la notificación de la resolución, dictar auto por el que resolverá completar la sen tencia o auto con el pronunciamiento omitido o, por el contrario, no haber lugar a comple tarla. Destaca el exhaustivo análisis que de las diferencias entre la regulación contenida en la LPL y en la LEC en materia de procesos impugnatorios, se realiza. No existe, en el proceso social, el recurso extraordinario por infracción procesal, creado por la LEC, por lo que de las infracciones procesales y de la vul neración de los derechos fundamentales se conoce en lo social a través de los recursos de suplicación o de casación. Se modifican tam bién los motivos en base a los cuales las sen tencias recurribles pueden ser impugnadas en casación. La apreciación errónea de la prueba o error de hecho desaparece en la LEC y se conserva con grandes restricciones en la LPL, al ser aplicable exclusivamente a los su puestos de prueba documental, a la equivoca ción demostrable por «los documentos que obren en autos [...] sin resultar contradichos por otros elementos probatorios». Otra dife rencia se aprecia en el escrito de preparación del recurso de casación, en la medida en que a diferencia de la LEC que establece que el escrito de preparación debe indicar la infrac ción legal que se considera cometida o las sentencias que pongan de manifiesto juris prudencia contradictoria, la LPL no establece contenido alguno especial para el escrito de preparación, por lo que será suficiente que en éste se exprese la voluntad de recurrir pi diendo que se tenga por preparado el recurso. Especial mención merece el completo ma nejo que los autores hacen del dato jurispru dencial a lo largo de toda la obra. No sólo citan y estudian las sentencias de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dictadas en unificación de doctrina, incluyéndose sus más recientes pronunciamientos, sino que también recogen las de las demás Salas del Tribunal Supremo, las del Tribunal Constitu cional y las de diversos Tribunales Superiores de Justicia. Esta atención a la jurisprudencia permite al lector un conocimiento exacto de la interpretación que de la normativa han he cho nuestros Tribunales, pues ésta ha de apli carse a hechos concretos y, en esa concreción, juegan un papel fundamental los pronuncia mientos de los Tribunales. Todo ello hace que la obra Derecho Proce sal del Trabajo de los Profesores ALONSO OLEA, MIÑAMBRES Y ALONSO GARCÍA se constituya, nuevamente, en un valioso ins trumento para el conocimiento y el análisis de una materia recientemente reformada. Los estudiosos del Derecho del Trabajo he mos de felicitarnos, sin duda, por poder dis poner de una obra tan sólida y completa, que resulta una guía indispensable para quienes se aproximen al Derecho Procesal del Traba jo. ICÍAR ALZAGA RUIZ 264 RECENSIONES REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 28