Concepto e historia de las relaciones de trabajo

Autor:Miguel Ángel Chamocho Cantudo - Isabel Ramos Vázquez
Páginas:19-33
 
EXTRACTO GRATUITO
19
Capítulo 1
Concepto e historia de las
relaciones de trabajo
I. CONCEPTOS PREVIOS: NACIMIENTO Y EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO
DE TRABAJO Y DE LAS RELACIONES QUE DE ÉL SE DERIVAN
Si partimos de la consideración de que el individuo para subsistir, en cualquier cla-
se y condición de vida, debe alimentarse y vestirse, debemos comprender que desde
siempre el individuo ha debido realizar una actividad física o intelectual que le permita
obtener recursos –generalmente económicos– para lograr esas necesidades primarias y
básicas. Esta satisfacción de necesidades, ya sean propias o ajenas, como eje vertebrador
del trabajo, se encuentra históricamente sometida a leyes sociales, lo que nos permitiría
afirmar que sólo puede existir actividad de trabajo dentro de un entorno o medio social.
El trabajo es, por tanto, en sí mismo, tan antiguo como el propio individuo, acom-
paña a éste desde que se desenvuelve, bien sea individualmente, bien sea en grupo social
o en comunidad. El individuo necesita trabajar, bien por cuenta propia, bien por cuenta
ajena, para generar una riqueza que le permita subsistir.
El trabajo es, en suma, una actividad fundamentalmente socio-económica que vin-
cula al individuo de una forma particular con las cosas, con las personas, con la sociedad.
Esta vinculación da lugar a una relación laboral en la medida en que se interrelacionan
necesidades objetivas, por un lado, la persona que aporta la cualidad del trabajo –la que
trabaja, el obrero, el trabajador– y de otro, la persona que aporta los elementos básicos
para que el trabajo pueda desempeñarse, el capital para el desarrollo del proceso produc-
tivo –capitalista, propietario, terrateniente, empleador, empresario, patrono–.
El trabajo es, por lo tanto, base y objeto de la relación laboral. Una relación laboral
que vincula al que emplea, que puede ser tanto persona física como jurídica, con el emplea-
do o trabajador, que también puede ser una persona física o jurídica, aunque prevalezca la
primera sobre la segunda. Así por relaciones laborales podemos sintetizar al conjunto de
prácticas y reglas que estructuran las relaciones entre los empleadores, los empleados y el
Estado en diferentes ámbitos: empresa (fábrica, industria), rama de la actividad (minería,
gremiales, acerería), un territorio determinado o la economía en general.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA