Apertura de la sucesión : vocación y delación

Autor:Francisco Lledó Yagüe - Óscar Monje Balmaseda - Ana Isabel Herrán Ortiz - Ainhoa Gutiérrez Barrenengoa - Andrés Urrutia Badiola
Páginas:39-40
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 39

Desde un punto de vista teórico, en el Derecho de Sucesiones se pueden distinguir entre el momento de apertura de sucesión, la vocación y delación de la herencia.

La apertura de la sucesión: Esta fase se inicia en el momento mismo de la muerte de una persona, tal y como resulta de lo dispuesto en el art. 657 Cc. El momento de la muerte tiene relevancia : a) para calificar la capacidad del posible heredero o legatario (art. 758.1º Cc); b) para determinar el momento en el que tiene que sobrevivir el here-dero voluntario del causante para transmitir algún derecho a sus herederos (art. 766 Cc).

La vocación de la herencia: La vocación es un llamamiento potencial que se realiza a favor de todos los posibles sucesores de una persona. Si el llamamiento es testamentario, tienen vocación todos los llamados en el testamento (por ejemplo, si el testador instituye como herederos a (A y B); y además a (C) bajo condición suspensiva, la vocación la reciben todos los llamados sin exclusión, tanto los instituidos herederos sin condición (A y B) como el heredero bajo condición, (C)). Si el llamamiento es abintestato tienen vocación todos los posibles herederos abintestato del causante, sin perjuicio del orden establecido en la ley para suceder al causante (por ejemplo, si una persona fallece sin testamento dejando descendientes, ascendientes y

Page 40

parientes en línea colateral dentro del cuarto grado, todos ellos reciben la vocación con independencia de la preferencia del orden legal para suceder.) Lo importante de la vocación es que el llamamiento no es efectivo, es decir, no hay ofrecimiento de la herencia.

La delación de la herencia: La delación consiste en el ofrecimiento de la herencia a alguno o algunos de los posibles sucesores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA