Videoconferencia: implantación del sistema de videoconferencia en la práctica de diligencias procesales penales

Autor:Raquel Ramos Vallés
Cargo:Abogada del Estado en el Gabinete de Estudios de la Abogacía General del Estado.
Páginas:292-302
RESUMEN

Informe emitido con relación a la cobertura legal existente en la actualidad para que la videoconferencia pueda ser utilizada en la realización de diligencias procesales penales y, en su caso, las reformas legales que serían necesarias.

 
EXTRACTO GRATUITO

    Informe elaborado el 14 de mayo de 2001 por doña Raquel Ramos Vallés, Abogada del Estado en el Gabinete de Estudios de la Abogacía General del Estado.

Page 292

1. Cobertura legal existente al respecto. La consulta formulada se refiere, en primer lugar, a la cobertura legal existente en la actualidad para utilizar el sistema de videoconferencia en las diligencias procesales penales. Ello aconseja analizar varios textos normativos:

  1. En primer lugar procede analizar las previsiones que la Ley Orgánica del Poder Judicial pueda contener al respecto y que, por el carácter general de esta norma, de aplicación directa a todos los ordenes jurisdiccionales, se considera de suma trascendencia.

    El artículo 219 de la citada LOPJ dispone en su párrafo primero que ´las actuaciones judiciales serán predominantemente orales, sobre todo en materia criminal, sin perjuicio de su documentaciónª, añadiendo el párrafo segundo que ´las declaraciones, confesiones en juicio, testimonios, careos, exploraciones, informes, ratificaciones de los periciales y vistas se llevarán a efecto ante el Juez o Tribunal con presencia o intervención, en su caso, de las partes y audiencia pública, salvo lo dispuesto en la Leyª.

    Especialmente relevante se considera el artículo 230, que en sus dos primeros párrafos dispone lo siguiente: ´1. Los Juzgados y Tribunales podrán utilizar cualesquiera medios técnicos, electrónicos, informáticos y telemáticos para el desarrollo de su actividad y ejercicio de sus funciones, con las limitaciones que a la utilización de tales medios establece la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre (derogada y sustituida por la Ley 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal) y las demás leyes que resulten de aplicación.

    1. Los documentos emitidos por los medios anteriores, cualquiera que sea su soporte, gozarán de la validez y eficacia de un documento ori- Page 293ginal siempre que quede garantizada su autenticidad, integridad, y el cumplimiento de los requisitos exigidos por las Leyes procesalesª.

    Se refieren los párrafos 3, 4 y 5 a aspectos derivados del empleo de técnicas informáticas que, como tales, no vienen al caso y no se considera necesario transcribir.

    En consecuencia, y de conformidad con lo dispuesto en los citados preceptos, la Ley Orgánica del Poder Judicial consagra el principio de oralidad de las actuaciones judiciales en general y de las penales muy especialmente, exigiendo que determinadas actuaciones se desarrollen necesariamente en presencia judicial; y admite, también con carácter general, que las actividades y funciones de los órganos jurisdiccionales sean desarrolladas a través de medios técnicos, electrónicos, informáticos y telemáticos, con las limitaciones que las leyes en vigor imponen al efecto.

  2. En segundo lugar conviene analizar las previsiones que en relación a la materia objeto de consulta pueda contener la Ley de Enjuiciamiento Civil de 7 de enero de 2000, dado su carácter supletorio, reconocido en el artículo 4, a cuyo tenor, ´En defecto de disposiciones en las leyes que regulan los procesos penales, contencioso-administrativos, laborales y militares, serán de aplicación, a todos ellos, los preceptos de la presente Leyª.

    Pues bien, la regulación contenida en la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil se refiere al posible uso de medios electrónicos, informáticos y similares en tres aspectos distintos:

    a) Como medio de documentación de las actuaciones procesales.

    Tras disponer el artículo 146.1 que ´las actuaciones procesales que no consistan en escritos y documentos se documentarán por medio de actas, diligencias y notasª, dispone el artículo 147 que ´las actuaciones orales en vistas y comparecencias se registrarán en soporte apto para la grabación y reproducción del sonido y de la imagen.

    La grabación se efectuará bajo la fe del Secretario Judicial, a quien corresponderá la custodia de las cintas, discos o dispositivos en los que la grabación se hubiere efectuadoª.

    Se alude en los anteriores artículos a la exigencia impuesta en la nueva Ley rituaria de proceder a la grabación de las vistas y actuaciones judiciales orales, mediante aparatos y sistemas adecuados a tales fines.

    b) Como medio para realizar los actos de comunicación.

    El artículo 162 de la LEC dispone que ´1. Cuando los juzgados y tribunales y las partes o destinatarios de los actos de comunicación dispusiesen de medios electrónicos, telemáticos, infotelecomunicaciones o de otra clase semejante, que permitan el envío y la recepción de escritos y do- Page 294cumentos, de forma tal que esté garantizada la autenticidad de la comunicación y de su contenido y quede constancia fehaciente de la remisión y recepción íntegras y del momento en que se hicieron, los actos de comunicación podrán efectuarse por aquellos medios, con el acuse de recibo que proceda.

    Las partes y los profesionales que intervengan en el proceso deberán comunicar al tribunal el hecho de disponer de los medios antes indicados y su dirección.

    Asimismo se constituirá en el Ministerio de Justicia un Registro accesible electrónicamente de los medios indicados y las direcciones correspondientes a los organismos públicos.

    1. Cuando la autenticidad de las resoluciones, documentos, dictámenes o informes presentados o transmitidos por los medios a que se refiere el apartado anterior sólo pudiera ser reconocida o verificada mediante su examen directo o por otros procedimientos, aquéllos habrán de aportarse o transmitirse a las partes e interesados de modo adecuado a dichos procedimientos o en la forma prevista en los artículos anteriores, con observancia de los requisitos de tiempo y lugar que la ley señale para cada casoª.

    En esta ocasión la Ley regula el empleo de medios técnicos en lo que se refiere a los actos de comunicación, enumerados en el artículo 149 como notificaciones, citaciones, emplazamientos, oficios, mandamientos, requerimientos y oficios.

    c) Como medio de prueba.

    El artículo 299 de la LEC, tras enumerar en su apartado primero los medios de prueba admisibles en juicio, añade que ´también se admitirán, conforme a lo dispuesto en esta Ley, los medios de reproducción de la palabra, el sonido y la imagen, así como los instrumentos que permiten archivar y conocer o reproducir palabras, datos, cifras y operaciones matemáticas llevadas a cabo con fines contables o de otra clase, relevantes para el procesoª.

    El valor probatorio de estos instrumentos de filmación, grabación y semejantes se concreta en el artículo 382, regulando el artículo 383 la extensión de acta de reproducción de los actos captados mediante este tipo de instrumentos así como su custodia, y el artículo 384 el régimen jurídico de los instrumentos que permiten archivar, conocer o reproducir datos relevantes para el proceso y que hayan sido admitidos como prueba.

    Por lo demás, otros preceptos de la Ley de Enjuiciamiento Civil que pueden resultar de interés serían los siguientes:

    - El artículo 137, que exige la presencia judicial en declaraciones, pruebas y vistas, so pena de nulidad de pleno derecho de las correspondientes actuaciones. Su apartado primero dispone que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA