Los protagonistas de la prestación de servicios sanitarios: el paciente como usuario y el profesional como prestatario

Autor:Dr. Federico Adan Domenech
Cargo:Profesor Agregado de Derecho Procesal, acreditado como Catedrático de la Universidad Rovira i Virgili
Páginas:1-2
 
EXTRACTO GRATUITO

La especial naturaleza de la profesión de los facultativos sanitarios, concretada en el tratamiento de seres humanos, que acuden al personal médico para la curación de una concreta patología, genera un alto grado de responsabilidad y diligencia en cuanto a la actuación del profesional, pues la corrección o incorrección, culposa o negligente, en su actividad, puede ser la línea fronteriza entre la sanación o el origen de secuelas o, incluso, la muerte de una determinada persona.

Esta trascendencia vital en las consecuencias de su actuación, genera una especial sensibilidad en los pacientes y una mayor regulación y protección de sus derechos, que se convierten en obligaciones respecto de los prestadores de servicios sanitarios. Así, con independencia de las responsabilidades estatutarias y deontológicas establecidas por los colegios profesionales, esta sensibilidad se ha traducido en los últimos años, en un incremento exponencial de los procesos incoados contra los facultativos sanitarios, tanto de naturaleza civil –por exigencia de una responsabilidad pecuniaria-, como penal –para la inculpación delictiva, acumulada o no, en función del artículo 100 Lecrim, a la pertinente acción patrimonial-.

En estos procesos, el elemento fundamental que demostrará la corrección o la negligencia en la actuación del personal sanitario se concreta en el historial clínico, documento en que se plasmarán no solo las actuaciones sanitarias, sino también las valoraciones de los facultativos, por lo que su conocimiento y posesión, por el paciente, se erige como un derecho fundamental para garantizar su tutela judicial efectiva. La importancia de este historial clínico requiere del cumplimiento de una serie exigencias en cuanto a su cumplimentación, conservación y titularidad, reguladas normativamente. El incumplimiento de estas exigencias, no solo genera responsabilidad en el facultativo y en el centro asistencial, sino que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA