Las orientaciones y planes de Europa i-2010

Autor:Jesús Galván Ruiz - Pedro García López
Páginas:279-297
RESUMEN

8.1. Revisión de la Estrategia de Lisboa - 8.2. Los Objetivos de i-2010 - 8.3. La metodología - 8.4. Plan de acción sobre Administración electrónica i-2010:Acelerar la Administración electrónica en Europa en beneficio de todos - 8.5. e-Government o la Administración electrónica - 8.5.1. Las conferencias ministeriales de e-Government - 8.5.2. Los programas del Plan de acción sobre Administración... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 279

Trascurridos cinco años de la Estrategia de Lisboa, tal como se expuso en el capítulo 6, la Comisión Europea decidió hacer un balance de los resultados obtenidos por la aplicación de las distintas actuaciones realizadas hasta ese momento. Comprobó que la economía europea no había alcanzado los resultados previstos en materia de crecimiento, de productividad y de empleo. La creación de empleo se había ralentizado y las inversiones en investigación y desarrollo eran insuficientes en comparación con los objetivos que se fijaron. Si se quería que Europa fuera el primer referente mundial era necesario revisar la Estrategia de Lisboa.

Para realizar la revisión, la Comisión se basó en el informe del grupo de alto nivel "Hacer frente al desafío: la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo233", de noviembre de 2004 que fue encargada por el Consejo Europeo de marzo de 2004234. Las conclusiones del informe pusieron de manifiesto una situación extremadamente crítica y se lamentaba la ausencia de acciones políticas comprometidas, así como la incapacidad de completar el mercado interior de bienes y de crear el de servicios. El informe criticó, asimismo, la existencia de una agenda de trabajo sobrecargada, una coordinación deficiente y prioridades incompatibles.

El Consejo de la Unión Europea235, en su reunión de noviembre de 2004 mandató a la Comisión para que presentara antes de finales de enero de 2005 las propuestas necesarias para hacer frente a los nuevos desafíos señalados en el Informe del grupo de alto nivel.

8.1. Revisión de la Estrategia de Lisboa

La Comisión, por medio de su Presidente, presentó la Comunicación "Trabajando juntos por el crecimiento y el empleo. Relanzamiento de la estrategia de Lisboa236", al Consejo Europeo de Primavera de 2005. En esta Comunicación, la Comisión decidió no centrar la atención en los objetivos cifrados sino en las acciones que deberían llevarse a cabo. La fecha de 2010 y los objetivos relacionados con las diversas tasas de empleo ya no se consideran prioritarios. En este contexto, la Comunicación se presenta como una reactivación de las prioridades políticas, particularmente en materia de crecimiento y de empleo.

Para lograr mayor crecimiento, los Estados miembros deberán concentrar sus esfuerzos en las reformas acordadas en el marco de la Estrategia de Lisboa y aplicar políticas macroeconómicas orientadas hacia la estabilidad y políticas presupuestarias sanas. En este sentido, es indispensable imprimir un nuevo impulso a la Estrategia de Lisboa para lo que se tomarán dos tipos de medidas:

· Hacer que la Unión Europea sea más atractiva para los inversores y los trabajadores:

- desarrollando el mercado interior,

- mejorando las reglamentaciones europeas y nacionales,

- garantizando mercados abiertos y competitivos tanto dentro como fuera de Europa

- ampliando y mejorando las infraestructuras europeas.

Page 280

· Fomentar el conocimiento y la innovación.

- aumentando las inversiones en investigación y desarrollo,

- facilitando la innovación, la adopción de las TIC, el uso sostenible de los recursos

- contribuyendo a la creación de una base industrial europea sólida.

Por otro lado, en relación con el empleo, los Estados deberán crear más puestos de trabajo y de mejor calidad. Para ello, la Comisión puso en marcha la revisión de la Estrategia Europea de Empleo y realizó una nueva propuesta relativa al marco financiero para el periodo 2007-2013 en donde se refleja un cambio de orientación en favor del crecimiento y del empleo. Con el fin de crear más puestos de trabajo y de mejor calidad, la Comisión orientó sus actuaciones en tres direcciones:

· Atraer a un mayor número de personas hacia el mercado de trabajo y modernizar los sistemas de protección social. Los Estados miembros y los interlocutores sociales deberán aplicar políticas que inciten a los trabajadores a permanecer activos y disuadirlos de que abandonen prematuramente el mundo laboral. Asimismo, deberán reformar el sistema de protección social con el fin de lograr un mejor equilibrio entre seguridad y flexibilidad.

· Mejorar la capacidad de adaptación de los trabajadores y de las empresas y aumentar la flexibilidad de los mercados de trabajo para ayudar a Europa a adaptarse a las reestructuraciones y a la evolución de los mercados. La simplificación del reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales facilitará la movilidad de la mano de obra en toda Europa. Los Estados miembros deberán eliminar lo antes posible cualquier tipo de restricción en este ámbito.

· Invertir más en capital humano mediante la mejora de la educación y las cualificaciones. La Comisión pondría en marcha un programa comunitario para el aprendizaje permanente y los Estados miembros deberían presentar una estrategia nacional en este ámbito en 2006.

Para conseguir los objetivos de empleo, la Comisión fijó la directrices integradas para el empleo y las orientaciones generales de política económica en el documento "Directrices integradas para el crecimiento y el empleo (2005-2008)237". Estas directrices, de 12 de abril de 2005, reúnen en un texto único, coherente y simplificado las 23 recomendaciones de la Comisión sobre las Orientaciones Generales de Política Económica (OGPE) y las propuestas de directrices de empleo para el periodo 2005-2008. Constituyen, de hecho, el instrumento político principal para el desarrollo y la aplicación de la estrategia de Lisboa.

Pero además, la Comunicación de 2 de febrero tiene una importancia capital para el desarrollo de la Administración electrónica en la UE, al poner de manifiesto la necesidad de una mejor gobernanza. La Comisión insiste, en esta Comunicación, en un reparto de responsabilidades más claro y eficaz, debido a que el solapamiento de los informes, la exce-siva burocracia y una asunción política insuficiente ralentizan el progreso. Para conseguir la mejor gobernanza se insta a los Estados miembros a presentar un programa de acción de Lisboa con el fin de clarificar las tareas que deben realizarse. La Comisión propone una coordinación que simplifique el número de informes y su presentación. También propone que los programas nacionales relacionados con la Estrategia de Lisboa se presenten en un formato que reúna tres procesos de coordinación:

· políticas del mercado del empleo (proceso de Luxemburgo);

· reformas microeconómicas y estructurales (proceso de Cardiff);

· medidas macroeconómicas y presupuestarias (proceso de Colonia).

Con este enfoque, será más fácil para el Consejo Europeo dar orientaciones prácticas en la prima-vera de cada año, y para la Comisión, verificar los avances obtenidos.

La Comisión propone también nombrar en cada administración nacional a un "señor" o una "señora Lisboa", encargado/a de que se lleven a cabo to-

Page 281 das las reformas acordadas en el marco de la Estrategia de Lisboa. Además, con el fin de centrar la atención del Consejo Europeo y del Parlamento Europeo en las materias políticas esenciales, se presentará un único informe sobre el estado de la Estrategia de Lisboa a nivel de la Unión y a nivel nacional.

8.2. Los Objetivos de i-2010

En un entorno de revisión de la Estrategia de Lisboa, la Comisión presentó, a mediados de noviembre de 2004, la Comunicación "Retos para la Sociedad de la Información europea con posterioridad a 2005238" con el objeto de abrir un debate político sobre la estrategia de la UE en el ámbito de la Sociedad de la Información para después de 2005. Como conclusión de todo ello, la Comisión propuso un nuevo marco estratégico de desarrollo de la Sociedad de la Información recogido en la Comunicación "i-2010 - Una Sociedad de la Información europea para el crecimiento y el empleo239".

Este marco promueve una economía digital abierta y competitiva y hace hincapié en las TIC en tanto que impulsoras de la inclusión y la calidad de vida dentro de la nueva Estrategia de Lisboa. Para ello, la iniciativa i-2010 propone tres prioridades para las políticas europeas de Sociedad de la Información y medios de comunicación:

· La construcción de un Espacio Único Europeo de la Información que promueva un mercado interior abierto y competitivo para la Sociedad de la Información y los medios de comunicación.

· El refuerzo de la innovación y la inversión en la investigación sobre las TIC con el fin de fomentar el crecimiento y la creación de más empleos y de más de calidad.

· El logro de una sociedad europea de la información basada en la inclusión que fomenta el crecimiento y el empleo de una manera coherente con el desarrollo sostenible y que da la priori-dad a la mejora de los servicios públicos y de la calidad de vida.

Para lograr la construcción del Espacio Único Europeo de la Información, la iniciativa i-2010 se propone abordar cuatro grandes retos por la convergencia digital:

· La velocidad: aumentar la velocidad de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA