Martha Nussbaum, La nueva intolerancia religiosa. Cómo superar la política del miedo en una época de inseguridad

Autor:Andrés Murcia González
Cargo:Universidad Carlos III de Madrid
Páginas:279-291
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 279

El interesante trabajo de la profesora Nussbaum se estructura en un prefacio y siete capítulos especialmente encaminados a fomentar, mediante una argumentación rigurosa, los valores de la tolerancia y el reconocimiento en materia de libertad religiosa. El libro se centra en aquellas minorías del mundo occidental, fundamentalmente los musulmanes, que no se identifican con la tradición judeocristiana1.

El capítulo I "La religión: tiempo de ansiedad y suspicacia" (pp. 119-139), parte de la premisa de que, con anterioridad a la década de los ochenta, tanto los europeos como los norteamericanos, se autodefinían como ciudadanos tolerantes, comprensivos y, especialmente, respetuosos con la diferencia religiosa. Se destaca que esta característica común resultaba más acentuada en Estados Unidos dados los fundamentos que sirvieron para construir esta sociedad sobre la base del respeto a la diferencia y la aceptación de la heterogeneidad.

En la actualidad, esta apreciación, de alguna forma autocomplaciente, debe someterse a escrutinio ante acontecimientos recientes. En Europa se ha venido aprobando una legislación especialmente restrictiva en lo que res-

Page 280

pecta a la utilización de símbolos religiosos2, la integración tanto social como sistémica de los musulmanes no está resultando exitosa3, las actitudes contrarias a esta minoría se ponen de manifiesto a través de medidas como la prohibición de construcción de minaretes en Suiza4o con actos criminales como los asesinatos de Anders Breivik en Noruega.

Page 281

En Estados Unidos la situación también es alarmante. Se describen actos de discriminación por la utilización del pañuelo islámico, se dificulta la construcción de mezquitas y lugares para la práctica religiosa musulmana, se aprueban enmiendas constitucionales a nivel de los Estados que prohíben expresamente recurrir a preceptos legales de otras naciones o culturas y, en concreto, a la sharía para resolver cualquier tipo de litigio5. Adicionalmente, han tenido lugar actos especialmente graves como una tentativa de acto terrorista, en enero de 2011, dirigida contra el Islamic Center of America en Michigan.

Nussbaum estima que existen pruebas sólidas de que el prejuicio contra los musulmanes va en aumento en Estados Unidos y para ello se apoya en las estadísticas de las quejas por discriminación laboral presentadas ante la administración norteamericana y en los sondeos realizados por las principales encuestadoras de los Estados Unidos que confirman el alza de las opiniones antimusulmanas.

Las razones de estas dificultades para la convivencia en las sociedades plurales de Estados Unidos y de Europa se vinculan directamente, en este trabajo, con las ideas sobre la identidad nacional basadas en la homogeneidad. Esta corriente tuvo cierta influencia en los Estados Unidos a mediados del siglo XIX a través del movimiento nativista, pero resultó decisiva en la configuración de los Estados-nación de Europa que han construido la identidad y su propia nacionalidad sobre elementos excluyentes como la sangre, el territorio, la comunidad etnolingüística o la religión.

La autora recurre a renombrados historiadores para calificar a las historias relativas a la identidad nacional como construcciones bastante frágiles y superficiales6. Los retos principales para la convivencia pacífica y la tole-

Page 282

rancia se encuentran, por tanto, en Europa. Se afirma que esta sociedad "está perfectamente capacitada para transitar hacia una definición más inclusiva y política de la pertenencia nacional, en la que el territorio, la etnia y la religión sean menos importantes que unos ideales políticos compartidos" (p.38). Los europeos pueden usar su concepto de nación para explicar la situación actual pero no para justificarla.

En el capítulo II "El miedo: una emoción narcisista" (pp. 41-83), se realiza un análisis detallado de dicha emoción. Para ello se utiliza como punto de partida una referencia al impulso importante que recibió el antisemitismo a partir de la difusión de dos documentos cuanto menos fantasiosos y carentes del más mínimo rigor, como el "Discurso del rabino" (1872) y los Protocolos de los sabios de Sión (h. 1902)7.

En cuanto a su funcionamiento, la autora señala que el miedo tiene como punto de partida algún problema real, cuya responsabilidad resulta fácilmente trasladable hacia un destinatario que ya es objeto del desagrado popular y, final-mente, se alimenta a partir de la noción de un enemigo que simula no serlo8.

En el desarrollo del proceso generador del miedo, se añade la repugnancia proyectiva que afecta a grupos sociales a los que se les atribuyen propiedades humano-animales, como la viscosidad o el mal olor, en exagerada medida aunque en realidad no las tengan más acusadas que cualquier otra persona.

En el surgimiento de los sentimientos de temor y rechazo participan, además, determinados sesgos cognitivos. En concreto, Nussbaum hace referencia a (i) la heurística de la disponibilidad9 que concurre en nuestra valoración de determinados acontecimientos cuando tenemos vivo en nuestra experiencia un problema fácilmente evocable que tendemos a sobrestimar, (ii) las cascadas reputacionales10en las que las personas responden en masa al com-

Page 283

portamiento de una élite o de un líder al que reconocen un prestigio acrítico; y, finalmente, (iii) las cascadas informacionales11 en las que sobre la base de la introducción de una nueva "información", se alerta de un supuesto peligro planteado por el grupo al que se pretende victimizar, resultando, en la mayoría de los casos, que dichos datos eran muy poco fiables en la realidad12.

El miedo, por otra parte, ofrece protección a los seres humanos, en tanto que instinto, ante determinadas circunstancias. Para que esta sensación resulte racional es necesario que en la valoración de una circunstancia específica, concurran, en primer lugar, unos fundamentos correctos, es decir, que manejemos una concepción adecuada del bienestar13y que seamos conscientes de qué constituye una amenaza real para ese bienestar y qué no. En segundo lugar, es necesario que se dé una caracterización del peligro de forma precisa y sin distorsiones y, por último, que nos enfrentemos a un problema auténtico.

En el capítulo III "Los principios fundamentales: la igualdad de respeto en materia de conciencia" (pp. 85-126), se formula una introducción sobre las dificultades inherentes a la definición de la dignidad humana. Sobre

Page 284

este concepto clave se recogen las aportaciones del estoicismo, de la tradición cristiana y del humanismo kantiano. Tras el análisis de diversas teorías éticas, se opta, en definitiva, por la premisa de la vulnerabilidad14 de todos los seres humanos que les hace acreedores de unas condiciones materiales y ambientales que protejan sus derechos esenciales y, en concreto, la libertad de creencias y la libertad de expresión.

En el marco de las garantías de la libertad religiosa, Nussbaum identifica dos criterios útiles a la hora de solucionar determinados conflictos originados por las convicciones personales. El primer criterio es el de la neutralidad que John Locke formula en su Carta sobre la tolerancia afirmando que la protección de la igualdad de la libertad de conciencia requiere únicamente dos cosas: leyes que no penalicen la fe religiosa y leyes que no discriminen entre prácticas similares, lo que supone que la misma legislación sea aplicable a todas ellas tanto si tienen una significación religiosa como si no15.

El segundo criterio es el de la acomodación que formula Roger Williams en El sangriento dogma de la persecución16. El criterio de la acomodación, en su interpretación actual, se basa en el argumento de que las leyes en democracia son siempre obra de mayorías y aunque no tengan en principio ninguna intención persecutoria pueden terminar por generar situaciones injustas para los grupos minoritarios. Ante este tipo de discriminaciones indirectas, desde la perspectiva de la igualdad compleja, es necesario establecer aco-

Page 285

modamientos razonables17que garanticen plenamente los derechos y libertades de las personas que no se identifican con el sistema de convicciones mayoritario.

En La nueva intolerancia religiosa, a través de numerosas referencias a las sentencias del Tribunal Supremo de Estados Unidos, se nos ilustra detalladamente sobre el funcionamiento tanto del enfoque de la neutralidad lockeana18 como del enfoque acomodacionista19. En el momento de valorar los dos criterios, la autora afirma: "yo creo que el principio acomodacionista es superior al de Locke porque es aplicable a formas sutiles de discriminación muy presentes en la vida de las democracias regidas por el principio mayoritario. Todas las sociedades eligen entre diversas alternativas cuando toman decisiones sobre días festivos y laborables, sobre restricciones a las drogas y al alcohol, y sobre muchas otras cuestiones que afectan a la práctica religiosa de las personas. Las elecciones de la mayoría suelen venir apoyadas en algún tipo de razonamiento: pasarían, pues, la prueba de "una base racional" débil pero no la del "interés estatal de orden superior" (p. 116).

La acomodación, sin embargo, no está exenta de problemas: (i) un sistema basado en exenciones individualizadas es difícil de administrar judicialmente y presenta riesgos para uno de los rasgos esenciales del Estado de Derecho, el imperio de la ley; (ii) genera dificultades para el mantenimiento de la equidad: en un sistema de acomodaciones judiciales las minorías tendrían las de ganar en la medida en que pudieran y quisieran usar el sistema jurídico legal en beneficio propio; y (iii) promueve una tendencia favorable a la religión y desfavorable a otras razones que las personas puedan tener para pedir una exención del cumplimiento de una ley general. La argumentación

Page 286

motivada por razones familiares o sobre la base de compromisos éticos laicos quedaría desprotegida y daría lugar a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA