AGUILUZ IBARGÜEN, Maya El lejano próximo. Estudios sociológicos sobre extrañeidad Rubí, Anthropos-CEIICH-UNAM, 2009

Páginas:195-196
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 195

A modo de autorreseña

Con un nombre para la distancia social, este libro explora la figura depositaria de la lejanía y la proximidad: el extraño, cuyo origen se confunde con la separación fundadora de una comunidad humana. A través de varios contextos históricos, sociales y hermenéuticos, esta figura encarna no tanto a quien fuera condenado al destierro como han sido depositarios de la ambivalencia de sentido desde que existieron palabras para nombrar al mismo tiempo al remedio y al veneno. Ligado desde un principio a la producción incesante de significaciones, el concepto de lo extraño, sin embargo, es configurado por la trama de relaciones sociales y los campos discusivos modernos que dan la pauta para establecer los límites de un colectivo, y su identidad, y dejan en la indefinición a los grupos, a personas y cosas que no caben dentro de las clasificaciones y normas del lugar.

Dentro de la abundancia de acepciones contiguas del extraño, como la del extranjero, el salvaje, los ajenos, el advenedizo, la que migra, el exiliado, los forasteros, los parias, entre otros, la autora advierte cómo éstas participan en las distribuciones del espacio social y las modalidades históricas de la territorialización de las comunidades humanas, por lo que las tensiones y conflictos culturales que extremaron la condición de los extraños corresponde a la llamada «modernidad sólida», que coincide con un primer horizonte de modernidades, de formaciones estatales y ciudadanías y la emergencia de los nacionalismos.

El lejano próximo, desde un punto de vista histórico se corresponde con la intensificación del programa moderno hacia el siglo XVIII pero que es imposible revisitar sin atender a las historias coloniales constitutivas del mundo moderno. Así, la lógica cultural fundadora de un nosotros porque no somos ellos, viene a ser una de las pautas espaciales de las que se ocupa la autora para indicar la manera en que las formas asociativas que definen a los amigos y a los próximos y con las formas diferenciadoras de los enemigos, los adversarios, los vecinos hostiles, o sencillamente al cuerpo y la carne de los extraños dentro y fuera de los lindes nacionales.

En dicha ruta, el libro se descubre delante de la reiteración negativa de enunciados «no somos ellos» o «ellos no son como nosotros» convertidos en mecanismos de limpieza radical de la diferencia que condujeron al Holocausto moderno, a un acontecimiento que signó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA