Los delitos sociales en la España de la Restauración (1874-1931)

Autor:Juan Cristóbal Marinello Bonnefoy
Cargo:Universitat Autònoma de Barcelona
Páginas:521-545
RESUMEN

El concepto de delito social tuvo una importante presencia en el lenguaje político de la Restauración, si bien no llegó a encontrar una definición legal clara. El artículo analiza la evolución de este concepto, prestando particular atención a las consecuencias legales, políticas y doctrinarias de su utilización. El delito social tuvo su primer tratamiento a finales del siglo xix en el ámbito del... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
AHDE, tomo LXXXVI, 2016
Los delitos sociales en la España de la Restauración
(1874-1931)
RESUMEN
El concepto de delito social tuvo una importante presencia en el lenguaje político
de la Restauración, si bien no llegó a encontrar una definición legal clara. El artículo
analiza la evolución de este concepto, prestando particular atención a las consecuen-
cias legales, políticas y doctrinarias de su utilización. El delito social tuvo su primer
tratamiento a finales del siglo XIX en el ámbito del Derecho internacional. Su objetivo
era evitar que la propaganda por el hecho anarquista pudiese acogerse a los beneficios
en materia de extradición reservados a los delincuentes políticos, afirmando que estos
atentados se dirigían contra toda la sociedad y no contra una forma de gobierno. A
comienzos del siglo XX, el concepto asumió en España un nuevo cariz, impulsado por el
movimiento obrero y los partidos de izquierdas para solicitar una mayor lenidad hacia
los detenidos en el contexto de conflictos laborales. Así, el delito social se fue asocian-
do indisolublemente a la acción sindical, aunque sin lograr diferenciarse en forma
clara de los delitos comunes. La identificación con lo sindical significó que el delito
social fuera utilizado también para definir las formas de violencia ligadas al pistoleris-
mo. Esta intensa fase de violencia estimuló una rica reflexión jurídica en torno al delito
social, en la que destacaron las obras de Josep Maria Farré i Moregó, Quintiliano Sal-
daña y Luis Jiménez de Asúa. En definitiva, durante la Restauración los delitos sociales
constituyeron una herramienta política más que un concepto jurídico, cuya ambigüe-
dad permitió amoldar su significado según los intereses de los distintos actores.
PALABRAS CLAVES
Delitos sociales; Anarquismo; Violencia; Sindicalismo; Restauración; España.
522 Juan Cristóbal Marinello Bonnefoy
AHDE, tomo LXXXVI, 2016
ABSTRACT
The concept of social crime had a significant presence in the political language of
the Restoration regime, although it did not attained a clear definition. The article analy-
ses the evolution of this concept, paying special attention to its legal and political reper-
cussions. Social crime was first defined during the Nineteenth century in the field of
international law. Its aim was to prevent that anarchist terrorists could benefit from poli-
tical asylum, stating that these attacks were directed against the whole society. In the
early twentieth century, the concept took a new turn in Spain, being used by the labour
movement and leftist parties to request greater leniency towards workers imprisoned
during strikes. As a result, social crimes became inextricably associated with industrial
action, but without being able to clearly differentiate from ordinary crimes. Because of
this identification with trade-unionism, social crime was also used to define the forms of
violence in the pistolerismo years. This intense violence stimulated a rich legal reflection
on social crime, being especially noteworthy the works of Josep Maria Farré i Moregó,
Quintiliano Saldaña and Luis Jiménez de Asúa. Altogether, during the Restoration regi-
me social crimes were a political tool rather than a legal concept, whose ambiguity
allowed different actors to adapt its meaning according to their interests.
KEYWORDS
Social Crimes; Anarchism; Violence; Trade-unionism; Restoration; Spain.
Recibido: 25 de febrero de 2016.
Aceptado: 20 de mayo de 2016.
S: I. Introducción. II. Los delitos sociales, el Instituto de Derecho Interna-
cional y la «Propaganda por el hecho». III. El delito social como delito sindical.
IV. Los atentados sociales y el pistolerismo. V. Conclusiones.
I. INTRODUCCIÓN
El arraigo del anarquismo entre amplios sectores del movimiento obrero ha
sido con frecuencia considerado como uno de los aspectos diferenciadores de la
historia contemporánea de España. En realidad, la importancia del anarquismo
en las últimas décadas del siglo  no representó una situación excepcional en
el panorama europeo. No obstante, justamente cuando el movimiento libertario
iniciaba un inexorable declino en el resto del continente a partir de la Primera
Guerra mundial, en el caso español se transformaba en un poderoso movimien-
to de masas de la mano del sindicalismo revolucionario impulsado por la Con-
federación Nacional del Trabajo (CNT). La persistencia de la influencia anar-
quista tuvo como reverso de la medalla la debilidad del socialismo reformista,
que no logró canalizar las demandas de los sectores sociales emergentes a tra-
vés del sistema parlamentario liberal. En este sentido, entre finales del siglo 

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA