Breve introducción a la sociología del árbitro de fútbol

Autor:Onofre Jérez Ojeda
Páginas:177-190
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 177

Introducción

La sociología, (del latín socius -social- y del griego logia -ciencia), alude al estudio de la sociedad, entendida como colectividad de seres humanos que viven y actúan de forma interdependiente. La sociología en tanto que disciplina científica, se puede definir, pues, como, "la ciencia empírica de la organización de los grupos humanos", (Jiménez Blanco, 1975). Esta primera aproximación muy en lo etimológico, nos da una primera dimensión de la altura de la sociología como ciencia y de sus paradigmas fundamentales de estudio, pero queda un poco restringida porque dice poco sobre la naturaleza de la sociedad que afirma ser su objeto de estudio. Un trabajo importante en el intento de esclarecer la naturaleza de la sociedad y de lo sociológico es el de Salvador Giner, este formula tres series de postulados alrededor de los cuáles se desarrollan los estudios sociológicos: postulados sobre el método de la sociología, postulados sociológicos sobre la naturaleza humana, y postulados sobre la sociedad. Entre estos postulados se pueden, en un esfuerzo analítico, destacar las siguientes premisas:

De los postulados sobre el método de la sociología:

"I. La sociología es una ciencia social cuyo fin es explicar causalmente la conducta de los hombres en su interacción, o vida social".

"II. La sociología es una disciplina teórica, racional y crítica que se refiere a datos empíricos ".

De los postulados sociológicos sobre la naturaleza humana:

"I. Los seres humanos son animales, y sus rasgos animales son en gran medida la base de la vida social de la especie, que expresa según las tendencias biológicas de respuestas emocionales e instintiva innatas a ella ".

"III. Los seres humanos están dotados de una fuerte tendencia a maximizar su satisfacción física, según se lo permitan los recursos disponibles ".

Page 178

"XIII. El esfuerzo por ser libre mediante la innovación es especifico de los miembros de la raza humana ".

De los postulados sobre la naturaleza de la sociedad:

"i. La sociedad es el conjunto de las relaciones interhumanas que ocurren en un territorio así como las realidades subjetivas referidas a ellas ".

"III. La estructura social está compuesta exclusivamente por seres humanos concretos ".

"IV. La sociedad es heterogénea y es plasmación de la liga perenne de intereses entre sus miembros en su contienda por el control de los recursos escasos, satisfacciones biológicas y bienes sociales ambicionados también escasos como son el privilegio, el poder, la reputación y la posesión erótica".

Los postulados que se extraen de las exposiciones de Salvador Giner concluyen, en primer lugar, que la sociología atiende de forma científica a la realidad social. Esta lógica científica, en lo social, tiene como objeto de estudio el fenómeno social, focalización de la realidad social, por parte de la ciencia social en la operación de analizarle.

Los fenómenos (focalización de la realidad cuando se opone para su estudio) sería todo cuando se opera para su estudio) sería todo aquello que quedaría comprendido en el ámbito de "la apariencia sensible". El mundo de los fenómenos es el mundo de la "nuevas representaciones". Heidegger definió al "fenómeno" como "lo que se hace presente por sí mismo": el fenómeno es considerado como "lo que se rebela por sí mismo en su luz"; por eso puede ser focalizado por las ciencias, por eso es el objeto único de las ciencias, que no puede ver aquello que no tenga características fenoménicas. Los fenómenos pueden ser aleatorios o causales. Los fenómenos aleatorios son aquellos que no tienen una causa aparente, es decir, que no están sometidos a leyes. Se caracterizan por la imposibilidad de conocer los resultados cuando se repiten en iguales condiciones; son tantas las variables que influyen que no podemos generalizar mediante una ley.

Los fenómenos causales, son aquellos que repetidos en las mismas condiciones no dan los mismos resultados; son, por lo tanto, fenómenos sometidos a leyes. Este tipo de fenómenos puede ser: de dependencia funcional o de dependencia aleatoria. Los fenómenos causales de dependencia funcional son aquellos en los que con toda exactitud se puede conocer el valor/es de la variable/es dependiente/es una vez conocido el valor/es de la variable/es independiente/es.

Superada la visión comtiana, que observaba a los fenómenos sociales como fenómenos causales de dependencia funcional - Comte tenía una visión de la sociología como ciencia mecánica, positivista, de causalidad extrema -. Las modernas tendencias ya sean las estructuralistas, funcionalistas o marxistas entienden que el objeto de la sociología como ciencia social es el fenómeno social como fenómeno causal de dependencia aleatoria. El que sean considerados de esta manera obedece, volviendo a Salvador Giner; a que este tipo de fenómenos están constituidos exclusivamente por seres humanos, y la naturaleza de éstos está determinada de manera nuclear por las emociones y las intuiciones, lo que supone que sus conductas se pueden medir pero de modo interrelacional, jamás bajo las condiciones de un valor absoluto (como en los fenómenos causales de de-

Page 179

pendencia funcional); de este modo, son los valores relativos, pero correlaciónales los que definen los comportamientos de los fenómenos causales de dependencia aleatoria.

Estos fenómenos sociales: los hombres en interrelación con la sociedad, los grupos sociales, y las instituciones sociales; tienen una estructura interna constituida por tres elementos: el locus social, el hecho social y la acción social; todos ellos con un espacio que lo dimensiona y un subelemento que define a los distintos elementos.

El locus social, o la potencia lógica -formal que supone el fenómeno social, lo integra, por un lado, el espacio social, supone las características ergonómicas del medio en el que se desarrolla el fenómeno social; y, por otro, la estructura lógico-formal interna del fenómeno social, donde se encuadran los roles y status lógico-formales, los definidos cuantitativamente.

Al hecho social, o la potencia abstracta que presenta el fenómeno social, lo compone, primeramente, el imaginario colectivo, espacio donde se desenvuelven los valores, las creencias y costumbre; ingredientes del componente sustancial del hechos social: la cultura.

La acción social, o el ejercicio de lo que en potencia supone el fenómeno social y estructura en torno, por un lado, a la situación social, espacio donde se producen las interacciones sociales - las interpelaciones con otros fenómenos sociales -; y, por otro, la dinámica social, modus operandi del fenómeno social.

Por otro lado, los fenómenos sociales se pueden clasificar en dos tipos: el fenómeno social analógico, y el fenómeno social subyacente. El fenómeno social analógico es aquel cuya morfología es común a la sociedad como metafenómeno social, desempeñando funciones parecidas. El fenómeno social subyacente es aquel cuyo plano conceptual se encuentra en el interior de otro fenómeno de características analógicas.

El fútbol es un fenómeno social analógico en la medida en que se erige como un microcosmo reproductor de las conductas y actitudes de la sociedad; obedeciendo, por tanto, a sus mismos estímulos. El fútbol reflecta las propiedades del locus social de la sociedad donde transcurre el fenómeno futbolístico, reverbera los valores y costumbres intrínsecas de ésta; y su acción social es piloto medidor de la temperatura de los social.

El arbitraje futbolístico es un fenómeno social subyacente, no refleja los comportamientos genéricos que definen a la sociedad, pero como fenómeno social interacciona con todo aquello que supone lo social; y se estructura como lo hace todo fenómeno social, con la única salvedad de que parte de su estructura la comparte con el fenómeno social analógico del que forma parte.

En esta breve introducción a la sociología del arbitraje futbolístico no se tratarán los contenidos del locus social del fenómeno arbitral futbolístico, porque estos corresponden, primeramente, a las características físicas del arbitro: sus peculiaridades antropométricas y biomecánicas (su espacio social como fenómeno social), y al ámbito de la reglamentación formal del arbitraje (su estructura organizativa formal), temas que siendo del ámbito del fenómeno social que supone el arbitro de fútbol, son los más tratados en todos los compendios sobre arbitraje de fútbol. Se esbozarán aquí los otros dos elementos que lo conforman como fenómeno social: su hecho social y su acción social que a continuación se analizarán bajo los siguientes subtítulos:

Page 180

Los valores de la cultura arbitral: hacía los significantes de una realidad virtual dentro del fútbol.

La situación social del arbitraje futbolístico. Desde el locus social actual del fútbol: Entre el lugar y el no-lugar.

El cambio social y la esfera arbitral: del trencilla al ciberárbitro.

1. Los valores de la cultura arbitral: hacía los significantes de una realidad virtual dentro del fútbol

El concepto de "cultura" que aquí nos solicita es el definido en las últimas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA