Apuesta por los montes como sumideros de carbono y como fuente de riqueza en el ámbito rural

Autor:B. Rodríguez-Chaves
Páginas:455-482
 
EXTRACTO GRATUITO
455
XV
Apuesta por los montes como sumideros de carbono
y como fuente de riqueza en el ámbito rural
BLANCA RODRÍGUEZ-CHAVES MIMBRERO
SUMARIO: 1. EL PARADIGMA DEL SUPER-BOSQUE. 2. PRIMERAS
MEDIDAS DE LA UNIÓN EUROPEA PARA EL CUMPLIMIENTO
DE LA COP 21 Y EL PAPEL DE LOS MONTES COMO SUMIDEROS
DE CARBONO. A. Cuestión preliminar. B. Una Europa descarbonizada
a mediados de siglo. C. Propuesta de medidas de la Unión Europea de 10
de julio de 2016. D. El Dictamen del Comité Económico y Social
Europeo, de 14 de diciembre 2016: Una apuesta decidida por los montes.
3. EL MONTE PRODUCTIVO Y SOSTENIBLE. A. El monte: pilar
fundamental para el desarrollo de nuestras zonas rurales y su reflejo en la
PAC 2014-2020 y en los Planes de Desarrollo Rural. B. Regulación del
aprovechamiento micológico en el año 2016. 4. EL SECTOR
FORESTAL PIDE PASO. ÚLTIMAS CONSIDERACIONES. 5.
BIBLIOGRAFÍA.
1. EL PARADIGMA DEL SUPER-BOSQUE
Los montes son multifuncionales y sirven de forma simultánea para
fines económicos, sociales y medioambientales. Los montes capturan
carbono, contribuyen a la regulación hídrica, a combatir la erosión del
suelo, a mejorar la calidad del aire y a conservar la diversidad biológica
española, la más rica y variada de Europa. Pero, además, la importancia
socio-económica de los montes es alta, aunque a menudo es subestimada,
en parte, debido a que la actividad forestal está en manos de pequeñas y
medianas empresas, que, a menudo, escapan de las estadísticas. Por, otro
OBSERVATORIO DE POLÍTICAS AMBIENTALES 2017
456
lado, ofrecen múltiples bienes y servicios sin valor de mercado
(externalidades positivas).
Los montes contribuyen al desarrollo rural, siendo la madera la
principal fuente de ingresos financieros de los bosques. La biomasa forestal
es actualmente la fuente más importante de energía renovable en la Unión
Europea, y según las previsiones de los estados miembros, se espera que su
uso aumente considerablemente para el año 2020. Pero los montes también
proporcionan una amplia gama de otros productos no maderables, como la
resina, el corcho, las plantas medicinales, las setas, los frutos, la caza, entre
otros muchos.
Por el carácter multifuncional de los montes, en la Unión Europea, el
paradigma forestal es la gestión forestal multifuncional y sostenible; lo que
se ha denominado el “paradigma del super-bosque” (GÓMEZ-
ZAMALLOA, M.G, 2015), capaz de proporcionar a la sociedad los
múltiples bienes y servicios que demanda. Pero si queremos que los montes
mantengan y optimicen sus funciones, de las que toda la sociedad se
beneficia, es importante asegurar que contribuyen a crear riqueza y empleo
en las zonas rurales (“el monte rentable no arde”). Hay que aplicar la
filosofía de “El futuro que queremos” (Documento central en la Cumbre de
Río+20) y ser más ambiciosos que hasta ahora, integrando en la gestión de
los montes los tres pilares de la sostenibilidad, ambiental, social y
económica superando los enfoques excluyentes del pasado. Nada tiene que
ver un correcto aprovechamiento forestal y una ordenada extracción de
madera de los bosques con la denostada «deforestación». Los expertos
señalan como ejemplo que los lugares donde esos aprovechamientos están
más arraigados desde hace varios siglos (Valsaín o El Espinar, en
Segovia) son también ejemplo de conservación, de uso racional y de
compatibilidad entre intereses económicos y protección medioambiental. Y
este es el planteamiento que también se recoge en el Dictamen del Comité
Económico y Social Europeo, de 14 de diciembre de 2016, que más
adelante se analiza.
Dadas las cruciales aportaciones que los montes y sus actividades
asociadas pueden realizar en retos tan importantes como el cambio
climático, la despoblación de las áreas rurales, la calidad del suelo y del
agua y otras formas de energía, o la bioeconomía, la Ley 21/2015, de 20 de
julio, por la que se modifica la Ley 43/2003, de Montes, los califica
como<<Infraestructura Verde>>.
Por ello es fundamental asegurar una adecuada conservación de los
montes, a través de una gestión activa que permita armonizar el desarrollo
económico, social y ambiental de las zonas rurales donde se ubican, lo que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA