RIVERO HERNÁNDEZ, Francisco: El usufructo, Civitas-Thomson Reuters, Madrid, 2010, 1.ª edición, 1.190 pp.

Autor:Rafael Verdera Server
Cargo:Catedrático de Derecho Civil. Universitat de València
Páginas:720-725
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 720

Las monografías jurídicas sucumben a las complejidades de los tiempos presentes. Hace unas (pocas) decenas de años todavía era posible que las investigaciones jurídicas pretendieran abordar el análisis de una institución con vocación de generalidad y de exhaustividad: eran frecuentes los títulos que se referían sin más a una institución o a un problema muy general, desde la comunidad de bienes al incumplimiento de la obligación, desde el régimen económico-matrimonial a los legados. Sin desdeñar en absoluto el valor de esas obras, lo cierto es que en los últimos tiempos, las monografías jurídicas ya no tienen como objetivo el estudio global de una institución, sino tan sólo el de alguno de sus aspectos más relevantes. Las razones de este cambio son fácilmente comprensibles: por un lado, hoy hay plena conciencia de que los problemas jurídicos de las instituciones presentan tal grado de intensidad y variedad que se hace difícil analizarlos exhaustivamente de modo satisfacto-

Page 721

rio: el establecimiento de límites a la investigación confiere seguridad a quien se adentra en la misma; por otro lado, y como causa de lo anterior, la cantidad de información existente sobre determinada materia exige un lento y peliagudo proceso de digestión, si no se quiere incurrir en la mera transcripción de datos, sin rigor alguno; y, por último, lamentablemente esa asimilación de ideas y cuestiones sólo se puede realizar adecuadamente cuando se ha alcanzado un grado de madurez científica que ya no suele permitir la dedicación a una sola materia.

Un modo eficaz de solventar algunas de esas dificultades consiste en aco-meter ese estudio global a través de una obra colectiva, en las que, sin embargo, es fácil reconocer el peso preponderante de determinado autor, que además suele asumir la función de coordinador de la misma. Este planteamiento ha proporcionado últimamente magníficos resultados en el ámbito de la literatura jurídico-privada. Sin embargo, y aunque tenemos brillantes ejemplos recientes, son mucho más insólitas las obras que son, cabría decir que con cierta gallardía, asumidas por un solo autor. La autoría única de una obra de esa ambición le proporciona indudablemente una superior coherencia, pero el coste en cuanto al esfuerzo que supone hace que sólo unos pocos se atrevan a afrontar ese reto. Entre esos pocos se encuentra desde ahora el Profesor Francisco rivero Hernández y su obra, «El usufructo».

Un simple vistazo a la obra permite constatar que nos encontramos ante una obra monumental, inusual en los tiempos actuales por la variedad de los temas que se abordan, destacable por la profundidad con la que se estudian los problemas prácticos y las cuestiones dogmáticas, y contundente por la coherencia que recorre su espina dorsal.

A pesar de titularse modestamente «El usufructo» nos hallamos en realidad ante una obra que bien merecería un título distinto y que diera cuenta más certeramente de cuál es el enfoque y contenido que se esconden tras sus tapas. Aun a riesgo de sustituir al autor, pensamos que el título que más le conviene es el de «Tratado del usufructo» y ello por distintas razones de las que se dará noticia en estas líneas.

La obra resulta brillantemente abrumadora. No sólo es la extensión de sus páginas, sino sobre todo su profundidad y su meticulosidad, aunando análisis dogmático y visión práctica, conjugando estudio jurisprudencial con aportaciones doctrinales, tanto extranjeras como españolas, desentrañando el sentido de los preceptos del Código Civil y de los derechos civiles autonómicos, volcando en fin en sus cuidadas páginas la sabiduría de toda una vida dedicada al derecho.

El modo en que el Profesor rivero articula la estructura de su obra proporciona al lector jurídico la cálida tranquilidad de un esquema de análisis conocido y eficaz. Pero se equivocará quien piense que el contenido de la obra permanece anclado al pasado. Antes al contrario, la obra ofrece una actualidad impecable tanto en los temas abordados como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA