Reino Unido

Autor:James McGuire
Páginas:323-339
RESUMEN

Este capítulo describe el sistema de justicia para los menores de edad en el Reino Unido con una especial referencia a su gran jurisdicción, Inglaterra y Gales. Primero, el capítulo ofrece un resumen del marco legal que funciona en esta área de justicia penal. En él, también se resume la variedad de opciones de las que los tribunales disponen cuando sentencian a jóvenes de edades comprendidas entre 10 y 17 años. A continuación, el capítulo describe el trabajo del Consejo de Justicia Juvenil, el principal organismo encargado de la asistencia social de jóvenes delincuentes y del suministro de servicios diseñados a reducir el número de ellos que entran en el proceso judicial y a qué proporción de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 324

Marco legal

Las leyes del Reino Unido se establecen a través de leyes del Parlamento que, para algunos propósitos se aplican a la totalidad del país, pero para otros implican leyes conectadas entre sí que se aplican a cada una de las tres jurisdicciones separadas. Para la delincuencia criminal y el marco de la ley que establece los procedimientos legales requeridos, el estatuto fundamental actualmente es la Ley de justicia penal de 2003 (Ashworth, 2015). Otras muchas leyes tratan con las definiciones de tipos específicos de delincuencia, como la Ley de delitos contra la persona de 1861, la Ley de Robo de1968 o la Ley sobre delitos sexuales de 2003 (Ashworth, 2015). En Inglaterra y Gales, el principal estatuto legal relacionado con los temas de protección del menor es la Ley de la infancia de 1989, modificada posteriormente por la Ley de la infancia de 2004. El comportamiento ilegal de los jóvenes, a veces llamado delincuencia juvenil, ha sido regulado por numerosas leyes incluyendo la Ley de crimen y desorden de 1998, la Ley de justicia juvenil y pruebas penales de 1999 y la Ley de poderes de las cortes penales de 2000. Estas leyes rigen principalmente decisiones legales tales como si los jóvenes deberían o no ser procesados y los tipos de condena que puede imponerse, incluyendo las normas que rigen el recurso de encarcelamiento.

Los crímenes en Inglaterra y Gales están legalmente divididos en tres amplios grupos, de acuerdo con su gravedad. Los crímenes más graves como el homicidio o la violación son siempre procesables, se tratan formalmente y son juzgados por un juez y un jurado en un tribunal superior conocidos como el Tribunal Real. Los delitos menores, llamados delitos sumarios, son juzgados de manera más informal por los tribunales inferiores, donde las sentencias penales se llevan a cabo

Page 325

por personas laicas que no son abogados profesionales, sino que son miembros del público escogidos especialmente (aunque disponen de consejos legales continuamente). El tercer grupo consiste en delitos que son enjuiciables de ambas formas, como delitos procesables o sumarios, dependiendo de la naturaleza exacta y los detalles del caso.

Aunque la rama legislativa del gobierno (el Parlamento elegido) crea leyes, la administración rutinaria de la justicia se realiza a través de los tribunales y el sistema judicial, mientras que la prestación de servicios de justicia penales y criminales se lleva a cabo por el Ministerio de Justicia y sus departamentos compuestos, en particular el Servicio Nacional de Gestión de Delincuentes (NOMS en inglés), que se ocupa de los delincuentes adultos. Con respecto a los delincuentes jóvenes, la organización responsable de su supervisión es la junta de justicia de menores (YJB en inglés), establecida bajo las disposiciones de la Ley de crimen y desorden de 1998. La junta opera bajo el patrocinio del Ministerio de Justicia, pero no constituye un departamento formalmente en él. Su función es supervisar la administración y dirección de las partes del sistema penal que tratan con jóvenes con problemas con la ley. Bajo la YJB, cada autoridad local en todos los distritos del país debe establecer un equipo local especializado en delincuencia de menores (YOT en inglés). Estos son grupos de muchos profesionales que contienen representantes de cinco agencias: libertad condicional, trabajo social, policía, educación y servicios de salud. Actualmente, hay 157 de estos equipos operativos en Inglaterra y Gales. Cada YOT coordina servicios en su área local y evalúa a los jóvenes que se le presentan. Con este propósito, se desarrolló una evaluación conocida como Asset (Baker, 2004). Esto es, ante todo, un tipo de evaluación de las necesidades de riesgo, completado por los profesionales de la justicia juvenil, diseñado para su uso en la inducción y, de nuevo, al final de cualquier intervención. Sin embargo, incluye un número de elementos separados relacionados a las decisiones específicas que los profesionales puedan tomar de un delincuente juvenil, por ejemplo, si a él o ella se le debería conceder la libertad bajo fianza (y así poder permanecer en la comunidad) o si debería permanecer bajo custodia (detenido durante el periodo anterior a su aparición en el juzgado). También hay un componente de auto informe titulado "¿Qué piensas tú?" que invita al o la joven a dar su punto de vista de lo que está pasando. Para el perfil básico de Asset, la información sobre los jóvenes se recoge en las 12 áreas siguientes:

o historia criminal

o Condiciones de vida

o Relaciones familiares y personales

o Educación, formación y empleo

o Vecindario

o Estilo de vida

Page 326

o Consumo de sustancias

o Pensamiento y comportamiento

o Actitud hacia la delincuencia

o Factores positivos

o Vulnerabilidad

o Riesgo de daños graves a otros.

En un estudio sobre reincidencia en un periodo de 12 meses basado en una muestra de 1.081 jóvenes delincuentes, Baker, Jones, Roberts y Merrington (2002) descubrió que Asset tenía un nivel de validez predictiva equivalente o superior a aquel de otros instrumentos de evaluación, con un área bajo la curva (AUC) estadística de 0,719. En un estudio posterior de 24 meses de seguimiento con una muestra mayor de 2.233 participantes, se obtuvo un resultado ligeramente mejor, con una cifra de 69,4% predicho correctamente y un AUC de 0,731 (Baker, Jones, Merrington y Roberts, 2002). Por lo tanto, en las dos evaluaciones, cuanto mayor es la puntuación obtenida en los factores de riesgo, mayor será la probabilidad de reincidencia. En una fase posterior se añadió un componente adicional, lo que supone un plan de intervención que podría entonces ser monitoreado y evaluado. La escala Asset se utiliza para comunicar una serie de decisiones tomadas sobre los jóvenes que están implicados en el sistema de justicia juvenil. In 2015, se presentó una versión revisada llamada AssetPlus (Youth Justice Board, 2016).

Sin embargo, el uso de Asset también ha sido objeto de críticas, dado a que el nivel de poder de predicción es tal que casi un tercio de las evaluaciones no son precisas y pueden, de esta forma, asignar a los niños a grupos de riesgo equivocados (Bateman, 2011).

Además, se sostiene que el enfoque de "escala de riesgo" identifica principalmente un índice complejo de desventaja social, dando lugar a sentencias que son menos favorables a quienes vienen de los entornos más desfavorecidos, cuyos derechos son violados de este modo, ya que pueden ser objeto de controles más estrictos. Otros críticos sostienen que el enfoque de "factor de riesgo" se basa en la atención selectiva a algunas influencias sobre el comportamiento delictivo de los jóvenes mientras que se descuidan otras simultáneamente (Haines y Case, 2008).

Junto a la evaluación individual y la coordinación de servicios, YOT tiene otra serie de funciones. Una de ellas es la de la prevención temprana de la delincuencia juvenil, mediante la creación de grupos llamados comités de inclusión de jóvenes para identificar a los jóvenes que se consideran en riesgo de convertirse en delincuentes y proporcionarles apoyo (incluidos los que tengan menos de diez años). Estos grupos también se enlazan con una serie de organismos que participan en la acción comunitaria para determinar las medidas que podrían tomarse para reducir el riesgo de participación delictiva de los jóvenes. La mayoría de YOTs se compromete a llevar a cabo algún trabajo de este tipo, y éste toma diferentes formas. Otro rol es la distracción, que implica el uso de triaje para tomar decisiones que conciernen alternativas posibles a la acusación. Esto es llevado a cabo, por ejemplo, a través de una resolución familiar o arreglos restaurativos judiciales, o con los

Page 327

jóvenes vulnerables que parecen experimentar problemas de salud mental (Whittington, Haines y McGuire, 2015).

A una amplia mayoría de los jóvenes que han sido arrestados se les da advertencias oficiales o reprimendas, ahora colectivamente llamadas avisos a la juventud (en inglés: youth cautions). Estos fueron introducidos bajo el nombre de Ley de asistencia jurídica, condena y pena de los infractores de 2012. Ésta involucra un procedimiento en el que un agente de policía emite una advertencia formal al joven con la presencia de uno de sus padres o tutores, o de otro adulto apropiado cuando no está claro que el joven entienda la naturaleza de las implicaciones en el proceso.

La actuación de los YOTs ha sido examinada internamente por el propio Consejo de Justicia Juvenil (2015), incorporando una serie de casos prácticos, y externamente por consultantes independientes, incluyendo una encuesta por Carol Goldstone Associates (2010) y un "balance" por Deloitte (2015). Estas evaluaciones han revelado la diversidad de maneras en las que los YOTs trabajan a nivel local, pero señala que la capacidad de algunos de perseguir trabajo preventivo está a menudo limitada debido a la falta de financiación (Carol Goldstone Associates, 2010).

Delitos a manos de jóvenes registrados

Las estadísticas criminales en el Reino Unido son registradas y publicadas anualmente, correspondiendo con el año fiscal el cual, por razones históricas, tiene lugar desde el comienzo de abril hasta el final de marzo en el siguiente año natural. La terminología usada hoy es aquella de delitos comprobados (proven offences en inglés), que quiere decir que son aquellos que se sabe que han derivado en una advertencia o condena. Durante el año hasta el final de marzo de 2015, los jóvenes fueron condenados a un total de 87.160 delitos comprobados en Inglaterra y Gales. Un desglose de estos por el tipo de delito mostró las siguientes proporciones: el grupo más numeroso llevado a cabo individualmente fue la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA