Proyectar el derecho: la poética cómica de la justicia en Aves

Autor:Emiliano J. Buis
Páginas:299-354
 
EXTRACTO GRATUITO

CAPÍTULO VIII
Proyectar el derecho:
la poética cómica de la justicia en Ave s
. Introducción
Representada en el año  durante las festividades de las Grandes Dionisias, la
comedia Ave s nos enfrenta claramente a la problemática de la imposición del derecho
en un universo paralelo al de Atenas, en donde interactúan atenienses e inmortales,
bárbaros y héroes, personajes masculinos y femeninos. La obra ha motivado numero-
sas interpretaciones a lo largo de la historia: desde la lectura de las claves alegórico–
políticas1 hasta el reconocimiento de una construcción utópico–fantástica2 –atrave-
sando casi todos los matices intermedios– los planteos han sido cuantiosos.3 Ninguno
de ellos, sin embargo, se ha focalizado exclusivamente en el aspecto jurídico4 y, en este
punto, nuestro estudio viene a cubrir esta ausencia.
El argumento nos presenta a dos ancianos, uno llamado Pisetero5 y el otro
1 Nos referimos esencialmente al trabajo fundamental de S () acerca de las alusio-
nes a la expedición llevada a cabo a Sicilia en verano del , seguido de cerca en ese punto por 
L (), K () y K (: –), K () y por V (),
(), () y (). D (: ) reconoce en este sentido la existencia de dos alusiones
indirectas pero claras, y una posible tercera: así, señala, por ejemplo, el v.  (en el que posiblemen-
te se haga una alusión a la fuerte oposición de Nicias en los debates de la Asamblea), los vv. –,
donde implícitamente se menciona el arresto de Alcibíades en el año , y los vv. –, que
pueden estar aludiendo al ardid realizado por Nicias y Lámaco para establecer un campamento en
Siracusa. A pesar de estas referencias, concluye que “...attempts to nd in Birds any extensive allegor-
ical comment on the expedition to Sicily are unconvincing.
2 M (b), C (), N (: ), G (: ), G. M
(: ), W (: ), D (: ), inter alias/os.
3 MD (: ) y K (: –) revisan estas distintas aproximaciones.
4 Con la excepción quizás de T (–), quien sin embargo solamente se focaliza
en el problema de las leyes no escritas a lo largo de la obra.
5 Recordemos que el nombre “Pisetero“ toma por base el término persuadir en griego. Es por
esta característica central del personaje a lo largo de la obra que nos inclinamos, entre las distintas
posibilidades que brinda la transmisión textual de la obra, por esta versión del nombre siguiendo
a B. En este sentido, M (: ) sostiene que “Solo Πεισέταιρο sembra dunque
poter esprimere il πεσαι τν ταιρον, riconosciuta abilità del protagonista. Otras/os autoras/es se
inclinan por lectiones distintas. Así, C (: ) considera que “Peisthetairos” es el nombre que
EMILIANO J. BUIS

Evélpides,6 que –cansados de los excesivos litigios de Atenas– deciden partir en busca
de un lugar libre de conictos judiciales: los atenienses, explican, están fanatizados
por los juicios. Los vv. –, en un primer juego de paralelismos sintácticos, ponen
en relación contrapuesta el mundo de las aves con el de los litigiosos ciudadanos:
ο ν γρ ον τέττιγε να ν δύο
π τν κραδν δουσ, θηναοι δ ε
π τν δικν δουσι πάντα τν βίον.
Las cigarras ciertamente cantan uno o dos meses sobre las ramas de higuera, pero los atenienses
cantan siempre sobre los juicios toda la vida.7
Recorrerán un largo camino hacia sus objetivos (τόνδε τν βάδον βαδίζοεν, v.
) lo que los conduce a enfrentarse en su avanzada con aves, hombres, héroes y dio-
ses. La oposición entre los deseos de los personajes y el derecho ático –tal como era
aplicado en el marco de los tribunales de nes del siglo V– parece ser evidente a partir
del inicio mismo de la pieza. El primer contacto con el mundo ideal de los pájaros,
sumido en un utópico estado de naturaleza alejado de todo convencionalismo social,
les aparece como propicio para favorecer el abandono del universo jurídico. De este
modo, luego de que el protagonista, Pisetero, ideara la conveniencia de construir una
ciudad en las nubes, en el diálogo con la Abubilla –rey de las aves– empezarán a al-
zarse los muros de la nueva pólis en un espacio intersticial alejado tanto de hombres
como de dioses. Sin embargo, la oposición al derecho, que parece ser el n primero,
no tardará en ser puesta en crisis por la propia comedia.
Como nos proponemos examinar en este capítulo, a medida que progresa la co-
traen los manuscritos y que todo cambio es innecesario; del mismo modo lo hace V (:
) porque “that is what Aristophanes wrote”. En cuanto a nuestra castellanización del nombre,
nos parece apropiado mantener para la raíz una lógica semejante a la de la versión del nombre de
Pisístrato” (Πεισίστρατο), con quien algunos incluso identican –por la alusión a la tiranía– a la
gura de Pisetero (R [: ], por ejemplo).
6 Evélpides proviene esencialmente de ε, “bien, y de λπί, “esperanza”, resultando así, desde
la etimología, un personaje bien esperanzado. Ambos protagonistas maniestan en sus nombres
una descripción de sus estados y disposiciones de ánimo (G [: ]).
7 B (: –) explica que las ramas de higuera (τν κραδν) sugieren una
alusión al hecho de que la excesiva litigiosidad de los atenienses era en general representada por
los sicofantas (recordemos que el origen etimológico de los sicofantas subyace la idea de los higos
–σκα–) y se deende de ese modo, con sólidos argumentos, de quienes criticaban su posición sobre
la base de que los sicofantas no estaban asociados a las díkai (que es el vocablo que aparece en el
pasaje) sino a las graphaí.
EL JUEGO DE LA LEY

media el protagonista Pisetero terminará imponiendo su lógos y destronando a Zeus.
La palabra y la ley, como sustentos del personaje, lo llevarán a relativizar la contra-
posición entre naturaleza y cultura y a consagrar la cultura ateniense en un mundo
inicialmente utópico. Sin embargo, esa subversión8 de los valores tradicionales, ma-
terializada en la gura de un mortal/anti–héroe9 que amenaza y consigue desplazar a
los dioses y que actúa con violencia ante sus pares, no puede menos que ser concebida
por el espectador ateniense, in abstracto, como un accionar injusto según las conven-
ciones tanto religiosas como legales.10 El triunfo nal, entonces, representado por su
matrimonio con Basíleia y la aceptación del mismo por parte de un público acostum-
brado a los castigos de los imprudentes personajes en la tragedia, sólo son posibles en
el marco ccional de una comedia donde los valores convencionales, materializados
en torno de las ideas antitéticas de la violencia y el derecho, se invierten desde el pri-
mer instante.11
El derecho es incorporado, entonces, en el seno de una verdadera operación de
institucionalización de la comunidad de las aves, y las referencias a las leyes y normas
en los discursos de Pisetero desempeñan un papel persuasivo que se aparta empero
de la objetividad jurídica para servir a los intereses individuales de quien las realiza.12
Analizaremos el derrotero del protagonista para entender la lógica subyacente
dentro de la trama de Aves, que lleva a una doble tendencia: por un lado, el rechazo del
derecho ateniense y, por el otro, la proyección de aquellas normas que se pretendían
dejar de lado. Como veremos, este relativismo del derecho se pone en relación directa,
pues, con la convencionalidad del lenguaje, y en esta actitud paradójica de Pisetero
hallamos una serie de indicios sofísticos que subyacen a la obra en su conjunto.
8 S (a: ) utiliza este término para referirse al patrón que domina la obra
desde el comienzo.
9 W ().
10 Sobre este tema ver Z Q () y, especialmente, la reseña del volumen reali-
zada por S (: –).
11 Las personas imprudentes, inmorales o impías suelen recibir castigos en la comedia aristo-
fánica y los héroes cómicos no están siempre exentos de tales sanciones, como vimos en el capítulo
anterior con Estrepsíades. Pisetero, en ese sentido, no es el único protagonista imprudente e impío
que triunfa al nal de la obra. Tanto a Trigeo en Paz como Crémilo en Plutos les ocurre lo mismo:
ambos desafían también a Zeus y, casi como Pisetero, Crémilo consigue derrocarlo (aunque en vez
de reemplazarlo él mismo lo hace a favor de la Riqueza).
12 En efecto, notaremos que en el mundo de Pisetero, al igual que en el de Atenas de los espec-
tadores, hay normas jurídicas (cf. vv.  et seq., ,  et seq.).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA