Prólogo

Autor:Antonio Serrano González
Páginas:13-15
 
EXTRACTO GRATUITO
PRÓLOGO
Cuando queremos hablar de libros, decía José Bergamín –hijo de un impor-
tante jurista que entrará en escena avanzado este libro– que convenía guiarse por
el juicio de Lope de Vega: “sabe el fruto a su raíz”. ¿Cuáles son las raíces de este
primer libro de José Antonio González Clapham? ¿Qué ingredientes tiene, cuál es
la sustancia de esta monografía?
Yo creo que las raíces de este libro se nutren ante todo de un viaje y una biblio-
teca.
El viaje, que va a ser sin retorno, tuvo lugar durante la década anterior y fue el
de un joven egresado, muy bien formado, desde la Facultad de Derecho y Cien-
cias Políticas de la Pontificia Universidad Católica del Perú a la Facultad de De-
recho de la Universidad Autónoma de Barcelona. Por afinidad electiva, González
Clapham hace su formación de posgrado en el área de Historia del Derecho y de
las Instituciones, obteniendo el diploma de estudios avanzados (DESE), colabo-
rando, entre otras actividades, en un Marie Curie Training Site y consiguiendo
una beca de la prestigiosa Robbins Collection (U. de California en Berkeley). Una
parte de la disciplina quería allí moverse dentro de lo que en Italia se denominó
en ese momento “nuova storiografia giuridica iberica”, la cual venía desde hacía
algún tiempo interesándose por el estudio de las revistas jurídicas, como muy bien
reconstruye González Clapham en la introducción.
La biblioteca es la de Ciencias Sociales de la UAB, uno de los lugares más gra-
tos de esa universidad. Tendida como un puente entre varias Facultades (Derecho,
Economía, Ciencias Políticas) y muy bien atendida por su personal, conecta de
una forma práctica y eficaz muchos de los saberes que componen la rama de co-
nocimiento. Entrando a la izquierda, las monografías; a la derecha, las publicacio-
nes periódicas. Abajo, la sala de estudio. Más abajo todavía, el depósito.
Tal vez por su clara ordenación alfabética, sin duda por su riqueza interdisci-
plinar y carácter internacional, el hecho –muy tangible y evidente, les aseguro– es
que es el costado de las revistas el que genera más curiosidad y energía de lectura
dentro de esa biblioteca. Y es allí donde se yergue la colección completa de la re-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA