Prólogo

Autor:Ana Cristina Gallego Hernández
Páginas:17-20
 
EXTRACTO GRATUITO
Prólogo
En 1976, el Dr. David Finkes describió por primera vez una enfer-
medad causada por el virus del Ébola tras producirse varios cientos de
casos en Zaire y Sudán. En agosto de 2014, la Organización Mundial de
la Salud reconoció que el virus del Ébola se había convertido en una epi-
demia que cuando en 2016 se declaró su final como emergencia pública
internacional, había provocado once mil fallecidos y más de veintiocho
mil infectados. No existe, a día de hoy, vacuna u otra opción profiláctica o
terapéutica de eficacia clínica demostrada, más allá de las medidas gene-
rales para evitar la propagación.
He aquí el hecho que anima a la, ahora, Doctora Ana Cristina Gallego
Hernández a realizar su tesis doctoral sobre un problema tan importante
como la Salud y el Derecho Internacional.
Ahora bien, no se trataba de analizar todas las importantísimas nor-
mas existentes en el Derecho Internacional de la Salud, incluyendo el
imprescindible Reglamento Sanitario Internacional de la Organización
Mundial de la Salud. El objeto no debía ser la perspectiva de la salud pú-
blica, con todas sus ramificaciones, sino su novedosa conexión con la paz
y seguridad internacionales.
El caso de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería española infecta-
da por contagio del virus del Ébola en un hospital español, donde colabo-
raba en el tratamiento de un enfermo contagiado, abrió un debate, y no
sólo en la sociedad española, que merecía una respuesta en el marco del
Derecho Internacional.
¿Debería España haber cerrado sus fronteras, incluso para aquellos
ciudadanos españoles ya infectados y haberles dado tratamientos en los
lugares de origen donde se infectaron? Los traslados de los enfermos es-
pañoles fueron carísimos y ello restaba recursos financieros para tratar
la epidemia en sus lugares de origen. Igualmente, los traslados de dichas

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA