Prólogo

Autor:César Martínez Sánchez
Páginas:11-15
 
EXTRACTO GRATUITO
PLOGO
El debate sobre el reparto de la carga tributaria nace asociado a
la propia idea del tributo. La existencia de un gasto público y la nece-
sidad de atender ese gasto a través de un ingreso, determi desde su
origen, no sólo ya la idea de tener que establecer y exigir el ingreso
sino también de precisar a quién o entre quiénes se iba a exigir, y en
qué cuana se iba a requerir a cada uno de ellos. Ese debate sobre el
reparto justo de la carga tributaria continúa vigente en la actualidad,
siendo incluso s intenso que en otros momentos pretéritos debido,
VLQGXGDDODGLÀFXOWDGFR\XQWXUDORTXL]i\DVHDHVWUXFWXUDOGHDOOH-
JDULQJUHVRV\ODQRPHQRU GLÀFXOWDGSDUDFXEULUR DWHQGHUFRQHOORV
las necesidades públicas difícilmente menguantes. Si la abundancia
DQHVWHVLDODGHPDQGDGHHTXLGDGODHVFDVH]ODDFUHFLHQWDGHPDQHUD
que es fácil entender la intensidad del debate de los últimos años, no
VyOR\D VREUHFyPRUHSDUWLUHO JDVWRHQWUHORV FDGDYH] PiV H[LJXRV
contribuyentes, sino, más allá, el de determinar qué reparto es justo o
equitativo, qué gasto es necesario, cl debe ser gasto público y cl
privado, y cómo y a quién se le puede exigir.
En los años de esa abundancia anestésica, César MA R TÍNEZFRPHQ]y
a estudiar ODÀQDQFLDFLyQGHORV VHUYLFLRVS~EOLFRV. En concreto pre-
tendía averiguar, no solo ya si era constitucionalmente exigible que el
Estado proveyera necesariamente de determinados servicios públicos,
sino sobre todo, si el modelo de Estado social reconocido en nuestra
Constitución implicaba una obligación de proveer de servicios públicos
esenciales, y, en tal caso, qué servicios públicos —qué lista de servi-
cios serían los esenciales o los que, en todo caso, debe suministrar y
ÀQDQFLDU de forma preceptiva el Estado a través de fórmulas de reparto
general. Recurría el autor, por tanto, a un tema clásico de la Hacienda
El principio de equivalencia.indb 11 26/3/14 09:53:01

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA