Principales medidas de política monetaria implementadas por el Banco Popular de China

Autor:Juan Calvo Vérgez
Cargo del Autor:Profesor Titular de Derecho Financiero y Tributario. Universidad de Extremadura
Páginas:322-329
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 322

Con la finalidad de tratar de frenar las distorsiones y los riesgos de las principales entidades financieras del país de un tiempo a esta parte desde el Banco Popular de China se ha venido optando por restringir la liquidez en el mercado, una situación que provocó episodios de elevada tensión en el mercado interbancario, a resultas de lo cual el Banco Central de China optó por inyectar un total de 48.600 millones de dólares para frenar las tensiones. Ello contribuía a incrementar la volatilidad en el mercado interbancario.

Las dudas existentes alcanzaban al mercado de bonos soberanos, plan-teándose incluso el riesgo de impago en el ámbito de las Corporaciones Locales. Piénsese que, debido a que la creación de créditos en China había sido superior al crecimiento económico, la deuda total del país (pública, empresarial y de los hogares) había alcanzado el 200% del PIB. En el caso concreto de las Corporaciones Locales, su pasivo presentaba ya un tamaño del 32% del PIB. Y el temor de los inversores ante la existencia de un eventual default se había visto reflejado en el avance del seguro por impago del bono chino, el CDS el cual, a finales del mes de enero de 2014, llegó a marcar máximos desde agosto de 2013 por encima de los 160 puntos. Debido a esta situación la magnitud que estaba adquiriendo la deuda pública china frente al tamaño y la experiencia del mercado financiero comenzaba a ser preocupante.

Page 323

Con fecha 17 de marzo de 2014 el Ejecutivo chino acometió una ampliación de la banda de fluctuación del yuan, que se elevaba así al 2% desde el 1% anterior. De este modo se procedía a duplicar la banda de fluctuación de su divisa, añadiéndose un mayor riesgo a la baja. Tal y como señalo EICHENGREEN dicha decisión podía responder, bien al deseo del Gobierno chino de ampliar el papel del yuan en el comercio extranjero y con fines de inversión, al objeto de que la divisa china alcanzase un estatus internacional comparable al del dólar (de cara a lo cual estimaba el citado autor que China tendría que desarrollar sus mercados financieros y abrirlos a los inversores extranjeros), o bien al deseo de impulsar las exportaciones, como respuesta a la existencia de una demanda interna más débil302.

Apenas unas semanas después, a principios del mes de abril de 2014, el Consejo de Estado chino aprobó varias medidas de estímulo basadas en un aumento del gasto público con el objetivo de impulsar la economía del país. El paquete de medidas aprobado incluía, en primer lugar, diversos recortes de impuestos para las pequeñas empresas, así como una dotación a la rehabilitación de las zonas urbanas degradadas y una mayor inversión en ferrocarriles. Si bien China ya había incluido previamente estas medidas en su Plan de desarrollo económico para el año 2014, en esta ocasión el conjunto de medidas aprobadas se habían presentado conjuntamente como un paquete de estímulo para impulsar la economía.

Así, en primer lugar, se decidió extender hasta 2016 los incentivos fiscales para aquellas empresas que obtengan unos beneficios anuales menores de 60.000 yuanes (9.720 dólares, 7.050 euros), que cuentan con rebajas fiscales del 50%, dejándose además abierta la posibilidad de aumentar este umbral, dada la trascendencia que las pequeñas empresas adquieren para el fomento del empleo y el mercado en China.

En segundo término, el Ejecutivo chino aprobó la puesta en marcha de 6.600 nuevos kilómetros de nuevas líneas ferroviarias en 2014, lo que representaba 1.000 kilómetros más de lo establecido en 2013. A tal efecto se

Page 324

crearía un fondo para el desarrollo ferroviario con un valor de hasta 300.000 millones de yuanes (48.602 millones de dólares, 35.251 millones de euros), que se financiaría en parte con una emisión de bonos por valor de 150.000 millones de yuanes en 2014 (24.156 millones de dólares, 17.556 millones euros). Estas nuevas líneas ferroviarias se construirían principalmente en las Regiones centrales y occidentales del país (menos desarrolladas) con la finalidad de ayudar a la urbanización de la zona. Finalmente se aprobó dotar un fondo para la renovación de las viviendas degradadas en las regiones urbanas, que también se financiaría parcialmente con la emisión de bonos para inversores institucionales como bancos comerciales, fondos de pensiones y compañías de seguros.

Dichas medidas se vieron además acompañadas por la decisión de la Comisión Reguladora Bancaria de China (China Banking Regulatory Commission, CBRC, por sus siglas en inglés) de llevar a cabo pruebas de resistencia regionales y nacionales después de que los bancos experimentaran un repunte en la morosidad durante el pasado ejercicio 2013, con la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA