Perspectiva práctica de las alianzas público-privadas en el sector pesquero

Autor:Yolanda Molares Montero
Cargo del Autor:Instituto para el Crecimiento Sostenible de la Empresa (ICSEM-Vigo)
Páginas:461-471
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 461

1. Introducción

Las Alianzas Público Privadas (APP) vienen desarrollándose con más o menos éxito desde hace décadas como una forma de colaboración entre el sector público y empresas privadas para la gestión de servicios públicos (WORLDBANK).

Diferentes estudios analizan el impacto de estas Alianzas en el desarrollo de los países. En ellos, se consensúa que los países con mayores niveles de desarrollo, en los que en algún momento de su proceso histórico apuestan por la transformación productiva e innovación tecnológica, incorporan y desarrollan de forma clara el trabajo y colaboración entre el sector público y privado (Deblin, CEPAL Revista 97, 2009)1110.

Se parte de que, teniendo en cuenta que desde el liberalismo económico la empresa tiene un papel fundamental en el desarrollo económico y social, al igual que éstas deben tener en cuenta al Estado en su funcionamiento; también el Estado debe considerar a los sectores económicos en las fases de diseño de estrategia nacional - de modo que se consensúen procesos crecientes de desarrollo.

La dimensión de las APP es tan amplia como queramos en cuanto a estrategia y alcance, actores, plazo, objetivos y contenidos, nivel de formalidad, entre otros. Existen disponibles diversas publicaciones a modo de manuales, artículos, libros de interés que muestran un amplio recorrido respecto a como en algunos países las APP parten de

Page 462

las estrategias nacionales - habiendo casos de alianzas para la planificación nacional conjunta, o desarrollo normativo para su aplicación. Pero también hay casos de países en las que la consideración de la APP se basa en el desarrollo de proyectos conjuntos (construcción, gestión / concesión, otros), una vez más con diferentes fórmulas de consenso, ejecución, entre otros.

Este nivel de análisis y de aplicación llega a la Cooperación para el Desarrollo. Éste trasciende de los proyectos de infraestructura, obras, servicios, a proyectos tradicionales de cooperación. Bajo la misma lógica desde hace un par de décadas se viene anunciando con diferentes referencias la importancia de incorporar a la empresa en los procesos de desarrollo. Importancia derivada de la misma lógica de la incidencia de los sectores económicos del sector privado, y por índole en conceptos de género, derechos humanos, ambiente, seguridad alimentaria, crecimiento, entre otros.

La incorporación de la empresa en la planificación del desarrollo surge ya en la Conferencia de Río 1996 en la que ésta se sienta en una mesa con las ONGS. Este inicio fue derivando a su planteamiento cada vez más sólido en el que la empresa forma parte de las agendas habituales de desarrollo (Accra, Lisboa, CE, otros). El momento más alto -actual- llega con la aprobación de los Objetivos del Milenio 2015 (Objetivo 17) a través de los que la importancia de la creación y mantenimiento de Alianzas Duraderas entre ONGS, Sector público, Academia y sector privado se consolida integrándose transversalmente en todos los Objetivos.

En todo este contexto, a lo largo de todos estos años las Agencias Multilaterales (Naciones Unidos) y Bilaterales (GIZ, Luxemburgo, otros) incorporan de forma concreta y prioritaria la promoción de las colaboraciones público-privadas en sus procesos de planificación e inter-vención en desarrollo. A modo de ejemplo la generación y promoción de negocios inclusivos -en los que algunas de ellas trabajan desde hace una década- como estrategias de lucha contra la pobreza y promoción económica, a mayores, entre otros aspectos, de empleo digno y sostenible, es una demostración de colaboración entre sectores público y privados en pro del fortalecimiento de cadenas productivas, valorización, verticalización, en mercados, transferencia de conocimiento y tecnología, entre otros.

Por su lado, las Alianzas Público Privadas se erigen en el mapa de la Cooperación Española en 2013, a partir del IV Plan Director de Cooperación Española (2013-2016). En este momento se planteaba la incorporación de la empresa con un papel activo en cooperación en el mapa de actores

Page 463

tradicional -desde una aproximación a la coherencia de políticas- y a partir de ahí se han ido desarrollando herramientas e instrumentos de planificación e implementación, así como de apoyo a la financiación.

Este desarrollo estratégico de AECID genera la creación de un nuevo espacio en España en el que los diferentes actores deben encontrar su posicionamiento y estrategia al respecto del reconocimiento y entrada del sector privado. Se trata de un momento apasionante en el que los diferentes escenarios y espacios, conceptos utilizados y aplicados en desarrollo desde España hasta el momento se replantean y se proponen nuevas vías y perspectivas de trabajo colaborativo en pro de la obtención resultados de impacto medible.

2. El concepto teórico

Si tenemos que definir desde una perspectiva teórica de qué es una APP para el Desarrollo (APPD) es necesario incorporar algunos conceptos de obligado cumplimiento: colaboración, voluntario, objetivos comunes, garantizar, compartir, eficiencia, impacto...

Hemos seleccionado algunas definiciones, que por ser de diferentes instituciones y contextos, su coincidencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA