El papel económico de los sindicatos

Autor:Inmaculada Cebrián López y Gloria Moreno Raymundo
Páginas:177-192
 
EXTRACTO GRATUITO
177
EL PAPEL ECONÓMICO DE LOS SINDICATOS
Inmaculada Cebrián López y Gloria Moreno Raymundo
Profªs. Titulares de Universidad Dpto. de Economía
Universidad de Alcalá de Henares
1. Introducción 2. El papel económico de los sindicatos 3. El sindicalismo en España: hechos y cifras.
1. INTRODUCCIÓN
En la actualidad, en todos los países desarrollados existen sindicatos.
Estas organizaciones surgieron con fuerza como una vía de canali-
zar el movimiento obrero en las sociedades industrializadas, jugan-
do un papel fundamental en la configuración del sistema moderno
de relaciones laborales. El sindicalismo es y ha sido la forma básica
mediante la cual los trabajadores se han organizado frente a la em-
presa. Estos dos agentes de forma conjunta han establecido las reglas
de actuación y negociación en el ámbito laboral. Los sindicatos son
constituidos por los trabajadores con el fin de influir en los salarios,
en el nivel de empleo de las empresas y en las condiciones de trabajo
de las industrias o incluso quizá de la economía en su conjunto. Des-
de el punto de vista del análisis económico, estas instituciones son
unidades económicas de decisión y la valoración del papel que juegan
estas organizaciones en la economía, así como del efecto que su pre-
sencia produce, depende del marco conceptual en el que se analizan
y de la posición teórica de partida que se adopte. En cualquier caso,
resulta interesante profundizar en los efectos que producen los sin-
dicatos en algunos aspectos concretos de la economía, como son las
diferencias salariales, la eficiencia y la productividad y el desempleo. A
continuación se presenta un resumen de las principales aportaciones
de la teoría económica, desde diversas perspectivas, sobre el papel y
los efectos de los sindicatos sobre los resultados económicos.
2. EL PAPEL ECONÓMICO DE LOS SINDICATOS
No cabe duda de que la intervención de los sindicatos en los procesos
de negociación resulta beneficiosa para los trabajadores en tanto en
cuanto se consiguen mejores salarios y condiciones laborales. Pero, la
178
iNMaCulada CeBRiÁN lÓPez y gloRia MoReNo RayMuNdo
literatura económica también recoge otros casos en los que la presen-
cia sindical no tiene esos claros efectos positivos, al detectarse un cier-
to entorpecimiento en el logro de la eficiencia empresarial con resul-
tados no tan positivos sobre la productividad o el empleo. Ahora bien,
también es cierto que, tal y como algunos autores afirman, los sindi-
catos como voz de los trabajadores pueden incrementar la productivi-
dad de la empresa. El conocimiento que tienen los trabajadores de la
situación de la empresa desde dentro se puede canalizar para resolver
los problemas con los empresarios y para aumentar el compromiso de
los trabajadores, mejorando su percepción de su entorno laboral, su
productividad y por ende la competitividad de la empresa (Freeman
y Medof, 1984). Para otros autores (Leibenstein, 1988), la situación es
otra, de manera que la presión sindical sobre los salarios puede llegar
a perjudicar la competitividad y la eficiencia de la empresa.
Desde el punto de vista macroeconómico, los resultados de la negocia-
ción colectiva se valoran a través de los salarios, tanto en lo que se re-
fiere a la tasa media de crecimiento como a la dispersión salarial entre
sectores, regiones y trabajadores de distintos niveles de cualificación.
Bajo esta perspectiva, el marco legal de la negociación colectiva ha
de promover los mecanismos institucionales que permitan lograr dos
clases de objetivos: en primer lugar, la tasa media de crecimiento de
los salarios ha de ser compatible con una baja tasa de paro en el medio
plazo (o paro estructural) y con la estabilidad macroeconómica. En
segundo lugar, las diferencias salariales entre sectores, regiones y ni-
veles educativos han de proporcionar incentivos para la reasignación
del trabajo desde los sectores de baja productividad hacia los de alta
productividad, para una movilidad geográfica que permita reducir las
diferencias de tasas de paro entre regiones y para la inversión en edu-
cación (capital humano).
Los efectos de los sindicatos sobre las diferencias salariales dependen
del tipo de modelo sindical vigente. En algunos países, como por ejem-
plo Estados Unidos la negociación salarial responde al modelo “closed
shop” o talleres cerrados, en estos casos la negociación se realiza en el
ámbito de la empresa y tan sólo los trabajadores afiliados están cubier-
tos por el convenio. Sin embargo, en España, los acuerdos alcanzados
en los convenios se extienden generalmente a todos los trabajadores,
estén o no afiliados a un sindicato. Por este motivo no tiene sentido
hablar de una ventaja salarial para los trabajadores afiliados. Ahora
bien, lo que sí resulta evidente es que el nivel de las remuneraciones
aumenta en los casos en que los sindicatos intervienen en la determi-
nación de los salarios, mediante la firma de un convenio. En estos ca-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA