La valoración de la prueba electrónica.

Autor:Carlos García Valdés
Cargo:Catedrático de Derecho penal UAH
Páginas:770-773
RESUMEN

Que la prueba es una de las claves del proceso penal no ofrece para nadie dudas. Los estudios a ella dedicados copan muchas de las mejores páginas de los más destacados procesalistas españoles y extranjeros.(...)

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 770

De Urbano Castrillo, Eduardo: La valoración de la prueba electrónica. Tirant lo blanch. Valencia, 2009, 124 páginas

I

Que la prueba es una de las claves del proceso penal no ofrece para nadie dudas. Los estudios a ella dedicados copan muchas de las mejores páginas de los más destacados procesalistas españoles y extranjeros. Si a la contemplación de los instrumentos probatorios genéricos se añade la valoración de las nuevas tecnologías, la temática se convierte en extremadamente interesante. Esto es precisamente lo que ha efectuado el autor en este libro: dedicar su investigación a este concreto aspecto, nuevo y sometido a debate entre la mejor doctrina. A ella se suma, a partir de ahora, la opinión de Eduardo Urbano.

Urbano Castrillo es un profesional de la magistratura. Le conozco desde que fue alumno del Centro de Estudios Judiciales cuando me cupo el honor de dirigirlo y hemos coincidido después en variadas ocasiones en oposiciones y tareas académicas. Después de diversos destinos jurisdiccionales, en la actualidad, y desde hace muchos años, es Magistrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo donde desarrolla su valía y muestra sus conocimientos. Pero hay otra meritoria faceta en Eduardo Urbano que no se debe ni se puede ocultar. Su actividad y vocación docente universitaria que desempeña adecuadamente y de la que son frutos sus monografías y artículos en revistas especializadas.

Page 771

Es aquí donde, claro es, se enmarca el presente texto. Breve pero suficiente y enjundioso, indicativo del difícil estado actual de la cuestión e informativo de la opinión doctrinal y jurisprudencial al respecto. Escrito con acierto en la expresión y de fácil lectura, se muestra como una buena aportación acerca de una materia, la incorporación de las modernas tecnologías al procedimiento, que irrumpe necesariamente y con fuerza en nuestra época.

II

La obra se divide en tres partes y unas conclusiones. La primera se refiere a la generalidad de la prueba, a lo que denomina el autor sus «aspectos básicos» (pp. 15 y ss.). La segunda se centra en el asunto que da título al trabajo: la prueba electrónica (pp. 47 y ss.) y la tercera al aporte de jurisprudencia que acompaña y sustenta los apartados previos (pp. 73 y ss.). Al final, como ya he indicado, plasma Eduardo Urbano las atinadas conclusiones que deduce de su estudio (pp. 119 y ss.), algunas de las cuales que he me permitido intercalar en la exposición.

El que podemos llamar capítulo 1...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA