«Nuestro sistema de notariado latino es el mejor»

Autor:Daniel-Sédar Senghor
Cargo:Presidente de la Unión Internacional del Notariado
Páginas:21-26
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 21

Daniel-Sédar Senghor (París, 1950), francés de nacimiento y senegalés de sentimiento, se licenció en la Facultad de Derecho de Montpellier en 1975, año en que también se diplomó como notario. Ejerció de asistente de notario en París y Montpellier, hasta que en 1979 se incorporó a la notaría de su padre, en Dakar. Desde 1986 es el notario titular de dicha notaría, desde donde, ya unos años antes, fundó la Asociación del Desarrollo del Notariado de Senegal que culminó, en 1987, con la creación del Colegio del Notariado de Senegal.

A partir de ese momento inició su implicación en el ámbito internacional, formando parte de la Asociación Henry Capitant (1988), siendo secretario fundador de la Comisión de Asuntos africanos de la UINL (1989) y miembro fundador de la Asociación del Notariado francófono (1993), entre otros. En 2001 fue elegido vicepresidente de la UINL para África y desde el pasado mes de enero preside la Unión Internacional del Notariado.

Page 22

P: En primer lugar, ¿cómo valora el · hecho de ser el primer presidente africano de la Unión Internacional del Notariado?

R: Es cierto que es una novedad, es la · primera vez en sesenta y cinco años que el presidente no es ni de América ni de Europa, en alternancia, como ha sucedido con los anteriores veintiséis presidentes. Pero en los estatutos hay un principio natural de alternancia entre continentes, y me parece necesario porque hoy el mundo es un pueblo global y necesita las fuerzas de todas las partes del mundo. El Notariado tiene los mismos problemas, sea el presidente de donde sea, y los principios fundamentales de la autenticidad también son los mismos. Por ello mi programa no está específicamente enfocado a la especificidad africana, sino que es un programa de desarrollo de la autenticidad, poniendo en marcha nuevos grupos de trabajo dedicados a ello y a fortalecer al Notariado mundial.

P: Senegal es un país de África en el · que ejercen poco más de cincuenta notarios. ¿Cómo nace su vocación notarial?

R: Mi padre era abogado y después fue · notario. Asíque desde que tenía diez años oía hablar mucho de la profesión notarial en la mesa familiar. Poco a poco me fue interesando el Derecho, que estudié en la Universidad. No tenía muy claro si ser abogado, notario o funcionario internacional en las Naciones Unidas, así que me preparé para todo y, al final, encontré el sitio ideal en la notaría de mi padre. Además, mi padre fue el primero en África en interesarse por el Notariado internacional y estuvo en Barcelona, en el XIII Congreso de la Unión Internacional el Notariado Latino, en 1975. En ese momento yo estaba acabando mis estudios de Derecho muy cerca de aquí, en Montpellier, y me hablaba a menudo de su profesión.

Mi programa se basa en el desarrollo de la autenticidad, el intercambio de ideas y la justificación del valor económico y social del Notariado

P: ¿Cuáles son los principales retos y · objetivos de la UINL actualmente?

R: El objetivo principal es el del inter-· cambio entre notariados de diferentes partes del mundo. Inicialmente fue entre Europa y América, con dieciocho miembros fundadores en el Congreso de Buenos Aires, el 2 de octubre de 1948. Allí nació una relación particular entre el presidente fundador, Juan Negre, argentino, y el presidente Núñez Lagos, que era español. Ellos son los dos fundadores del intercambio de ideas que llevó a la creación de la Unión Internacional. El objetivo era intercambiar ideas, confrontar la comprensión de la autenticidad, y unificar las fuerzas de varios notariados para el desarrollo de esta profesión. Hoy, como entonces, esas ideas son las mismas, porque ya en 1948 creyeron que no hay contestación mayor a la función social del Notariado ni a su utilidad económica y social. Pero hoy vivimos una situación en que las fuerzas económicas y financieras pretenden gobernar el mundo. Y aunque no hay opción perfecta, creo que la respuesta mundial está en la diversidad. Todos los grupos tienen una pequeña parte de respuesta, de modo que en mi programa hay intercambio de ideas pero, al mismo tiempo, hay la justificación del valor económico y social del Notariado. Creo que no hay profesión en este mundo que sobreviva si no justifica cada día su utilidad. Muchos creen que es una profesión de notoriedades y la imagen del Notariado no es todavía

Page 23

muy buena. Tenemos que comunicarnos y demostrarlo, no solo en el círculo de los notariados, sino a la sociedad. Y al mismo tiempo tenemos que escuchar, porque si queremos servir tenemos la necesidad de entender lo que el mundo espera de nuestra profesión. No podemos solo tratar de vender lo que queremos, sino que debemos vender lo que quieren comprar.

P: ¿Qué países están actualmente · liderando el Notariado Internacional? ¿Y en cuáles se prevé un mayor crecimiento en el futuro más inmediato?

R: No hay un país en particular, porque · hay capacidades e individualidades en todos los países. Uno de los milagros de la Humanidad es que el talento reside en todos los lugares. Hay países pequeños, como Senegal, donde hay unos cincuenta notarios -que a finales de año serán sesenta-, pero con una actividad importante en relación al negocio real en el país. Sin embargo, en un país como Uruguay, solo en Montevideo ciudad cuentan con más de dos mil quinientos notarios. Y todos los países pueden ofrecer históricamente la conciencia ética y moral. Por ejemplo, la Unión ha tenido dos presidentes de España, Rafael Nuñez Lagos y Juan Vallet de Go-ytísolo, que eran realmente modelos para todos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA