Una justicia a la que no llegan todas las violencias machistas

Autor:Encarna Bodelón
Cargo del Autor:Universitat Autònoma de Barcelona. Facultad de derecho. Grupo de investigación Antígona
Páginas:34-36
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 34

Las mujeres que sufren violencia y que denuncian dichas violencias, no son todas. Los agresores que llegan al sistema penal no son todos los que agreden. Por más sabido que sea esto, debe recordarse puesto que el análisis del perfil de la mujer agredida y del agresor que aparece como fruto del estudio de los expedientes es sólo una imagen del total del fenómeno de la violencia machista en las relaciones de pareja. Una muestra más de que el marco penal transforma los significados que tradicionalmente el movimiento feminista había elaborado con relación a la violencia de género (Bodelón 2008)

El 52.2% de las mujeres que presentaron denuncia tienen como país de origen España y un 47% otros países. La sobrerrepresentación de las mujeres de origen migrante es una característica que se viene repitiendo en distintos estudios estadísticos sobre el perfil de las mujeres que denuncia en España (Amnistía Internacional 2007). Por su parte, la mayoría de los agresores tienen como país de origen España en el 50,4% de los casos. En un 47, 4% consta en el expediente que el agresor tiene su origen fuera de España.

La edad del grupo más numeroso de mujeres que denuncia está entre los 30 y 39 años. Destaca especialmente el hecho de que el 24% de las denuncias

Page 35

provenga de mujeres jóvenes, así como que la menor tasa de denuncias es la de mujeres de edades más avanzadas.

Un dato muy preocupante es el elevando número de absoluciones que se dan entre las denuncias presentadas por mujeres jóvenes. De las 56 denuncias presentadas por mujeres de entre 20 y 29 años, 25 casos acabaron en absoluciones, mientras que de las 72 denuncias de las mujeres entre 30 y 39 años, acabaron con absolución 22 casos. Las cifras indican una mayor dificultad para las mujeres jóvenes a la hora de conseguir una sentencia condenatoria. Sin duda, la presencia de números estereotipos de género sobre las jóvenes hacen más difícil probar dichas violencias, pero también nuestro estudio muestra que esa alta tasa de absoluciones en casos de mujeres jóvenes está conectada con el hecho de que un número elevado de ellas no declaran contra sus agresores. Concretamente, 11 de las 56 mujeres jóvenes alegan el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que permite no declarar contra familiares, y en otros 7 casos no declaran contra el agresor. En el caso de las mujeres de 30 a 39 años (72 casos), sólo 7 de ellas se acogieron al artículo 416 de la LECr y sólo 6 no declararon en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA