Medios jurídicos de lucha contra el crimen organizado

Autor:Isabel Sánchez García de Paz
Cargo del Autor:Profesora titular de Derecho Penal; Universidad de Valladolid
 
EXTRACTO GRATUITO

Los esfuerzos dirigidos a combatir el crimen organizado actúan en diferentes frentes, en particular los propios del Derecho Penal material, el Derecho Procesal Penal y el Derecho Administrativo -especialmente en materia policial.

En las páginas que siguen examinaremos las diferentes propuestas político-criminales elaboradas en cada ámbito, poniendo de relieve en qué medida aparecen recogidas en textos de Derecho internacional, muy abundantes en materia de crimen organizado, en el Derecho Comparado y, finalmente y con más detenimiento, en el Derecho español 1.

A grandes rasgos veremos que se dirigen aumentar la eficacia tanto preventiva como represiva del siguiente modo:

  1. en el ámbito del Derecho penal material se trata de optimizar y armonizar entre los Estados la legislación penal material que criminaliza tanto la pertenencia misma a una organización criminal como los comportamientos criminales más característicos de las mismas; así como perfilar algunas cuestiones propias de la Parte General del Derecho Penal, como las relativas a la responsabilidad de las personas jurídicas, la extensión de las reglas de aplicación extraterritorial del Derecho Penal, el alcance de la sanción de confiscación, la previsión de incentivos penales para los coimputados que colaboran con la justicia, la imputación de los delitos dentro del organigrama de la organización etc.

  2. desde la perspectiva procesal penal se busca superar las dificultades a que habitualmente se enfrentan los procesos contra las organizaciones criminales -como la penuria de pruebas-, para lo que encontramos formuladas, entre otras, propuestas dirigidas a la introducción de métodos invasivos y preventivos («proactivos») de investigación criminal y al fomento de la cooperación interestatal entre las autoridades judiciales.

  3. desde el punto de vista del Derecho Administrativo también puede contribuirse a combatir el crimen organizado, por ejemplo estableciendo determinados mecanismos regulativos coercitivos de la actividad de bancos y otras entidades financieras y de otro tipo en el marco de la lucha contra un delito vinculado inexorablemente al crimen organizado como lo es el blanqueo de capitales u otros como la financiación del terrorismo. En materia de policía la mejora de su eficacia pasa tanto por la creación de unidades especializadas como sobre todo por el fomento de la cooperación entre las policías de diferentes países incluso a través de fuerzas supranacionales policiales como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA