El espejo italiano. Un estudio de la normativa sobre la inmigración en Italia

Autor:Andrés García Inda
Cargo:Universidad de Zaragoza
Páginas:541-543
 
EXTRACTO GRATUITO

SOLANES CORELLA, Ángeles, El espejo italiano. Un estudio de la normativa sobre la inmigración en Italia. Prólogo de Mario G. Losano, Dykinson, Madrid, 2001, 273 pp.

Page 541

En el momento de escribir estas líneas (mayo 2002) el presidente del gobierno español acababa de dejar caer entre sus declaraciones (que seguramente es una forma de anunciar) una posible reforma de la vigente Ley de extranjería 8/2000 cuando hace prácticamente un año que entró en vigor. Como ya se sabe, la vigente Ley 8/2000 vino a reformar la Ley 4/2000 -que, a su vez, venía a derogar la Ley de 1985- antes de que pudiera desarrollar sus efectos. De ahí que aunque pueda saludarse positivamente la intención de reforma, el hecho de que prácticamente en sólo dos años podamos llegar a disfrutar (o a padecer) tres leyes distintas sobre la misma materia (sin contar con el posible pronunciamiento del Tribunal Constitucional, que admitió diversos recursos de inconstitucionalidad a la Ley 8/2000 en mayo de 2001 cuya resolución aún se encuentran pendiente) pone de relieve el carácter errático e improvisado que han tomado las políticas de extranjería en nuestro país así, como el hecho de que en general, como dice muy acertadamente Ángeles Solanes en su libro, en lugar de hacer política de la inmigración se ha hecho (y se hace) política con la inmigración, llevando el fenómeno migratorio a un terreno del debate y la discusión política más bien electoralista en el que la imagen pública y el número de votos es lo que acaba por determinar las preocupaciones de los partidos. «Esta política de clientelismo -dice A. Solanes- no resulta beneficiosa para los inmigrantes, pues con ella acaba olvidándose que los extranjeros deben ser sujetos de derechos y no meros objetos de diversos tipos de intereses».

La similitud entre España e Italia es el punto de partida del interés de Solanes por la normativa italiana. En ambos casos se trata de países del Sur europeo, con muchos kilómetros de costa. Y rodeados en su mayor parte con altos índices de emigración. Y, en ambos casos, marcados por la fuerte presión de su situación geográfica y por las tendencias europeas, los dos países han endurecido en los últimos años los contingentes de entrada apuntando así a una política de inmigración centrada fundamentalmente en lo que la autora califica de «obsesión» por el control de fronteras, ya que el papel fundamental de la política italiana (como de la española) en el contexto europeo reside precisamente en el cierre de fronteras. Ese paralelismo en el punto de partida lleva a Ángeles Solanes a estudiar el caso italiano como un espejo en el que mirarse y en el que la legislación española podría verse en algunos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA