Introducción. La era de la independencia intelectual y moral

Autor:Enrique San Miguel Pérez
Páginas:15-22
 
EXTRACTO GRATUITO
INTRODUCCIÓN. LA ERA DE LA INDEPENDENCIA
INTELECTUAL Y MORAL
En 1961, Paul Morand publicó Fouquet, le soleil o usqué. El
veterano diplomático republicano y católico, servidor de la institu-
cionalidad francesa, e íntimo amigo de Coco Chanel, dedicaba una
de sus más profundas obras a la fi gura del primer superintendente
de fi nanzas de Luis XIV, Nicolás Fouquet, hombre de confi anza
de la reina regente Ana de Austria y su valido, el cardenal Maza-
rino, célebre creador del maravilloso palacio de Vaux-le-Vicomte,
detenido por orden del rey el 17 de agosto de 1661 tras la fi esta de
inauguración del extraordinario edifi cio que por tantos conceptos
habría de prefi gurar la construcción de Versalles, y fallecido en
prisión, en Pignerol, el 3 de abril de 1680.
Frente a la interpretación secular de la personalidad de Fou-
quet como un desalmado saqueador de las fi nanzas públicas desti-
tuido por el celo real, Morand mantenía que, muy por el contrario,
Fouquet había ya madurado y puesto en funcionamiento un mo-
delo de ejercicio de los poderes públicos, tanto en el ámbito de la
hacienda, como en el de la concepción y expresión de la majestad
de la institución real, que Luis XIV habría de adoptar como propio
y conducir a su más pleno perfeccionamiento1.
En su biografía del creador de un universo palaciego defi nido
por el equilibrio, y que reunía toda la visión clásica del mundo y
de la capacidad de los poderes públicos para ordenarlo que, tras
incautar todo el patrimonio de Fouquet, habría de asumir y liderar
Luis XIV como parte esencial de su proyecto político e institucio-
nal de hegemonía universal a través del Estado, Daniel Dessert
habría de demostrar que Nicolás Fouquet no era un mero político
guiado por una casi enfermiza ambición de poder y de recursos
materiales, algo que seguramente tampoco se encuentra demasia-
1 MORAND, P.: Fouquet ou Le Soleil offusqué. París. 1993, pp. 73 y ss.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA