Introducción

Autor:Enrique V. Rivero Ortega
Páginas:13-26
 
EXTRACTO GRATUITO
13
CAPÍTULO I
INTRODUCCIÓN
«Lo primero y más urgente, en todos los órdenes de la
enseñanza, es la reforma del personal existente y la
formación de otro nuevo. Este es el gran problema:
podríamos decir que casi el único»

1. CONSIDERACIONES PREVIAS
«Lo primero y más urgente, en todos los órdenes de la enseñanza, es la re-
forma del personal existente y la formación de otro nuevo. Este es el gran pro-
blema: podríamos decir que casi el único. Programas, métodos y organización
pueden venir después, porque no tendrían valor alguno sin el maestro. Todas
las reformas que se intenten, sin contar con órganos a decuados para realizarlas,
serán inútiles y aun contraproducentes»1. Estas casi centenarias palabras del
maestro del regeneracionismo español describen muy bien la importancia del
docente como figura esencial del esquema educativo. Ninguna reforma del
sistema puede intentarse siquiera sin gara ntizar previamente la existencia de un
personal docente debidamente formado, preparado y motivado.
Obviamente, la formación y preparación del personal docente en la ac-
tualidad es muy superior a la descrita por Joaquín Costa. Sin embargo, y
pese al protagonismo que se le refiere en el preámbulo de la Ley Orgánica
de Educación, de 2 de mayo de 2006, la asunción real de su condición de
pieza clave del sistema por parte de las Administraciones competentes dista
mucho de alcanzarse. No en vano, traiciona su subconsciente al legislador en
la norma citada cuando formula la f rase «El protagonismo que debe adquirir
el profesorado [...]», reconociendo implícitamente que carece del mismo. Y
cuando se acude al título tercero de la ley, lejos de hallarse una primera de-
claración en ese sentido, se encuentra, por todo comienzo, un enunciado de
1    «Anhelos de resurg imiento pedagógico», Maestro, escu ela y
patria, Madrid, pp. 333-349.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA