Introducción

Autor:Paula Castaños Castro
Páginas:11-13
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 11

El turismo se ha consolidado como motor clave del progreso socioeconómico a nivel mundial, no solamente por su capacidad de crecimiento sino también por su contribución a la creación de empleo y al desarrollo. La Organización Mundial del Turismo (OMT), constata la importancia del volumen de negocio del turismo, que iguala o incluso supera al de las exportaciones de petróleo, productos alimentarios o automóviles, convirtiéndose en uno de los principales actores del comercio internacional, y representando al mismo tiempo una de las principales fuentes de ingresos de numerosos países en desarrollo. Este crecimiento va de la mano del aumento de la diversificación y de la competencia entre los destinos. A ello se añade que la expansión general del turismo en los países industrializados y desarrollados ha sido beneficiosa, en términos económicos y de empleo, para otros muchos sectores relacionados, desde la construcción hasta la agricultura o las telecomunicaciones.

Su transcendencia en la economía europea resulta asimismo innegable, en cuanto que se ha señalado que Europa constituye «el primer destino turístico del mundo»1. De ahí que la Unión Europea haya tomado consciencia progresivamente de la importancia del sector, y haya ido aprobando una serie de normativas –entre ellas la Directiva 2006/123 CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior–, que fijan unos objetivos que deben ser alcanzados por los Estados miembros a través de la legislación de transposición2.

Page 12

En lo que respecta a España, el turismo se configura como la primera actividad económica del país3. Tanto es así que actualmente –y pese a las crisis sufridas por el sector–, el turismo representa alrededor del 10,9% del PIB, siendo España la segunda nación del mundo, solamente superada por Estados Unidos, que más ingresos genera a través del sector turístico. Además, según la Organización Mundial del Turismo, España es el tercer país en número de entradas, además de ser primer destino mundial en turismo vacacional.

La importancia del sector en España queda reflejada en los ingresos que produce –que ascienden a 48.928 millones de euros en el año 20144–, tratándose asimismo de uno de los sectores que más empleo genera –un total de 2.001.448 de trabajadores están afiliados en alta laboral en actividades características del turismo5–; no obstante, a su elevada aportación a la creación de renta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA