Introducción

Autor:Héctor Daniel Marín Narros
Páginas:15-17
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 15

Tradicionalmente, la litigiosidad sobre los productos financieros y de inversión era relativamente baja. Sin embargo, en los últimos años se ha producido un incremento exponencial del número de procesos judiciales, e incluso arbitrales, relacionados con este tipo de contratos1.

Habitualmente, esta clase de controversias surgen entre una entidad financiera y un cliente, que suele tener la condición de consumidor y minorista a efectos legales.

Inicialmente las disputas se originaban en torno a comisiones que se alegaba que habían sido indebidamente cobradas. Aspecto que podría decirse que ha perdido interés por el asentamiento de una clara doctrina al respecto por los tribunales2y por el creciente planteamiento de litigios respecto a los contratos bancarios que se han ido considerando de forma progresiva como «tóxicos». El espectro de los contratos sobre los que se pleitea frecuentemente ha ido ampliándose con el paso de los años, incluyendo paulatinamente los swaps, participaciones preferentes, obligaciones subordinadas, depósitos estructurados, hedge funds y préstamos hipotecarios3, entre otros. Parece que se ha pasado de un estado en el que prácticamente no se dudaba de la validez de los contratos y las actuaciones de los bancos a una situación en la que todo producto bancario es susceptible de ser considerado «tóxico».

Page 16

En cierta medida, parece que se ha ido identificando la «toxicidad» con las pérdidas masivas originadas por los productos financieros y de inversión a los clientes. Aunque a estos efectos no conviene olvidar que, con independencia de cómo haya sido la elaboración y la comercialización del concreto producto, lo cierto es que al menos parte de dichas pérdidas se debe simplemente a la evolución negativa que ha tenido la economía como consecuencia de la crisis. Y es que, ya sea por la caída del Euribor, por la insolvencia de entidades financieras españolas o extranjeras, por el desplome de los valores en la bolsa u otras causas, lo cierto es que una buena parte de este tipo de productos estaban abocados a obtener resultados negativos, al igual que por esas mismas circunstancias han generado beneficios anteriormente.

No obstante, el objeto de este estudio no es profundizar sobre el concepto o las causas de las pérdidas de cada producto que ha sido tratado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo, sino simplemente identificar y analizar los pronunciamientos de Derecho sustantivo contenidos en las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA