La imposible conclusión

Autor:Natividad Senserrich
Páginas:175-178
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 175

LA IMPOSIBLE CONCLUSIÓN

A pesar de haber intentado seguir un método que va desde lo general a lo particular me es imposible concluir cuando todavía no lo hemos dicho todo de la Civilización de la Pobreza, y de tantas injusticias. Hasta que el pensamiento que nos lego Ignacio Ellacuría y nos repiten hasta la saciedad tantos hombre y mujeres en todo el mundo puedan ver un poco de luz me es imposible aportar una conclusión.

El otro día tuve la oportunidad de volver a ver una película que ya en su momento me marcó Los Juicios de Núremberg. Una gran película, sin duda, un concierto de interpretación de un elenco de grandes actores. Sin embargo, no les voy a hablar de cine sino de las reflexiones a las que llegue después de volver a verla ya que lidiamos con los conceptos de justicia, derecho local y derecho internacional, derechos humanos, conciencia y otros que ya comentaré. Me asombré a mí misma pensando en la vigencia de todo lo que sucedió en las argumentaciones que llevaron a la cárcel a unos jueces por crímenes contra la humanidad. Por lo tanto, reitero, no voy a hacer crítica de cine, ni de lo que sucedió aunque ahora conmemoramos los setenta años de todo aquello. No va por ahí mi reflexión.

Todo lo que me ha hecho repensar la vigencia no es únicamente por su mensaje, que lo tiene indudablemente, ni por su

Page 176

profundidad moral que la tiene también, sino por lo que tienen que ver con lo que he intentado exponer en este libro. Descubrir desde la perspectiva de la Filosofía de la Religión el sin sentido de hablar hoy de Derechos Humanos. La reflexión acerca de lo que hemos tratado de los integrismos y de los fundamentalismos que tienen que ver con mantener posturas de amor a lo patrio y a lo propio de formas exultantes. Que cerca estamos del abismo cuando ese amor a lo patrio trasciende la noción del otro, de la alteridad, del que no soy yo y que es distinto a mí y que, sin embargo por él yo puedo ser yo mismo, yo en sí mismo. El otro es algo secundario, algo que no tiene ninguna importancia, la exclusión lo mantiene alejado. Que cerca estamos del abismo de los desastres que se sucedieron en la historia cuando el otro no es lo prioritario, no es lo principal; cuando el otro, el distinto a mí, no es el valor más fundamental, el valor más elevado que podemos tener.

El otro puede y es excluido por multitud de razones, ya son tantas y las hemos nombrado a lo largo de estos capítulos y todas las razones son injustas y los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA