Los espacios de desencuentro más habituales

Autor:Francesc Guillén Lasierra
Páginas:39-69
 
EXTRACTO GRATUITO
39
Un primer elemento sobre el que reexionar es, sin duda,
el motivo que provoca la interacción entre los ciudadanos y la
policía para determinar si existen fundamentos que puedan
favorecer o no una escalada de la violencia. Es importante
identicar aquellos encuentros entre la policía y miembros
del público que, por sus características especícas, presentan
más factores de riesgo de provocar tensiones y derivar en un
uso de la fuerza por alguna de las partes o por ambas. Esto
quiere decir que centraremos los supuestos en aquellos que,
de entrada, ya presentan indicios de conictividad. Quedan,
pues, descartados todos aquellos contactos que en la inmen-
sa mayoría de los casos se desarrollan pacícamente, como,
por ejemplo, los debidos a solicitudes de información o de
auxilio por parte de los ciudadanos, o la simple comunicación
de incidentes a la policía, que, de no venir acompañadas de
circunstancias muy especícas y extraordinarias, difícilmente
van a derivar en un desencuentro entre ambas partes.
La selección de contextos conictivos es ciertamente
irregular, ya que no va a denir ámbitos materiales exclu-
Los espacios de desencuentro
más habituales
2
DESENCUENTROS ENTRE LA POLICÍA Y EL PÚBLICO FACTORES DE RIESGO Y ESTRATEGIAS DE GESTIÓN40
FRANCESC GUILLÉN LASIERRA
yentes, sino que algunos pueden yuxtaponerse o sucederse.
Es difícil identicar ámbitos materialmente diferenciados
de manera clara. Aparentemente las identicaciones, el or-
den público, el tráco y las detenciones lo son, pero en la
práctica no es así, ya que, por ejemplo, una intervención en
materia de policía de tráco puede comportar la identica-
ción de un conductor o una intervención en orden público
puede implicar la detención de algunos de los participantes
si llevan a cabo acciones constitutivas de delito. Además, a
su lado el ámbito del consumo de alcohol y drogas y los
encuentros con personas mentalmente alteradas pueden te-
ner trascendencia por sí mismas (en el primer caso en los
espacios de ocio y en el segundo el requerimiento expreso
a la policía para que reconduzca la conducta de un enfer-
mo mental ante la impotencia de la familia), pero pueden
aparecer también en los tres primeros ámbitos materiales.
Es decir, la policía a la hora de identicar alguna a persona
en la calle puede encontrarse con que la persona en cues-
tión esté bajo los efectos de bebidas alcohólicas o de dro-
gas. De la misma manera, en un control de tráco, puede
detectar alguien con las facultades mentales deterioradas.
Pero, como acabamos de ver, incluso los ámbitos materiales
pueden relacionarse, ya que una parada en la calle para pro-
ceder a la identicación de una persona puede derivar en
una detención sin solución de continuidad con lo que será
difícil diferenciar una de otra. La razón de haber manteni-
do el consumo de alcohol y drogas, las alteraciones men-
tales y las detenciones como ámbitos propios y diferentes
de las identicaciones, el tráco y el orden público se debe
al hecho que, aunque tienen ámbitos de conexión con los

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA