Escudero, José Antonio (ed.). 2008. El Rey. Historia de la Monarquía. 3 vols. Barcelona: Editorial Planeta. Vol. I: 450 pp. Vol. II: 486 pp. Vol. III: 539 pp.

Autor:Margarita Serna Vallejo
Páginas:844-854
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 844

I. La publicación coordinada por el profesor José antonio escudero, ganadora del premio nacional de historia en el año 2009, ofrece al lector una síntesis de la historia de la Monarquía en los casi mil seiscientos años transcurridos desde la llegada de ataulfo, el primer monarca visigodo, a la provincia romana de la tarraconense y hasta la actualidad. Nos encontramos ante una obra que cabría considerar divulgativa, pero con un nivel de calidad muy elevado. Varios datos avalan tal consideración. En primer lugar, que la publicación ha sido redactada por profesores universitarios e investigadores vinculados a diferentes universidades españolas, a la real academia de la historia y a la real academia Matritense de heráldica y Genealogía. En segundo término, que su preparación se ha efectuado con el rigor propio de la investigación científica. Y, por último, que los autores se han preocupado de que la redacción de los textos resultara ágil y sencilla porque la obra debía tener como destinatario un público amplio, en absoluto circunscrito al ámbito universitario. Por esta misma razón, pensamos que las notas de pie de página de los distintos trabajos se han colocado al final de cada volumen indicándose, en todo caso, el capítulo y el trabajo al que pertenece cada una de ellas. La especialización de los miembros del equipo dirigido por José antonio escudero, catedrático de historia del derecho y de las instituciones y académico de las reales academias de la historia y de Jurisprudencia y legislación, ha permitido la publicación de una historia de la institución monárquica actualizada e interdisciplinar que comprende el pasado y el presente, pero que al mismo tiempo mira hacia el futuro. La mayor parte de los autores están vinculados profesionalmente con la historia del derecho pero junto a ellos figuran varios expertos en otras ramas del conocimiento. Es el caso, por ejemplo, de la historia moderna, el derecho constitucional, el derecho eclesiástico y el derecho internacional.

II. La obra se estructura en diecisiete capítulos en cuyo desarrollo se formula un análisis institucional de la figura del monarca, es decir, de la Monarquía en españa. Esto significa, como el propio coordinador advierte en el prólogo, que la publicación está muy alejada de ser una historia de los reinados de los sucesivos monarcas. Se trata de un estudio horizontal, temático, no cronológico.

La Monarquía se analiza desde múltiples perspectivas, de ahí que el elenco de materias abordadas sea amplio. Entre otras cuestiones se trata sobre el acceso al trono; las figuras del príncipe, del rey y de la reina; el rey y el gobierno central y territorial de

Page 845

la Monarquía en el antiguo régimen pero también una vez que se implanta el estado liberal hasta alcanzar el momento presente; los asuntos de gracia y merced; la vinculación de la realeza con el ejército; la corte y la casa del rey; la situación de la Monarquía en el derecho constitucional; las relaciones entre el rey y las cortes; la vinculación del rey con la religión y, por tanto, con la iglesia; el rey en el contexto de las relaciones internacionales; los lazos que unen al monarca con los súbditos en el antiguo régimen y con los ciudadanos a partir de la configuración del estado liberal; el rey y el mundo cultural; y, por último, la pérdida de la corona y de la muerte y sucesión del monarca. La publicación se inicia con un capítulo cuyo título, «antecedentes medievales», no podemos sino considerar desacertado. De un lado, porque no hace justicia al contenido de los dos trabajos que lo componen, firmados por los profesores Javier alvarado planas, Jose María de Francisco olmos y andres Gambra. Y, de otro, porque de la lectura de este título puede extraerse la errónea conclusión de que el resto de los capítulos analizan la institución monárquica a partir de época Moderna, cuando, en realidad, la mayor parte de ellos comienzan el examen de sus respectivos objetos de estudio desde los siglos medievales, ya sea la alta o la Baja edad Media.

Javier alvarado planas y José María de Francisco olmos, profesores de la universidad nacional de educación a distancia y de la universidad complutense de Madrid, respectivamente, se ocupan, en primer lugar, de la sucesión al trono en la Monarquía visigoda en la que el sistema hereditario fue ganando terreno frente al régimen electivo1. Y, a continuación, profundizan en el estudio del proceso que permitió la consolidación de la sucesión dinástica en los reinos hispánicos medievales. En la exposición prestan una atención particular a los problemas que se derivan del frecuente reparto que hubo de los reinos entre los descendientes de los monarcas fallecidos; a la articulación de la voluntad del rey y del reino a los efectos de determinar la sucesión al trono; al derecho de representación; a la importancia de la legitimidad dinástica y su vinculación con el poder de la iglesia; y al papel que las mujeres cumplieron en la sucesión y en el gobierno de los reinos.

La atención de andres Gambra se ciñe a la dicotomía rey/emperador en la edad Media y en la Moderna2. De ahí su interés por exponer al lector la realidad del regnumimperium leonés; del proyecto imperial de sancho el Mayor de navarra y de Fernando i; de la situación del regnum-imperium leonés coincidiendo con el reinado de alfonso Vi; del imperio de alfonso VII; de las aspiraciones de alfonso X al trono del sacro imperio romano Germánico; y, finalmente, del imperio de carlos V, el último monarca español que se tituló emperador.

Como se desprende de las indicaciones efectuadas, ambos trabajos tienen una enjundia mayor que la que cabe deducir del título del capítulo. Es por ello que entendemos que la elección de otro rótulo para esta primera parte de la obra habría sido más acertada.

III. Del estudio del rey príncipe desde cuatro perspectivas diversas se ocupan, en el capítulo segundo de la publicación, regina pérez Marcos, de la universidad nacional de educación a distancia, José María Vallejo García-hevia, de la universidad de castilla-la Mancha, Fernando de arvizu, de la universidad de león, y Jaime de salazar y acha, de la real academia Matritense de heráldica y Genealogía. El análisis de la educación del príncipe, esto es, del hijo de los reyes y heredero de la corona, en el marco de castilla en la Baja edad Media y en época Moderna corres-

Page 846

ponde a regina pérez Marcos3. En este largo período, la inquietud de la corona, de la nobleza e incluso de la sociedad por la educación del futuro monarca atravesó por distintas fases. De modo que si en los inicios de la Baja edad Media preocupaba, de manera especial, la formación espiritual y guerrera del príncipe, a partir de la consolidación del estado Moderno y la progresiva secularización de la política surgió el interés por su adiestramiento en las tareas de gobierno y en los aspectos específicos de la vida corte- sana, pero también por su instrucción en el ámbito de las letras y de las artes. Las sucesivas etapas del proceso formativo del príncipe, los planteamientos doctrinales expuestos por los autores de la época sobre su instrucción y la institucionalización de la educación del futuro monarca son algunos de los puntos desarrollados por la profesora pérez Marcos.

A continuación, José María Vallejo García-hevia se ocupa del título dinástico y territorial del principado de asturias4. En su exposición, tras plantear las causas históricas y políticas que justificaron la creación del título coincidiendo con el reinado de Juan i de castilla, de modo análogo a lo que sucedió con otros títulos de rasgos similares en diferentes territorios europeos, el profesor de la universidad castellano-manchega se detiene en el devenir jurídico que permitió la institucionalización efectiva del título como dominio jurisdiccional sobre asturias y, más tarde, ya en época Moderna, su agregación a los títulos universales del heredero de la Monarquía. Un cambio que comportó la pérdida del carácter señorial del título, una vez que se procedió a la incorporación de la mayor parte del territorio del señorío al realengo, y también su consolidación como título dinástico. A partir de ahí, el autor aborda el proceso que llevó, en el siglo XVIII, a la identificación de los títulos de principado de asturias y de españa y, en el XIX, al reconocimiento constitucional de la equiparación del título con el de heredero de la corona de españa. El trabajo finaliza con el repaso del tratamiento que se ha dado al principado de asturias en nuestra historia más reciente como título vinculado al sucesor de la corona.

El profesor Fernando de arvizu asume el reto de presentar los aspectos fundamentales del ejercicio del poder político del rey menor de edad en la historia de la Monarquía, proporcionando una atención preferente a la realidad del mundo castellano5. Al mismo tiempo, el autor se refiere a la guarda y crianza de los monarcas menores de edad. Y ello porque en la tradición jurídica, formada a partir de la Baja edad Media, fue frecuente la atribución de ambas funciones, el ejercicio del poder y la custodia del menor, a unas mismas personas. Éstas eran los tutores que podían ser nombrados por el antecesor en el trono por vía testamentaria o por las cortes. La segunda parte del trabajo, centrada en la edad Moderna y en el tránsito al estado liberal, gira en torno a la exposición de los casos concretos planteados como consecuencia de los problemas mentales de la reina Juana, la minoría y debilidad de carlos II y el acceso al trono de isabel II con apenas catorce años. La continuidad en los siglos modernos de la tradición bajomedieval no fue un obstáculo para la incorporación de algunos cambios en el sistema. Entre otros, el recurso a la idea de «gobernación real», introducida por isabel la católica; la participación del valido, junto a la reina Mariana de neoburgo, en las tareas de tutoría y gobierno durante la minoría de edad de carlos II; y la incorporación de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA