Entrevista completa

Autor:Joan Ferrés i Prats
Cargo:Profesor de los Estudios de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra
 
EXTRACTO GRATUITO

Especialista en Comunicación Audiovisual y Educación, Joan Ferrés i Prats es actualmente profesor de los Estudios de Comunicación Audiovisual de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. TELEVISIÓN SUBLIMINAR o EDUCAR EN LA CULTURA DEL ESPECTÁCULO, son dos títulos que dan nombre a parte de la obra de nuestro experto invitado en esta ocasión para la entrevista de RED DIGITAL

Como maestro, como profesor y como especialista en comunicación audiovisual, ¿Qué aporta actualmente la televisión educativa en comparación con la televisión convencional?

En teoría la TV educativa se centra en contenidos curriculares o similares y, por tanto, llena un vacío que la otra televisión, evidentemente, no llena o que no puede cubrirse con la enseñanza presencial.

¿Qué formatos y qué contenidos serían los más idóneos para que la transmisión de conocimientos fuera lo más eficaz posible?

Yo creo que la televisión educativa debería fijarse más –y es sólo una opinión evidentemente-, en la televisión convencional, es decir, a veces la televisión convencional educa o deseduca más que la educativa por el hecho de que tiene una mayor incidencia y una mayor capacidad de seducción, y a partir de ahí, de penetración. Y la televisión educativa es la que pretende educar, y si no lo hace es porque no tiene la suficiente capacidad de seducción. Entonces, yo creo que sería bueno que la televisión educativa se fijara más en la convencional y que recurriera más a parámetros, a formas de expresión, a estilos, a géneros, a formatos, que se han mostrado eficaces en la televisión convencional y que deberían y podrían ser recuperados por la televisión educativa.

Hay una crítica social sobre las horas que pasamos viendo la televisión, ¿cree usted que es verdad que tanto los niños como las personas adultas pasamos demasiado tiempo frente a la televisión?

El concepto demasiado es relativo y se me hace difícil entrar en ese tipo de valoración. Si diría que cuando se citan estadísticas sobre las horas de consumo televisivo se habla siempre evidentemente de promedios, y esos promedios se hinchan mucho por el hecho de que hay mucha gente mayor, mucha gente enferma, etcétera, que durante todo el día tienen el televisor abierto y éstos incrementan mucho las medias. En realidad los niños y los adolescentes están frente al televisor menos tiempo que la media. Esto por una parte. Y por otra, importan, o yo creo que hay también que tener en cuenta otros factores como que en la vida urbana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA