Pérez Pérez, Emilio: Manual de Derecho de la Propiedad Horizontal y de su inscripción registral. Universidad Católica San Antonio de Murcia. Murcia, 2000. Un tomo de 215 págs.

Autor:Francisco Corral Dueñas
Páginas:3053-3055
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 3053

    PÉREZ PÉREZ, EMILIO: Manual de Derecho de la Propiedad Horizontal y de su inscripción registral. Universidad Católica San Antonio de Murcia. Murcia, 2000. Un tomo de 215 págs.

Junto a las situaciones colectivas de comunidad de bienes, que es una unidad objetiva, y de la sociedad que es unidad subjetiva, existen otros tipos de situaciones colectivas en las que a la vez se mantiene la mayor independencia posible de cada titular individual sobre bienes privativos concretos y se hace necesario compartir otros bienes para su utilización adecuada. Hay, pues, tres componentes: 1.° La cotitularidad sobre los elementos comunes que serán, en principio, indivisibles por razón de permanencia en el conjunto. 2.° Las titularidades separadas sobre los elementos privativos, y 3.° La conexión real de los elementos comunes y los privativos, por razón de la naturaleza o destino de unos y otros, lo que determina su inseparabilidad.

Con estas ideas básicas empieza su libro Emilio Pérez Pérez, autor prolífico que ya ha aparecido varias veces en nuestras páginas en las que ha colaborado con frecuencia. Aparte su demostrado conocimiento sobre el Derecho de Aguas, también ha escrito sobre estos temas de la comunidad de bienes; en 1986 ya dimos noticia de su Tesis Doctoral sobre «El consorcio real en el Derecho positivo español», y pocos años después obtuvo un premio «Jerónimo González» en convocatoria del Colegio de Registradores por Su trabajo sobre «Propiedad, comunidad y finca registral». Tiene, pues, prestigio conseguido que nos complace en resaltar.

En esta ocasión su trabajo se centra en la propiedad horizontal en sus diversos aspectos, terminando con su configuración registral que, por supuesto, es la de mayor importancia en cuanto da seguridad jurídica frente a todos en sus relaciones.

Empieza su capítulo primero dando la noción bien asequible a todos de que la propiedad horizontal es la de los pisos de un edificio superpuestos en sentido vertical, de modo que cada uno de ellos tiene en común el suelo con el inferior y el techo con el superior. Noción bien sencilla, que luego desenvolverá en cuanto a su entramado jurídico, lo que hace, después de reflejar los antecedentes, analizando las diversas posturas sobre su naturaleza jurídica. Fiel a su ya citada construcción de la figura del consorcio real, Emilio Pérez acude a ella en cuanto que viene caracterizada por dos datos fundamentales: que el interés realizado por el consorcio es...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA