Documento nº 2: 'Regimen y Gobierno que tienen las mujeres de la Galera de esta Corte de Madrid'

Autor:Margarita Torremocha Hernández
Páginas:285-286
 
EXTRACTO GRATUITO
285
Apéndice documental
Documento nº 2: “Regimen y Gobierno que tienen las mujeres de la
Galera de esta Corte de Madrid”.
Primeramente en tiempo de verano, se lebantan a las cinco de la mañana,
y en el ymbierno a las seis, se laban y peinan y hacen las haciendas de la casa
para oir misa, en el verano a las siete y en el ymbierno a las seis, y pasa de
los hospitales un capellán a decirla y antes de oir misa rezan la estación en
comunidad y después se tiene un gran cuidado de que oigan misa con una
gran devoción todas y luego pasan al Refectorio a donde se las reparte el
Almuerzo, y después de acavado se suben a la Pieza de las lavores, rezando el
Padrenuestro y Ave María y se reparten las que hilan a la Pieza destinada para
este  n y las otras a hacer calcetas y medias mientras hacen dichas lavores
están repasando la doctrina christiana, y en cada sala hay una celadora de las
mismas mugeres de la que se tiene mas con anza y por el Alcaide y Portero
se tiene cuidado de dar bueltas para que se cumplan con su obligación y a las
doce se toca la campana y vajan rezando y se sientan en el refectorio a comer
a donde lee una mientras dura la comida y después se suben del mismo modo
a sus dormitorios, que son con sus separaciones, con su puerta cada una,
a donde quedan encerradas hasta las dos en el ymbierno, y a las tres en el
verano y salen a travaxar y en el verano se acava a las siete y en el ymbierno
al anochecer y después de recogidas las lavores vaxan al refectorio a zenar,
leyendo mientras y después pasan al oratorio a rezar el rosario y luego en
el verano salen al patio hasta las 10 y en el ymbierno se suben a sus piezas y
allí algunas se ponen a hacer lavores para ellas hasta las nueve que sube el
Alcaide con su portero y las celadoras cada una de su sala ban enzerrando
a las mujeres en sus dormitorios quitando las llaves y se las vaxa el alcaide. Y
los savados se eligen o cios para toda la semana, unas para berter y fregar
y otras para repartir la olla y el pan, otras para servir a la mesa, otras para
encender las luces, otras para rezar y para sacristana siempre se tiene una
misma que es su o cio tener mui limpio el oratorio, prevenido el recado
para quando se vaia a decir misa, leer en el refrectorio y guiar el Rosario y las
celadoras que se tuviesen por convenientes, que ha de ser con aprobación
del Hermano maior.
Se tiene un Alcaide que siempre se procura sea casado, de buena vida y
costumbres, el que lleva cuenta y razón de todas las lavores y procurando el
dar sus bueltas, así por el día como por la noche, y al mismo tiempo hay un

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA