Crowdsourcing y plataformas colaborativas en las administraciones públicas. ¿Hacia un WikiGovernment?

Autor:J. Ignacio Criado/Julián Villodre
Páginas:95-119
RESUMEN

Este capítulo reflexiona sobre el potencial de las herramientas wiki para la construcción de una administración colaborativa. Como han señalado Chun et al. (2010) y Mergel (2011), las wikis, herramientas de software cuyo contenido puede ser creado, editado y discutido de forma colaborativa, han madurado lo suficiente como para disponer de una capacidad real de remplazo en los actuales sistemas de ... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 96

1. Introducción

La última década ha dejado un panorama prometedor para el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las administraciones públicas. El avance ha sido especialmente llamativo en el caso de Internet, que ha continuado incrementando sus posibilidades de comunicación, transmisión de información y generación de conocimiento (Martínez, LaraNavarra y Beltrán, 2006), impactando en la sociedad y en las propias organizaciones a través del impulso a una cultura social y organizacional concreta, y de la aparición y consolidación de tecnologías y subproductos de la web 2.0. Algunas de esas herramientas tecnológicas de carácter social cuentan con un potencial disruptivo, incluidos los conectores de redes sociales digitales, microblogging, blogs y wikis, entre otros, que han apostado por nuevos conceptos y han demostrado su potencial para facilitar a personas y organizaciones la búsqueda de información, recursos de conocimiento, y la generación de enlaces y sinergias colaborativas entre ellos (Castells, 2012; Criado y Rojas, 2013). Lo anterior es un paso más en un nuevo paradigma tecnológico, donde las condiciones de generación, almacenamiento, transferencia y procesamiento de

Page 97

la información han sido modificadas, e influyen en la aparición de una nueva dimensión cultural, social, política y administrativa (Castells, 1997, 2003, 2012).

El desarrollo de este nuevo paradigma, no solo ha llevado aparejado cambios en las formas de hacer, sino también en la concepción y la reinvención de los propios conceptos, y el redescubrimiento de otros, como el propio gobierno abierto (Criado, 2013; Lathrop y Ruma, 2010; Lee y Kwak, 2012; Meijer et al., 2012). Como argumenta Guy (2006), es la actitud propiciada por la filosofía 2.0 (entendida desde los procesos de gestión y procesamiento de información a través de redes web enfocadas en la interoperabilidad, la interactividad y la colaboración y compartición) la que ha convertido conceptos como la escalabilidad, reusabilidad de los datos, e inteligencia colectiva en mainstream. Estos conceptos beben de las propias nociones de creatividad e innovación que, en la sociedad actual, desbancan a procesos productivos propios de las sociedades industriales y comienzan a dar importancia al capital intelectual y al propio conocimiento en las organizaciones (Sabater y Meroño, 2002). El conocimiento se convierte en un recurso incomparable, de valor superior a cualquier elemento tangible, como vertebrador de los nuevos productos, genera nuevas necesidades de gestión de esta transferencia de información, y propicia una nueva preocupación en personas y organizaciones por gestionar su información y conocimiento (Arostegui, 2005).

Sin embargo, no han sido solo conceptos lo que este nuevo paradigma tecnológico ha traído. Junto con ellos, se han comenzado a popularizar procesos asociados a herramientas procedentes de estos subproductos 2.0, que han demostrado en los últimos años tener un impacto, tanto desde el punto de vista teórico como práctico, en las administraciones públicas. Así, el concepto Wiki-Government, popularizado por Noveck (2009), ha despertado un interés creciente, y se ha desarrollado de forma incipiente a través de un doble proceso: por un lado, por la aparición de nuevas formas de gestión del conocimiento en las organizaciones públicas, y por otro, en las oportunidades de involucrar a la inteligencia y la sabiduría colectiva en los procesos de creación de información pública (Nam, 2010), y en el problem-solving y la implicación de la ciudadanía en las políticas públicas y la gobernanza (Brabham, 2013), a través del crowd-sourcing. Ambas vertientes han venido apoyadas en el desarrollo de herramientas colaborativas, subproductos de las nuevas tecnologías sociales y del desarrollo 2.0, que de manera aún prematura algunas administraciones, en el marco de la innovación pública, han comenzado a poner en marcha; destacan entre ellas sitios web focalizados en la interactividad del contenido, las redes sociales digitales, y las wikis (Brabham, 2013). Así, este capítulo se propone acercarse a estos procesos (crowdsourcing y gestión del conocimiento), y a una de las herramientas desarrolladas por estos (las wikis), y profundizar en los retos y oportunidades, implicaciones teóricas y prácticas, derivadas de su implementación en el marco de la innovación pública.

Page 98

En este capítulo, se parte de la inquietud conceptual asociada al propio concepto de WikiGovernment. En relación con ello, nos preguntamos, por un lado, sobre la capacidad del formato wiki para remplazar los sistemas de gestión de conocimiento de las administraciones públicas, y, por otro, por su relación con los procesos de crowdsourcing e inteligencia colectiva, en el marco de una administración pública preocupada por la innovación. Nuestra atención se centrará en la comprensión de ese modelo de administración relacional y colaborativa, el papel del formato wiki y de los procesos de crowdsourcing en relación con esas innovaciones colaborativas, así como los retos y oportunidades presentes. Nos basaremos para ello en una metodología cualitativa, a través de la propia discusión teórica, y del estudio de cuatro casos diferenciales comparados, que nos permitirán comprobar las posibilidades de implementación de este formato, y las reacciones de la propia administración y comunidad pública ante ellos. A partir de su análisis, se ayudará en la generación de teoría mediante una clasificación de ese formato de colaboración de acuerdo con las aplicaciones existentes en el sector público.

Para ello, nos centraremos, en primer lugar, en la discusión teórica sobre la concepción de la administración colaborativa y su relación con la gestión del conocimiento, la innovación pública y el marco evolutivo de las administraciones públicas que se puede derivar de lo anterior. En segundo lugar, analizaremos el concepto de WikiGovernment, poniéndolo en relación con los procesos de crowdsourcing y el formato wiki, bajo el marco de la innovación. Estas aproximaciones se reforzarán, en tercer lugar, con el repaso de cuatro casos exitosos en la implementación de plataformas colaborativas wiki, y se revisarán desde la gestión del conocimiento y la inteligencia colectiva. Finalmente, se ofrecen unas breves conclusiones como broche al capítulo.

2. Gestión del conocimiento, administración pública colaborativa e innovación abierta

Dentro del actual contexto innovador se ha avanzado en la incorporación de una serie de subproductos, que, por un lado, ayudan en la gestión del conocimiento, y que, por otro lado, lo aplican ante la necesidad en el sector público de desarrollar estrategias que afiancen la transparencia en las administraciones públicas. Las nuevas tecnologías de carácter social generan necesidades en la ciudadanía y las organizaciones hacia nuevas vías de participación democrática, de eficacia y eficiencia en la gestión de lo público, de formación, horizontalidad en la adquisición y trabajo con los recursos de los funcionarios públicos y de aprovechamiento de la inteligencia colectiva (Nam, 2010). Estas exigencias encuentran su mayor aliado en los nuevos subproductos 2.0, que comparten una filosofía (muchas veces abierta y universal, similar a los valores promulgados desde el sector público), pero también, de eficiencia, de eficacia, y de conceptos más recientes, como colaboración, horizontalidad del poder, comunidad

Page 99

y crowdsourcing, asociados al surgimiento de redes sociales digitales, bitácoras y comunidades virtuales, y que, como comenta Mergel (2011), calan rápido en el discurso de los gestores más comprometidos con la innovación, e incluso, en altos representantes políticos:

El gobierno debería ser colaborativo. La colaboración anima a los americanos a ver su relación con el gobierno de otra forma. Los departamentos gubernamentales deberían desarrollar métodos y herramientas innovadoras, métodos y sistemas para cooperar entre ellos, con otras organizaciones, con el sector privado y con la propia ciudadanía

(Obama, 2009: 1).

2.1. Un marco evolutivo hacia una administración pública colaborativa e innovadora

Diversos académicos han elaborado trabajos valorando la aplicación de formatos de gestión de conocimiento en el sector. En este sentido, han vaticinado un gobierno colaborativo, un WikiGovernment (Noveck, 2009; Nam, 2010; Brabham, 2013) o un we-Government (Linders, 2012), donde además, se avanza hacia un modelo de producción peer-to-peer, basándose en una inteligencia colectiva cuya sabiduría en la solución de problemas y mejoras de servicios no se base en una única voz experta, sino en el sentir de una colectividad, de un gran cuerpo de ciudadanos amateurs, donde todos saben algo. En ese sentido, el consumidor del servicio se convierte en productor activo del mismo, y gene-ra una retroalimentación beneficiosa para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA