Construcción del «Mamotreto», en la playa de Las Teresitas. Santa Cruz de Tenerife

Autor:Antonio Ramos Medrano, Jose - Ramos Díez, Francisco Javier
Cargo del Autor:Licenciado en Ciencias Ambientales
Páginas:92-94
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 92

ASUNTO: Construcción del «Mamotreto» en la playa de Las Teresitas. Santa Cruz de Tenerife

SENTENCIAS: STS de 3 de mayo de 2007 y 23 de febrero de 2010

RECURRENTE: Asociación Coordinadora Ecologista Popular «El Rincón»

El inicio de esta actuación se remonta a la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de junio 1998 que declara la vigencia de la revisión del Plan Parcial Las Teresitas del año 1988 lo que posibilita la construcción frente a la playa de Las Teresitas por parte de la Junta de Compensación de este plan parcial. Ante ello, el Ayuntamiento de Tenerife considera que es más correcto evitar que se construya este frente marítimo con bloques en altura y convoca un concurso de idas para la ordenación de la playa y los terrenos anexos a la vez que comienza las negociaciones con la Junta de Compensación para una posible permuta o compra de estos terrenos. El concurso de ideas lo gana el prestigioso arquitecto francés, Dominique Perrault pero el proyecto tiene dos importantes problemas, no se ajusta a las previsiones del planeamiento vigente y ocupa terrenos de dominio público y servidumbre de protección, con lo que empiezan ya a surgir los primeros problemas.

Las negociaciones con la Junta de Compensación se inician con la posibilidad de reasignar en otros emplazamientos los aprovechamientos urbanísticos que establece el plan parcial, que no tendría consecuencias económicas directas para el Ayuntamiento, pero posteriormente se olvida esta idea y se va directamente a la compra de las 11 parcelas del plan parcial, y es aquí donde surgen todos los problemas, ya que la venta se lleva a cabo por un importe de 55,4 millones de euros que paga el Ayuntamiento por estas parcelas, compraventa que es impugnada por una asociación ecologista.

Esta actuación urbanística pretendía convertir esta playa de Tenerife en un punto de especial relevancia, de modo similar a las grandes actuaciones que han llevado a cabo en los últimos años muchos municipios, y por ello se comprende el interés inicial del Ayuntamiento en este desarrollo, pero se empiezan a manejar unas cifras muy elevadas de dinero, ya que el coste de las parcelas que adquirió el Ayuntamiento era muy elevado si consideramos que se podría haber optado por la reasignación de aprovechamientos urbanísticos. Además, la STS dictada con motivo del recurso de la asociación ecologista destaca una serie de irregularidades en la valoración de las 11 parcelas, lo

Page 93

que motivó que declarase...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA