El ceta al descubierto: las consecuencias del Tratado entre la UE y Canadá sobre los derechos sociales. Adoración Guamán Hernández y Jorge Conesa Lara. Bomarzo, Albacete, 2016, 140 pp.

Páginas:256-257
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 256

"Los tratados de comercio e inversión ocupan en estos momentos un espacio creciente en el debate político social", comienza afirmando el libro de Guamán y Conesa comentado. En efecto, las implicaciones de estos tratados sobre los sistemas económicos y jurídicos de los Estados firmantes, concretamente en la relación entre la Unión Europea y Estados Unidos a través del llamado TTIP, ha suscitado las mayores críticas y una importante movilización social especialmente intensa durante todo el año 2016. No es preciso explicar la importancia que el espacio global de mercado adopta en este comienzo de siglo, pero si conviene insistir en que existen importantes presiones para que éste desarticule enclaves de regulación estatales y colectivos que aseguran una cierta tutela de los derechos laborales, sociales y ambientales. Tanto desde el comercio, incluyendo en este tipo de transacciones servicios públicos o/y desmercantilizados en una amplia medida, como la educación y la sanidad, como desde las inversiones, exigiendo una seguridad plena de los beneficios planeados blindados con cláusulas penales de sustanciosas indemnizaciones satisfechas por el Estado que haya alterado la legislación de partida en la que "confiaba" el inversor transnacional, el diseño está concebido para que las Empresas Transnacionales impongan su

Page 257

plan de acción con independencia de cualquier "obstáculo" legal, constitucional o internacional. No es preciso resaltar que lo que se busca es la desregulación del espacio social europeo, considerando gran parte de las normas de tutela de los derechos de los trabajadores como un obstáculo al comercio y a la inversión, y la intervención de las autoridades públicas en el control de éstas como impedimentos burocráticos que deben ser removidos.

El devenir jurídico del TTIP es diferente del CETA, el acuerdo con Canadá. Este tratado contiene en sí los elementos negativos que se imputan al TTIP con los Estados Unidos, pero ha sido impulsado y promovido antes que se abriera al conocimiento público este tipo de iniciativas. El libro comentado analiza de forma exhaustiva este tratado situándolo correctamente en un contexto del globalismo que pretende extender un modelo general de desregulación y privatización. De forma detallada, se examina primero la estructura y los contenidos del CETA para en una segunda parte, desgravar las consecuencias del Tratado tanto sobre los servicios públicos, las pequeñas y medianas empresas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA