Cadenas de papel'. Un estudio del 'Análisis de la Constitución española' (1823) de Karl-Ludwig von Haller

Autor:Josep Escrig Rosa
Cargo:Universitat de València
Páginas:127-164
RESUMEN

Este trabajo pretende reconstruir la impugnación que el polemista suizo Karl-Ludwig von Haller realizó a la Carta Magna gaditana de 1812 en su libro Análisis de la Constitución Española (1823). Además, se estudia la segunda parte del escrito dónde desenmascaró los planes de la conspiración universal jacobina y los medios para efectuar una verdadera "restauración". Todo ello cotejando las dos... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
!
“CADENAS DE PAPEL”
UN ESTUDIO DEL ANÁLISIS DE LA CONSTITUCIÓN
ESPAÑOLA (1823) DE KARL-LUDWIG VON HALLER
“CADENAS DE PAPEL”
A STUDY OF ANÁLISIS DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
(1823) OF KARL-LUDWIG VON HALLER
Josep Escrig Rosa
Universitat de València
SUMARIO: I. INTRODUCCIÓN II. HALLER: UN CATÓLICO AL SERVICIO DE LA
CONTRARREVOLUCIÓN III. EL CONTEXTO DE LA TRADUCCIÓN AL
CASTELLANOIV. EL ANÁLISIS DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA4.1 A
propósito del “espíritu” revolucionario de la Constitución gaditana 4.2 “En un
rincón de la Europa” – 4.2.1 España y la conspiración universal jacobina 4.2.2
Los medios para la “restauración” – V. CONCLUSIONES
Resumen: Este trabajo pretende reconstruir la impugnación que el polemista
suizo Karl-Ludwig von Haller realizó a la Carta Magna gaditana de 1812 en su
libro Análisis de la Constitución Española (1823). Además, se estudia la segunda
parte del escrito dónde desenmascaró los planes de la conspiración universal
jacobina y los medios para efectuar una verdadera “restauración”. Todo ello
cotejando las dos traducciones al castellano de 1823 que demuestran la
pluralidad del temprano antiliberalismo.
Abstract: This paper try to reconstruct the challenge made by the Swiss debater
Karl-Ludwig von Haller to the gaditanian Constitution of 1812 in its book Análisis
de la Constitución Española (1823). In addition, it is studied the second part of the
writing where he exposed the Jacobian universal conspiracy plans and the means
to carry out a real “restoration”. All comparing two translations into Spanish of
1823 that demonstrate the plurality of the early anti-liberalism.
Palabras clave: Constitución de 1812, liberalismo, antiliberalismo, Haller,
Restauración española
Key Words: Constitution of 1812, liberalism, anti-liberalism, Haller, Spanish
Restoration
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Este trabajo forma parte del proyecto de investigación “Liberalismo y Antiliberalismo en
España e Hispanoamérica, 1780-1840: Discursos, Actores y Prácticas”, HAR2013-42563-P,
financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y está inscrito en el Programa de
Formación del Profesorado Universitario, FPU014/01869. Agradezco los comentarios que
oportunamente formuló Encarna García Monerris.
Revista de Historia Constitucional
ISSN 1576-4729, n.17, 2016. http://www.historiaconstitucional.com, págs. 127-164
!
I. INTRODUCCIÓN
“CONSTITUCIÓN. Siempre es la obra mas divina que han visto los humanos y en
cuya formación ha consumido su calor vital la moderna democracia. Sin
embargo, a una constitución democrática siempre la sigue la misma
desventura que al puerco, que en un año nace, engorda y es llevado al
matadero (Lorenzo Thjulen, Nuevo vocabulario filosófico-democrático.
Indispensable para todos los que deseen entender la nueva lengua
revolucionaria, reimpreso por Miguel González, México, 1834, p. 32).
Con una vida a caballo entre la revolución americana y la francesa, el
intelectual Thomas Paine (1737-1809) recogía en 1791, en un conocido pasaje de
su The Rights of Man, la supremacía que habían alcanzado las Cartas Magnas en
el ordenamiento de los nuevos Estados-nación surgidos del proceso
revolucionario: “Una Constitución es una cosa antecedente a un gobierno, y un
gobierno es sólo la creación de una Constitución”1. Según Paine, las nuevas
constituciones definían la autoridad que el pueblo entregaba al gobierno en una
codificación clara, ordenada y sistematizada que limitaba la actuación de este
ante posibles desviaciones. El sistema político y sus máximos representantes
debían ser fruto de unos textos fundamentales que, anteriores a ellos, regularían
todo el sistema; es más, un Estado que no distinguiera entre dichos textos y
gobierno carecería de hecho de Constitución al no existir controles ni límites que
pesasen sobre la jefatura2. Como puso de relieve el profesor Maurizio Fioravanti,
las revoluciones de finales del siglo XVIII, a uno y otro lado del Atlántico,
representaron un momento trascendental en la historia del constitucionalismo
cuando, a raíz de la irrupción del concepto de “soberanía” y, especialmente, de la
teoría del “poder constituyente”, se quebró la antigua Constitución libertaria,
basada en el juego de equilibrios y acuerdos3. Sin embargo, la difusión del nuevo
concepto de código escrito no sólo iba a ser polémico, sino que suscitó el rechazo
de aquellos que preferían el viejo estilo.
Una de las características fundamentales de aquellos sectores que se
opusieron al nuevo panorama surgido de las revoluciones liberales fue,
precisamente, una gran capacidad para analizar el presente y diagnosticar sus
supuestos males4. En sus apreciaciones se incidía certeramente en la ruptura
que había significado para la historia la irrupción de las constituciones
modernas. En este sentido, la trascendencia que en América y Europa alcanzaría
el giro radical producido por la proclamación de la Constitución española en
Cádiz el 19 de marzo de 1812 iba a convertirla en todo un mito negativo para los
defensores del Antiguo Régimen. Más aun desde que, después del sexenio
absolutista que siguió al retorno de Fernando VII (1814-1820), fuera restablecida
durante el Trienio 1820-1823 en una Europa regida por las máximas de la
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1 Thomas Paine, Rigths of Man, Pelican Classics, London, 1977 (1ª ed. 1791), p. 93.
2 Charles H. McIlwain, Constitutionalism: Ancient and Modern, Cornell University, London,
1947, pp. 1 a 27.
3 Maurizio Fioravanti, Constitución. De la antigüedad a nuestros días, Trotta, Madrid, 2001, pp.
100 a 120.
4 Aunque trascendiendo la cronología que aquí nos interesa, puede verse con un carácter
general el conjunto de trabajos recogidos en el dossier “La inquietante lucidez del pensamiento
reaccionario”, Archipiélago. Cuadernos de crítica de la cultura, nº 56, 2003, pp. 7-104.
Josep Escrig Rosa
128
!
Restauración legitimista. En este contexto, una de las figuras del mundo de la
reacción antiliberal que mejor encarnó la crítica al sistema que estaban
consagrando las constituciones modernas, y especialmente la gaditana, fue la del
polemista suizo Karl-Ludwig von Haller (1768-1856). En la edición madrileña de
su Über die Constitution der spanischen Cortes (1820)5, traducida al español en
1823 bajo el título Análisis de la Constitución Española, se puede leer cómo
expresó de una forma contundente el rechazo a lo que significaba la codificación
constitucional: “Hasta la época de la nueva filosofía no sabíamos todavía lo que
era prestar un juramento de obediencia a un libro muerto, que cada uno puede
expresar a su gusto, y no a la autoridad viviente de donde emana; a la ley escrita,
y no al legislador” 6. Coincidiendo con otros reaccionarios, su modelo
constitucional estaba basado en el equilibrio, el respeto entre las distintos
“estados” y la flexibilidad. La exposición doctrinal de Haller, por tanto, no se
realizó en el vacío, sino que reflejaba la virulencia de la lucha política entre los
partidarios de la revolución y sus opositores que trajo aparejada la génesis del
mundo contemporáneo. Ciertamente no fue ese pensamiento antiliberal y
contrarrevolucionario el que acabó imponiéndose, y quizá por ello ha sido objeto
de un interés menor7. De ahí que el objetivo del siguiente trabajo sea releer, de
una forma contextualizada, las aportaciones realizadas en su Análisis,
entendiendo que el antiliberalismo, lejos de ser una mera “negación” de las
“concepciones políticas” de aquello que supuso el liberalismo, tal y como en su
día dijera Javier Herrero 8, fue una fuerza movilizadora capaz de luchar
efectivamente con sus escritos y prácticas por ocupar el espacio de lo público9.
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
5 Karl-Ludwig von Haller, Über die Constitution der spanichen Cortes, Berna, 1820.
6 Karl-Ludwig von Haller, Análisis de la Constitución Española: obra escrita en aleman por Mr. De Haller,
autor d e la Re stauracion de las cien cias políticas ; traducida al frances por él mismo, y á la lengua cas tellana
por un aman te de su rey. La dá á luz J. J. L., Imprenta de D. José del Collado, Madrid, 1823, p. 48. De
ahora en adelante los números entre corchetes remitirán a la página de la que procede la cita. Se aproximó
con anterioridad a dicha obra Javier López Alós, “La «Cons titución fabricad a»: Haller, la Restauración
Europea y España”, Biblioteca Virtual Saavedra Fajardo de Pensamiento Político Hispano, Murcia, 2009,
<http://www.saavedrafajardo.org/Archivos/NOTAS/RES0101.pdf>.
7 El menor interés académico hacia estas corrientes de pensamiento ha sido puesto de relieve
por diversos autores, entre ellos destacan la aportaciones de Stephen Holmes, Anatomía del
antiliberalis mo, Alianza Editorial, Madrid, 1999; y Demetrio Castro, “Razones serviles. Ideas y
argumentos del absolutismo”, en Pedro Rújula y Jordi Canal (eds.), Guerra de ideas. Política y
cultura en la España de la Guerra de la Independencia, Marcial Pons, Madrid, 2011, pp. 105-133.
He abordado junto a Encarna García Monerris el trato que ha tenido el primer pensamiento
antiliberal español por parte de los distintos historiadores, desde los planteamientos que realizara
Marcelino Menéndez Pelayo en sus libros VI y VII de la Historia de los Heterodoxos españoles
(1880-1882) hasta las aportaciones más recientes, en “Apologistas y detractores. El primer
discurso antiliberal en la historiografía”, en Encarna García Monerris, Ivana Frasquet y Carmen
García Monerris (eds.), Cuando todo era posible. Liberalismo y antiliberalismo en España e
Ibero américa, 1780-1840. Discursos, actores y prácticas, Sílex, Madrid (en prensa).
8 Javier Herrero, Los orígenes del pensamiento reaccionario español, Alianza Editorial, Madrid,
1988 (1ª ed. 1971), p. 371.
9 Los planteamientos de Herrero han sido revisados por Javier López Alós, Entre el trono y el
escaño. El pensamiento reaccionario español frente a la revolución liberal (1808-1823), Congreso de
los Diputados, Madrid, 2011. Por su parte, se ha venido incidiendo en esta perspectiva desde el
campo de las culturas políticas en los trabajos de Jean-Philippe Luis, “La construcción inacabada
de una cultura política realista”, en Miguel Ángel Cabrera y Juan Pro (coords.): Las creación de las
culturas políticas modernas, 1808-1833, Marcial Pons/Prensas de la Universidad de Zaragoza,
Zaragoza, 2014, pp. 319-346; y Pedro Rújula, “El antiliberalismo reaccionario”, en Mª Cruz Romeo
“CADENAS DE PAPEL” . UN ESTUDIO DEL ANÁLISIS DE LA CONSTITUCIÓN...
129

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA