Prólogo

Autor:Miguel Ángel Chamocho Cantudo - Isabel Ramos Vázquez
Páginas:15-18
 
EXTRACTO GRATUITO
15
Prólogo
Los hombres y las mujeres, desde tiempos remotos, han tenido que dedicar una par-
te de su tiempo diario a la actividad individual o colectiva del trabajo, bien como medio
para subsistir con lo exclusivamente necesario que da la naturaleza, o bien como activi-
dad social y económica generadora de riqueza. Entre una y otra situación equidistante en
la historia de la humanidad, los individuos, en las distintas etapas históricas, han estado
permanentemente vinculados al establecimiento de reglas y conductas para la realización
de actividades vinculadas al ámbito del trabajo. Una actividad individual de trabajo que,
como en otras manifestaciones sociales de cualquier colectividad humana, ha estado re-
gulada por un determinado marco jurídico.
Esta es la misión de la presente Introducción jurídica a la historia de las relaciones de
trabajo, cuyos autores, Miguel Ángel Chamocho Cantudo e Isabel Ramos Vázquez, ambos
profesores de Historia del Derecho y de las Instituciones, han pretendido ordenar en
diez capítulos, la regulación jurídica que las distintas sociedades históricas han plasmado
para la ordenación de las relaciones individuales de trabajo.
Esta perspectiva no es nueva, más bien al contrario. Desde que la relación indivi-
dual de trabajo se regula específicamente por un nuevo sector del ordenamiento jurídi-
co, el Derecho del Trabajo, naciente en el primer tercio del siglo XX, toda una pléyade
de intelectuales y especialistas en esta rama del derecho se preocuparon por recons-
truir estas nuevas relaciones jurídico-laborales. Una actividad de trabajo regulada por
el Derecho del Trabajo que tenía como caracteres específicos la libertad en la contra-
tación laboral, la ajenidad y la dependencia respecto de los medios de producción y el
salario o retribución como contraprestación por la realización del trabajo. Con estas
características, somos conscientes de que las relaciones jurídico-laborales, vinculadas
a un derecho específico como es el Derecho del Trabajo, tienen una vida muy corta, de
apenas un siglo, en relación con la historia de la humanidad en materia de relaciones de
trabajo. Ahora bien, preguntémonos ¿existieron relaciones individuales de trabajo, re-
guladas por un marco jurídico, con anterioridad al nacimiento de la regulación especí-
ficamente laboral? Como el lector podrá intuir la respuesta no sólo es afirmativa, sino
que la experiencia histórica nos demuestra que toda actividad de trabajo desempeñada
por los individuos reunidos en sociedades, más o menos avanzadas y evolucionadas, ha
estado regulada por un marco jurídico, ya fuera éste consuetudinario o legal, privado
o público, civil o laboral.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA