Factores que influyen en el cumplimiento de las obligaciones tributarias - Factores que inciden en el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias - Libros y Revistas - VLEX 54111054

Factores que influyen en el cumplimiento de las obligaciones tributarias

Autor:Sofía Arana Landín
Páginas:47-122
Cargo del Autor:Profesora de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad del País Vasco
RESUMEN

2. Factores que influyen en el cumplimiento de las obligaciones tributarias. 2.1. Factores de índole sociológica . 2.2. Factores de índole económica. 2.3. Factores de índole jurídica. 2.3.1. La ausencia de regulación de la profesión de asesor fiscal 2.3.2. La ausencia de regulación de una posible "policía fiscal" 2.3.3. El incumplimiento y el signifi cado de las fi guras relacionadas con las claús... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

Page 47

A pesar de que, el enfoque utilizado es fundamentalmente jurídico, sí que consideramos que es de cierta relevancia subrayar, que dicho enfoque sólo puede ser entendido si nos situamos en una perspectiva mucho más amplia conformada por las diferentes variables que intervienen en la formación del producto: el contribuyente cumplidor con sus obligaciones tributarias.

De este modo, y de acuerdo con PONT CLEMENTE46: "No pertenece al Derecho, sino a otras ramas del saber, interrogarse sobre las razones por las que los humanos reaccionan en muy distintas formas ante el fenómeno tributario, algunas de las cuales propenden a la elusión del pago de los tributos". Efectivamente, la raíz no está en la normativa, sino en otros ámbitos del saber y no sólo desde la Ley se debe enfocar la tarea de conseguir que los contribuyentes cumplan voluntariamente con sus deberes fiscales.

De este modo, los factores de tipo sociológico, psicológico, cívico-tributario o económico, sin lugar a dudas, también juegan un papel que, aunque resulte ser fundamental, demasiadas veces padece en el olvido. Y sin embargo, si verdaderamente ansiamos el cumplimiento voluntario debemos enfocar la tarea, en un primer lugar, hacia conseguir una Administración tributaria al servicio del ciudadano y para ello la Administración debe cambiar su forma de actuar, conociendo al contribuyente y dándose a conocerPage 48al mismo. Así, las medidas no normativas pueden y deben ser tenidas en cuenta en este proceso, ya que constituyen el primer paso indispensable. No se debe legislar sobre un contribuyente a quien no se le tiene en cuenta ni se conoce. Sí que parece más adecuado comenzar por conocerle, escucharle y entenderle. Así los estudios en materia de sociología tributaria deben constituir la base sobre la que posteriormente se pueda desarrollar el sistema.

2.1. Factores de índole sociológica

A pesar de que el análisis de la opinión pública puede ser estudiado desde muy diferentes perspectivas como la psicológica, la comunicacional, la publicista, la racionalista o la sociologica, en este estudio en particular nos vamos a centrar en la sociología, ya que este enfoque básicamente estudia los factores sociales que influyen en la opinión pública, y en nuestro caso se trata de identificar los factores sociales y psicológicos47 que influyen en el cumplimiento voluntario con las obligaciones tributarias.

Así vamos a destacar los factores de tipo sociológico que hacen que los obligados tributarios cumplan en un mayor o menor grado con sus obligaciones tributarias. Y es que es la sociabilidad del ser humano la que le induce a ser responsable y solidario con los demás. Resulta imprescindible partir de este punto para buscar las claves del incumplimiento tributario y poder, a partir de ahí, adoptar las medidas adecuadas para abordar con éxito la problemática que nos ocupa.

En este ámbito parece que sería necesaria una Administración más enfocada hacia el ciudadano, en cierto sentido, la consideración del contribuyente como cliente para poder servirle, ayudarle y facilitarle la tarea del cumplimiento voluntario. Esta visión del contribuyente como cliente se utiliza ya con éxito en otros países como Estados Unidos o Chile. El contribuyente debe sin duda alguna cumplir con sus obligaciones, pero ¿hasta qué punto se hacen necesarios la confrontación, la carga excesiva de deberes formales, el litigio constante y ciertas actuaciones por parte de la Administración? Entendemos que se debe incentivar el cumplimiento, pero en la forma menos gravosa posible para el ciudadano, con el debido respeto

Page 49al principio de proporcionalidad, intentando que ese debido cumplimiento sea entendido por el ciudadano y justamente valorado por la Administración y, en definitiva, por el conjunto de la sociedad.

El problema tal vez se ve complementado por la denominada "concepción utilitarista" que tienen los españoles con respecto a la fiscalidad, ya que conciben los tributos como la contraprestación necesaria para recibir los servicios y prestaciones públicas. Dicha concepción utilitarista de nuestro sistema tributario se puede situar a medio camino entre la antigua concepción del tributo como vasallaje o incluso como obligación impuesta por el vencedor y la del tributo como instrumento que persigue fines más elevados, ya que el deber de contribuir hoy en día, resulta ser una pieza fundamental sobre la que se asienta la construcción de una sociedad más justa.

Por tanto, la concepción utilitarista actual en nuestro país, se puede afirmar que a pesar de que es un paso adelante con respecto a la anterior, todavía se queda corta, ya que los tributos sirven para mucho más, por jugar un papel esencial en la redistribución de la riqueza, lo cual debería llevar a la percepción de que no sólo son útiles, sino que además aspiran a un fin superior e implican una solidaridad. El paso de esta segunda concepción a la tercera sólo se puede dar a través de una buena educación cívico-tributaria que comienza a dar sus primeros pasos.

Tal y como sintetiza FERREIRO LAPATZA48: "El punto de partida para ellas parece a nuestro juicio claro: la organización jurídica de nuestra comunidad ha de buscar un desarrollo pacífico de la vida social, de modo tal que los conflictos han de ser evitados tratando, en primer lugar y en la medida de lo posible, de preverlos e impedir su nacimiento; y tratando, en segundo lugar, de resolverlos cuando ya se han generado, planteado y producido".

En este sentido, la mejor manera de poder prevenir estos conflictos es precisamente una buena educación cívico-tributaria. Tal y como afirma DELGADO49 "El sistema educativo, a su vez, tampoco debe ignorar el hecho fiscal. El sistema educativo tiene como función formar e informar a los jóvenes." Y si la normativa fiscal va a formar parte del conjunto de

Page 50normas que han de ser cumplidas parece lógico que se intente engendrar esta semilla con una buena educación cívico-tributaria50. Estamos de acuerdo con esta profesora cuando afirma que "el cumplimiento fiscal es una cuestión de ciudadanía".

En este país no se aprecia el coste de los servicios públicos. El ciudadano español está acostumbrado a ir al médico sin tener que pagar por ello, disfrutar de unas buenas prestaciones sociales, sin preguntarse por el coste de las mismas y a percibir el resultado de toda clase de servicios sociales sin darse cuenta del coste recaudatorio que supone contar con todo ello. Probablemente ahí radica la esencia del problema, al no percibir la importancia de dichas prestaciones, tampoco se percibe la gravedad del problema del incumplimiento de las obligaciones tributarias. Esta percepción no es sino el primer paso para el entendimiento de la utilidad de los tributos, el segundo paso lo constituirá la comprensión de la función redistribudora que ejercen los mismos.

Por otra parte, el entender la sociología tributaria resulta esencial para poder elaborar una normativa que pueda ser aceptada y cumplida. No sólo es una buení sima forma de vender el producto final y conseguir un elevado grado de cumplimiento de las obligaciones tributarias, sino que además es una forma de tomar en consideración las opiniones y actitudes de la población hacia nuestro sistema tributario de manera que se pueda avanzar notablemente hacia una normativa con mayores posibilidades de ser entendida, aceptada y cumplida. De este modo, se estaría no sólo evitando en gran medida el nacimiento de conflictos, sino que además, evidentemente, si ello es así, los recursos de la Hacienda Pública pueden tener un mej or uso con lo cual la resolución de los conflictos que se hubieren generado puede resultar mucho más fácil. Por poner un ejemplo, se podría hacer un uso mucho más eficiente de nuestros inspectores de Hacienda que dejarían de dedicarse a un elevadísimo número de tareas de comprobación para pasar a centrarse exclusivamente en tareas investigadoras sobre aquellos obligados tributarios que hubieran incurrido en ocultación de datos.

Page 51

Hay que tener en cuenta, que por la naturaleza del problema, en muchas ocasiones no podemos encontrar estadísticas totalmente fiables. En algunas ocasiones, pueden existir y además servir de soporte o base para impulsar reformas, cambios e, incluso, para derogar una ley y en otros, no existirán o permanecerán en un cajón. Sin embargo, los estudios de los sociólogos ahí están para poder ser tenidos en cuenta a la hora de realizar cualquier aproximación al problema.

De este modo, muy brevemente como corresponde a un trabajo de estas características, cabe poner de relieve, por ejemplo, el hecho de que hay que tener en cuenta la forma en que se realizan dichas estadísticas, ya que psicológicamente los contribuyentes de a pie pueden estar más inclinados a responder de una manera u otra dependiendo de la forma en que se realice la pregunta. Por poner un ejemplo concreto, si a un contribuyente se le pregunta: "¿crees que pagas demasiados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS