Celebrado el XXVII Congreso de la Unión Internacional del Notariado

Autor:Enric Brancós Núñez
Cargo:Notario de Gerona
Páginas:101-102
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 101

Los pasados 10, 11 y 12 de octubre tuvo lugar en Lima el XXVII Congreso de la Unión Internacional del Notariado. En un entorno de auge económico del Perú y de gran protagonismo del Notariado peruano en los ámbitos jurídico, político y social, el Congreso sumó una participación de cerca de mil doscientos notarios de todo el mundo bajo la Presidencia de Jean Paul Decorps, Presidente de la Unión Internacional del Notariado, que cerraba con broche de oro una magnífica legislatura al frente del Notariado mundial, y de Luis Enrique Carlos Becerra Palomares, Notario de Lima y Presidente de la Junta de Decanos.

La apertura del Congreso corrió a cargo del Presidente del Congreso de la República del Perú, Freddy Otálora Peñaranda, y el acto de clausura contó con la presencia del Ministro de Justicia, Daniel Figallo, y del Presidente del Gobierno, Juan Jiménez Mayor, quien destacó el importante papel de los notarios y de su sistema de seguridad jurídica en el auge de las inversiones en el Perú.

Los debates se centraron sobre dos temas: «Reflexiones del Notariado sobre el Derecho de Familia y Sucesiones frente a las nuevas relaciones sociales» y «Seguridad jurídica del mercado inmobiliario: la necesidad de instrumentos de regulación». Los ponentes, por parte de España, fuimos Rodrigo Tena, brillante como de costumbre, para el primero de los temas, y yo mismo, para el segundo.

Bajo la coordinación de Pascal Chassaign, Notario de París, el primer tema mostró, ante todo, la riqueza que aporta la diversidad cultural en materia de organización familiar y sucesoria. Se constató que la tendencia general se orienta hacia la aceptación de nuevas formas de convivencia y de una mayor autonomía de la voluntad para regularlas, siempre dentro de unas líneas infranqueables, que son el principio de no discriminación, la igualdad de los miembros de la pareja y la protección a la descendencia. Sin perjuicio de que en algunas zonas del mundo el matrimonio mantenga una gran carga religiosa o en otras, por el contrario, que la convivencia se organice en formas mucho más abiertas, el reconocimiento de esta mayor esfera de libertad civil va avanzando y requiere de un asesoramiento jurídico riguroso y de confianza. La verdadera libertad civil solo puede darse plenamente donde se articula de forma segura y eficaz.

Por tales razones fue obligado reconocer el papel fundamental del Notario en la organización jurídica de este ámbito de libertad, que ha venido a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA