Vulneraciones de la dignidad humana al final de la vida

Autor:Roberto Germán Zurriaráin
Cargo:Universidad de La Rioja
Páginas:69-83
RESUMEN

La muerte es constitutiva a la naturaleza humana y por ello tiene que acontecer de forma natural. Pero hay dos realidades que, principalmente, la falsifican: la eutanasia y la obstinación terapéutica. Dos opciones erróneas que no aceptan la realidad humana de la muerte (la primera adelantándola y la otra retrasándola). Desde el punto de vista filosófico y ético ambas son rechazadas, porque... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
RobeRto GeRmán ZuRRiaRáin Vulneraciones de la dignidad humana al final de la Vida
Cuadernos de BioétiCa XXViii 2017/1ª
83
VULNERACIONES DE LA DIGNIDAD HUMANA AL
FINAL DE LA VIDA
VULNERATIONS OF HUMAN DIGNITY AT THE END OF LIFE
ROBERTO GERMÁN ZURRIARÁIN
Universidad de La Rioja.
Calle Magisterio 2, 1º dcha. 26004. Logroño - Teléfono: +34 630582622
e-mail: roberto.german@unirioja.es
RESUMEN:
La muerte es constitutiva a la naturaleza humana y por ello tiene que acontecer de forma natural.
Pero hay dos realidades que, principalmente, la falsifican: la eutanasia y la obstinación terapéutica. Dos
opciones erróneas que no aceptan la realidad humana de la muerte (la primera adelantándola y la otra
retrasándola). Desde el punto de vista filosófico y ético ambas son rechazadas, porque atentan contra la
dignidad humana al final de la vida. Aparte de estas, en este artículo también se rechaza las distintas de-
nominaciones que recibe la eutanasia y que van, igualmente, en contra de la naturaleza humana al final
de la vida. Por otro lado, no hay que confundir la eutanasia con la sedación. Las dos tienen como objetivo
común evitar que el enfermo sufra y padezca dolor. Para este objetivo una y otra suministran “fármacos”
al enfermo. Pero la aplicación de “fármacos” en la eutanasia implica acabar con la vida del enfermo, en
cambio, la administración de los mismos en la sedación pretende que la muerte del paciente acontezca de
forma natural. Por último, se trata brevemente lo referente a los cuidados básicos necesarios en estos mo-
mentos. La ausencia de los cuidados básicos no puede convertirse en una eutanasia encubierta. El enfermo
tiene que morir por su enfermedad, nunca por falta de cuidados. Todas las acciones humanas (la eutanasia,
la sedación, la obstinación terapéutica y los cuidados básicos) han de ser expresión y manifestación de lo
que la dignidad humana reclama. Dicha dignidad se expresa en las acciones que el ser humano realiza.
ABSTRACT:
Death is constitutive of human nature and therefore it must happen naturally. But there are mainly two
ways that falsify it: euthanasia and therapeutic obstinacy. Two wrong choices that do not accept the human
reality of death (the first, anticipates death and the second, delays it). From the philosophical and ethical
point of view, both options are rejected, because they are against human dignity at the end of life. Aside
from these, this article also rejects the different names which are given to refer to euthanasia, that also
go against human nature at the end of life. On the other hand, do not confuse euthanasia with sedation.
Both have a common goal to prevent the patient from feeling pain and suffering. To achieve this goal, both
options administer “drugs” to the patient. But in the administration of “drugs” in euthanasia involves ending
patient´s life. The administration of “drugs” in sedation aims for the patient´s death to occur naturally. Finally,
we briefly discuss the basic care necessary in these situations. The absence of basic care cannot become a
covert euthanasia. The patient must die from his/her illness, never from a lack of care. All human actions
(euthanasia, sedation, therapeutic obstinacy and basic care) should be an expression and manifestation
of what human dignity demands. Such dignity is expressed in the actions performed by human beings.
Keywords:
death, dignity,
euthanasia, sedation,
compassion.
Palabras clave:
muerte, dignidad,
eutanasia, sedación,
compasión.
Recibido: 23/07/2016
Aceptado: 31/12/2016
Cuadernos de Bioética XXVIII 2017/1ª
Copyright Cuadernos de Bioética

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA