Vitale, Alejandra, El estudio de los signos. Peirce y Saussure.

Autor:Runnquist, Elin
Cargo:Reseña de libro
 
EXTRACTO GRATUITO

VITALE, Alejandra, El estudio de los signos. Peirce y Saussure, Eudeba, Buenos Aires, 2004, 111 págs.

Como ya indica el título, este libro trata de los estudios semióticos realizados por los padres modernos de la disciplina: Peirce y Saussure. El trabajo de estos autores, aparte de poseer un indudable valor intrínseco, es el punto de partida obligado para quien se dedica al estudio de los signos, pues de alguna manera todos los estudios posteriores han recibido su influencia. Alejandra Vitale consigue un doble objetivo con su libro: por una parte, introduce al lector inexperto mediante una visión clara y sintética y, por otra, arroja luz sobre los paralelismos existentes entre los autores en cuestión, así como sobre sus relaciones con propuestas más recientes. En efecto, aunque cada autor recibe un tratamiento separado que divide el libro en dos partes, ambas responden a unas preguntas idénticas: cuál es el motivo que lleva al autor a ocuparse del estudio del signo, qué repercusiones metodológicas conlleva su enfoque, cuál es su concepción del signo y sus consecuencias y, finalmente, cuáles han sido los resultados de aplicaciones y desarrollos posteriores de sus teorías.

Vitale señala que la semiótica de Peirce se inserta dentro de una teoría del conocimiento; el signo para él es la única vía de acceso a la realidad y nuestro conocimiento de él. Con esto, toda la atención se centra en la semiosis, lo cual da lugar a una definición triádica del signo: el signo propiamente dicho (representamen), aquello que representa (objeto) y la instancia intermediaria que conecta a ambos (interpretante). A su vez, cada uno de estos elementos puede ser también un signo, con lo que la cadena de la semiosis virtualmente podría prolongarse hasta el infinito. Como el signo se ve enriquecido a lo largo del tiempo con matices nuevos, Peirce sostiene que mediante la semiosis aumenta paulatinamente el conocimiento sobre el objeto al que representa. Por otra parte, distingue entre tres categorías en el plano de las ideas, lo cual, aplicado a los componentes del signo, da lugar a una compleja clasificación de signos. Por último, cabe destacar que dentro de una de estas clases, la de los argumentos, se desarrolla una teoría sobre los procesos de inferencia de los que, según Peirce, surge todo conocimiento. El autor añade a la deducción e inducción el proceso de inferencia de la abducción; "cualquier razonamiento, perteneciente a una clase amplia, de la cual la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA